fbpx Con orgullo y valentía, comunidad LGBTTTI vuelve a marchar en la CDMX | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de junio (AlMomentoNoticias).- Desde 1978, la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Transexual, Transgénero e Intersexual (LGBTTTI) tiñe a la Ciudad de México de rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta, los colores del arcoiris, con su tradicional Marcha del Orgullo, la que se celebra cada último sábado de junio.

orgullo_gay-diversidad_sexual-bandera_gay_MILIMA20160622_0355_8
Este año se espera la asistencia de 800 mil personas.  Foto: Cuartoscuro

Desde el norte hasta la frontera sur del país, cientos de miles de personas LGBTTTI y aliados salen a las calles a denunciar la homofobia, los crímenes de odio, la discriminación que viven día a día, pero también para celebrar el orgullo de ser diversos y todos los logros alcanzados, como el matrimonio igualitario.

Además, miles de mexicanos toman las calles para hacer valer sus derechos. Unos más, para dejar de ser invisibles. Otros, lo hacen para recordar a los que ya no están, a los que el odio ha matado.

Este año, la Marcha del Orgullo se vestirá de luto debido a los recientes acontecimientos en Xalapa, Veracruz, y Orlando, Florida, donde miembros de la comunidad fueron asesinados por sus preferencias sexuales.

El pasado 22 de mayo, sujetos armados entraron al bar gay “La Madame “,  en Xalapa, dejando siete hombres muertos y alrededor de 12 heridos. En esta masacre,  las autoridades del estado señalaron que el motivo fue relacionado con asuntos de drogas, no por homofobia.

En cambio, los hechos sucedidos en el club ‘Pulse’, en Orlando, en donde fallecieron 50 personas -incluído Omar Mateen, el atacante- la primera línea de investigación fue crimen de odio.

En el país, hay al menos una marcha del orgullo en todas las entidades federativas; con ello, México se posiciona como la tercera nación con más manifestaciones LGBTTTI en el mundo, sólo por detrás de Estados Unidos y Brasil.

Sin embargo, ¿cómo inició este tipo de movilizaciones en México?  En el país, la primera vez que salieron (oficialmente) fue el 2 de octubre de 1978, como parte de la comitiva que marchó con rumbo a la Plaza de las Tres Culturas para conmemorar el décimo aniversario de la matanza de estudiantes en Tlatelolco.

Una de las pocas asociaciones de activistas por los derechos de la diversidad, el Grupo Lambda expresó que el 2 de octubre de ese año fue el momento idóneo para manifestarse en contra de la represión; por ello, en conjunto con Oikabeth (grupo de lesbianas) y el Frente Homosexual de Acción Revolucionaria (FHAR), se manifestaron conjuntamente.

Organizados y públicamente asumidos, los homosexuales entraron a la Plaza de las Tres Culturas. Nadie esperaba el arribo de un contingente compuesto por gays y lesbianas. Esta fue la primera marcha oficial del orgullo.

Marcha de 1981
Marcha de 1981

A decir de Carlos Monsiváis, ese 2 de octubre, además de su significado social, representó una fecha de ampliación de la tolerancia urbana, restringida pero irreversible; sin embargo, no todo fue alegría, los participantes a la marcha tuvieron que soportar la reacción de la gente, desde la burla hasta la agresión física.

Pese a esto, un año después, la Marcha del Orgullo Homosexual se plantearía como tal. Desde 1979, la movilizaciones LGBT se efectuaría año con año.

Ya no sólo unos cientos -como en la movilización de 1980 donde se registró la presencia de alrededor de 20 mil personas-, en la actualidad marchan miles y miles de homosexuales, lesbianas, bisexuales, chicos y chicas trans, heterosexuales conscientes, y todo aquel que quiera sumarse al contingente.

Los asistentes a las marchas gritan consignas como “no qué no, si que sí. Otra vez volvimos a salir” o “¡No somos uno, nos somos 100, pinche gobierno cuéntanos bien!”. Además, portan banderas del arcoiris. Unos más se suman a los contingentes de los antros de ambiente, los cuales llevan sus carros, go-go (bailarines) y demás espectáculo.

