fbpx
vaquita
ANIMALES que nacen y mueren presos, hacinados y sometidos a constantes administraciones de antivirales y antibióticos.

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de agosto (Al Momento Noticias).- Para que una salchicha de cerdo o una milanesa de res llegaran a una mesa, tuvieron antes que recorrer un largo camino que dejó tras de sí maltrato animal, problemas ambientales, económicos e incluso de salud, tanto en los animales como en los consumidores, al surgir nuevas enfermedades derivadas de la producción industrial de la carne.

Esa fue la alerta que la fundación alemana Heinrich Bölllanzó ayer durante la presentación del “Atlas de la carne. Hechos y cifras sobre los animales que comemos”, en el cual se da cuenta de las consecuencias negativas que ha traído la producción desmedida de carne, que se realiza sin ningún control sanitario ni ecológico.

Silvia Ribeiro, directora para América Latina del Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración (Grupo ETC), señaló que el consumo de carne —que en México es de 60 kilos por persona al año en promedio— trae consigo muchos problemas de salud por todas las sustancias que suministran a los animales en los criaderos industriales.

“A decir de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es uno de los principales factores de creación de resistencia a antibióticos y de nuevas enfermedades, como la gripe aviar o la gripe porcina. Esto no tiene que ver con la producción de carne en abstracto, sino con la producción industrial de carne, algo que se ha intensificado en los últimos 20 años a nivel global.

“Los centros de cría animal son realmente de una crueldad extrema, porque son animales que, desde que nacen, viven presos, hacinados y sometidos a constantes administraciones de antivirales y antibióticos hasta que mueren. Ese es uno de los múltiples aspectos de este tipo de industria”, expresó Ribeiro.

Sobre las afectaciones ambientales que trae esta industria, la tercera más redituable, sólo por debajo de la farmacéutica y la petrolera, Ribeiro advirtió que son exorbitantes y de alcances catastróficos.

“Cuando digo que es uno de los principales problemas ambientales del mundo es porque la producción de carne en el mundo —la industrial y la que no lo es— ocupa el 80 por ciento de la tierra agrícola mundial, de acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

“Una tercera parte de la tierra agrícola se utiliza para plantar cereales de diferentes granos que se ocupan para forrar. Otra tercera parte se usa para pastoreos e instalaciones; y la última se usa para derivados de la carne como leche, aceites, pastas y henos que se utilizan en la alimentación animal.

vacas
EL GANADO es alimentado con transgénicos.

“Antiguamente, hace apenas 30 años, lo que se usaba como forraje eran diferentes tipos de paja y de heno, dependiendo los diferentes lugares donde había producción animal, mientras que los grandes productores de carne tradicionales, como Argentina, Uruguay, Nueva Zelanda y Australia utilizaban praderas. Lo que quiero decir es que aunque eso también es ocupación de tierra no dejaban de ser praderas, naturales o sembradas”.

La situación con al agua no es mejor. Ribeiro alertó que la agricultura en general es el rubro industrial que consume el mayor porcentaje de agua dulce del planeta: 70 por ciento. Y dentro de la agricultura, la ganadería industrial es la que consume más agua.

“Basta un ejemplo: para producir un kilo de carne vacuna, se usan 15 mil 500 litros de agua. Mientras que para producir un kilo de maíz industrialmente, se usan entre 500 y 700 litros. Además, uno de los principales factores de contaminación son los nitratos y los fosfatos, y la contaminación anaeróbica que produce el estiércol animal en las granjas industriales.

“En este momento lo que está pasando es que el aumento brutal de la industria de la carne, ha hecho que muchas praderas se convirtieran en extensísimos monocultivos de soya transgénica y de maíz transgénico para darle de comer a todos los animales que se encuentran hacinados en pequeñas instalaciones. Eso pasa con las vacas, los pollos y los cerdos”.

MERCADO VORAZ

Smithfield Meat Market, London, UK
LA PRODUCCIÓN PECUARIA es dominada en un 50% por empresas trasnacionales.

A decir de Ribeiro, la forma como la industria de la carne ha buscado conseguir más ganancias ha sido a través de dos estrategias: hacer empresas cada vez más grandes —fusiones y adquisiciones—, e intensificar la producción, ya sea acelerando el crecimiento a través de inyección de antibióticos en forma indiscriminada, aumentar la cantidad de animales por superficie y acelerar el procesamiento.

“En las últimas dos décadas México no sólo ha aumentado la producción de carne por persona, también ha cambiado la estructura de producción pecuaria, que en más del 50 por ciento es dominada por empresas transnacionales. Ha habido una concentración empresarial en el sector cárnico que ha desplazado a los productores pequeños y medianos. Hay más producción de carne, pero ha disminuido la cantidad de gente que se ocupa de esto porque cada vez son más empresas”, lamentó.

Barbara UnmüBig, presidenta de la Fundación Heinrich Böll, se pregunta en la introducción del reporte: “¿Cuánta gente entiende que la demanda europea por carne es directamente responsable de la deforestación del Amazonas? ¿Quién está consciente de las consecuencias que la producción industrial de ganado tiene en temas como la pobreza y el hambre?”.

Y previene: “Los envases y publicidad de países desarrollados muestran una imagen de animales contentos en granjas felices. Pero en realidad el sufrimiento que padecen los animales, el daño ecológico y los impactos sociales asociados se esconden debajo de la alfombra”.

Documental Granjas de Cerdos: una investigación de Igualdad Animal from IgualdadAnimal | AnimalEquality on Vimeo.

Comentarios

comentarios

Un comentario en «Conoce las consecuencias de la producción industrial de carne»
  1. Y LOS PSEUDO DIPUTADOS DEL VERDE POR RAZONES DESCONOCIDAS SE ENSAÑAN EN CONTRA DE LOS ANIMALES MEJOR TRATADOS POR OBVIAS RAZONES, LOS DE LOS CIRCOS, SON HIPOCRITAS, OPORTUNISTAS O PENDEJOS O TODO ESO JUNTO, QUE SE DEN UNA VUELTA POR LAS GRANJAS POLLERAS, DE CERDOS, DE VACAS LECHERAS, ETC. SI ES VERDAD LO QUE ARGUMENTAN TENDRÍAN QUE PROHIBIR EL CONSUMO DE CARNE, HUEVOS Y TODO PRODUCTO ANIMAL DE LOS QUE NOS ALIMENTAMOS, ¡AH! Y DE LOS VEGETALES PUES TAMBIÉN SON SERES VIVOS A QUIENES SACRIFICAMOS DESPUÉS DE CREARLOS EN LUGARES AGENOS A SU HABITAT NATURAL, PERO SE OLVIDAN DE LOS ANIMALES RACIONALES, O SEA PERSONAS, POR SI NO LO SABEN, QUE VIVEN EN CONDICIONES PEORES QUE MUCHOS DE LOS ANIMALES QUE DICEN DEFENDER Y A LOS CUALES PRIVAN DE LOS MEDIOS ECONÓMICOS NECESARIOS APROPIANDOSE DE ELLOS, QUE SE DEN UNA VUELTA POR CUALQUIER CIUDAD PERDIDA ALDERREDOR DE CUALQUIER CIUDAD MEDIANA, ¿LO SABRÁN LOS NIÑOS VERDES HIPOCRITAS Y FALSOS? Y DE PASO QUE PROHIBAN TAMBIÉN LOS ZOOLÓGICOS, ESTÚPIDOS OPORTUNISTAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *