fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de julio (Al Momento Noticias).- Tras la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán del penal de máxima seguridad “El Altiplano”, el mapa del narcotráfico en México cambiará, debido al reacomodo de los cárteles de la droga.

Para recuperar su poder, “El Chapo” iniciará una lucha interna en el Cártel de Sinaloa, así como enfrentamientos con organizaciones que fueron aliadas, como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), afirmaron expertos para la BBC Mundo.

“El Cartel de Sinaloa había perdido cierto protagonismo después de la captura de Joaquín Guzmán y el que lo había asumido era Nueva Generación, lo que traerá un reacomodo dentro de las fuerzas delictivas”, explicó Martín Barrón, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe).guzmandetenido

De acuerdo con la BBC Mundo, con el liderazgo de “El Chapo”, su organización mantendrá una ruta de crecimiento y consolidación en el continente.

El medio pronosticó un nuevo periodo de violencia en algunas regiones del país.

Según Javier Oliva Posada, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, en 2001, cuando Guzmán Loera se fugó por primera vez, se inició una cruenta guerra contra cárteles rivales.

Detalló que durante casi una década y con miles de muertes, el Cártel de Sinaloa combatió a las organizaciones que controlaban las rutas de tráfico de drogas en la frontera con Estados Unidos.

Al final, Guzmán Loera ganó. Se apoderó de algunas de las principales rutas del tráfico de drogas en la frontera con Estados Unidos, comentó el especialista de la UNAM.

Sin embargo, para esta segunda fuga, Oliva Posada auguró una guerra, pero en menor escala; una de las razones es porque algunos de los que fueron sus principales enemigos están prácticamente desarticulados, como es el caso de los cárteles de Tijuana y Juárez, los cuales fueron reducidos a un pequeño territorio en las ciudades que les dieron nombre.

Foto: PGR
Foto: PGR

En el escenario actual, el único que puede provocar una nueva guerra es el CJNG, grupo que controla gran parte del territorio que era de la organización de Sinaloa, sobre todo los estados del occidente del país como Jalisco, Nayarit y Colima, y el mercado que solían dominar los sinaloenses.

Nueva Generación consolidó su poder desde 2014, cuando Guzmán Loera fue encarcelado.

Por otra parte, Oliva Posada puntualizó que con la fuga de Guzmán Loera, el principal ganador es el Cártel de Sinaloa, debido a que “gana prestigio y estabilidad de liderazgo”, así como una capacidad de operación sin igual y de corrupción.

Oliva Posada aseveró que con esta fuga, el presidente Enrique Peña Nieto deberá revisar el sistema penitenciario y de justicia a fondo.

AMN.MX/dsc/bhr

Comentarios

comentarios