En un principio, las marchas salían de la explanada de los Leones, en Chapultepec, con rumbo al Hemiciclo a Juárez, en la Alameda Central. Ahora, los disidentes sexuales lo hacen desde la Glorieta del Ángel de la Independencia, como metáfora a su libertad sexual, hasta el primer cuadro de la Ciudad de México, donde se ofrece un espectáculo a los asistentes.

Stonewall Inn

Este tipo de movilizaciones no se pueden entender sin mencionar las revueltas de Stonewall,  en Nueva York, ya que esto fue el inicio del movimiento de liberación sexual.

stonewalliiEn la madrugada del 28 de junio de 1969 la policía allanó el Stonewall Inn, un popular bar gay en la zona de Greenwich Village, Nueva York. Las redadas eran comunes debido a que la homosexualidad era ilegal en todos los estados, menos en Illinois.

Sin embargo, esa noche se desataron violentas manifestaciones y protestas callejeras que se prolongaron durante casi toda la semana. Los Disturbios de Stonewall, como es  conocido este episodio, marcaron un antes y un después en los movimientos para Derechos Civiles gay en los Estados Unidos y el mundo entero.

Estos enfrentamientos son considerados como la primera protesta masiva de gays y lesbianas en busca de la igualdad; además, dejaron como legado la  conformación de las primeras organizaciones homosexuales. A finales de julio el Frente de Liberación Gay (GLF) se formó en Nueva York y para fin de año se lo podía encontrar en las ciudades y universidades de todo el país. Organizaciones similares fueron creadas en todo el mundo, incluyendo Canadá, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, Holanda, Australia y Nueva Zelanda.

Al año siguiente, el GLF organizó una marcha de Greenwich Village a Central Park. Entre 5 mil  y 10 mil hombres y mujeres asistieron a la marcha.

Es por ello, que las organizaciones de las principales ciudades estadunidenses, como Nueva York, Chicago, Houston, San Francisco, Seattle, Minneapolis y Columbus, así como  de otros países, tal es el caso de Toronto, eligieron el último sábado de junio, en honor de Stonewall, para llevar a cabo las celebraciones del Orgullo.

Derechos por igual

Aunque cada año varía la consigna principal de la Marcha de la Diversidad Sexual, la demanda primordial siempre ha sido el reconocimiento como seres humanos. Ellos quieren: “derechos iguales ¡a lesbianas y homosexuales!”.

También, las movilizaciones han servido para denunciar tanto la corrupción e ilegalidad, represión, censura social y violencia que han sufrido por revelarse a las normas heterosexuales impuestas.

marcha2Este año, bajo el lema “todas las familias, todos los derechos ya”, se espera que 800 mil personas marchen por Paseo de la Reforma hacia el Zócalo, para exigir  el reconocimiento y trato igualitario a las familias homoparentales, y por el respecto de las familias conformadas por personas LGBTTTI en general.

Participarán  cerca de 50 contingentes, siendo las familias diversas las abran la marcha, porque siempre el contingente de la causa del año es el que abre la marcha. Aunado a ello, habrá un contingente blanco en honor a lo sucedido en Orlando y habrá otro que llevará una bandera monumental de arcoíris de unos 200 metros de largo por 7 de ancho al cual la gente se puede unir en cualquier momento de la marcha.

Además, debido a los discursos de odio y postura de la jerarquía católica contra matrimonios gay, colectivos de la diversidad sexual alertaron del aumento en las últimas semanas de las amenazas relacionadas a la 38 Marcha Orgullo.

Aunque exhortaron a tomar precauciones, los colectivos aseveraron que estará garantizada la integridad de los asistentes pues solicitaron a las autoridades reforzar la seguridad.

Cristian Galarza, integrante del Comité Incluye T, aseveró que las intimidaciones también se dan a través de las redes sociales como Facebook y Twitter. “Cada año recibimos este tipo de advertencias que, por los hechos ocurridos en Florida, se han incrementado en los últimos días, pero durante las marchas anteriores jamás ha habido una ataque a los presentes y este año no será la excepción porque contaremos con elementos de seguridad.

Así, año a año, la comunidad LGBTTTI construye los andamiajes de la visibilidad, avanza en la eliminación de mecanismos de opresión. Se resisten a un sistema político, constituido por instituciones como la familia, la Iglesia y el Estado, quienes promueven un único patrón de conducta sexual: el heterosexual.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios