fbpx

GUADALAJARA, 26 de enero (Al Momento Noticias).- Con un estilo de vida saludable, mediante una dieta adecuada con un bajo contenido calórico, la prediabetes, caracterizada por presencia de entre 100 y 125 miligramos de azúcar en sangre en condiciones de ayuno, puede revertirse, señaló el especialista Javier García de Alba García.

alimentaciónEl director de la Unidad de Investigación Social Epidemiológica y en Servicios de Salud (UISESS) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco puntualizó que incluir en la alimentación, frutas, verduras y leguminosas, así como actividad física y acompañamiento médico, ayudan a mejorar los niveles de glucosa en la sangre.

Las probabilidades de hacer retroceder la aparición de la diabetes mellitus es de 80 por ciento con un efectivo autocuidado, añadió el investigador del IMSS.

Sostuvo que aproximadamente 45 por ciento de la población del estado tiene riesgo de desarrollar una enfermedad crónica degenerativa a causa del sobrepeso y la obesidad, antecedentes hereditarios, hipertensión y sedentarismo.

García de Alba García puso sobre la mesa lo alarmante que 26 por ciento de la población mexicana tenga niveles anormales de azúcar, es decir prediabetes.

El experto del IMSS detalló que si los resultados de laboratorio indican la presencia de 100 miligramos de azúcar en la sangre, el paciente debe saber que su páncreas está efectuando una función aún cercana a 100 por ciento.

Sin embargo, resaltó, si la cifra se aproxima a los 125 miligramos quiere decir que la función pancreática es de 50 por ciento, lo que significa que debe acercarse a un especialista para que determine si requerirá tratamiento.

“Anteriormente este fenómeno ocurría entre los 40 y los 50 años de edad, pero ahora sucede en la década de los 30 y hasta de los 20 años de vida”, dijo García del Alba García.

Enfatizó que la prediabetes podría no tener ninguna manifestación clínica evidente, por lo que es necesario realizarse chequeos constantes en las Unidades de Medicina Familiar del IMSS. “Más si se tienen uno o más factores de riesgo”, acotó.

La clave es llevar una dieta de entre dos mil y mil 500 kilocalorías en la que se contemple vegetales de todos los colores y no se incluyan polvos blancos, es decir harinas y azúcares refinadas, concluyó el investigador del IMSS.

AMN.MX/fh/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *