fbpx

coco-alzheimerMADRID, ESPAÑA, 3 de enero (Al Momento Noticias).- La doctora Mary Newport, desesperada después de los intentos médicos ortodoxos no funcionaron en la disminución de la enfermedad de Alzheimer en su marido, descubrió que el aceite de coco lo rescató de tener que ser guardado en un hogar especial.

Por Internet y su libro iniciaron una base movimiento internacional de personas con demencia muy temprano, incluso sólo la niebla del cerebro y los momentos altos, tratando ellos mismos o ayudar a los familiares con diagnóstico de enfermedad de Alzheimer. Por lo tanto la creación de una ola de informes de éxito y videos testimoniales.

Sin embargo la medicina convencional no reconocía el aceite de coco como una ayuda eficaz para la enfermedad de Alzheimer o cualquier tipo de demencia. Incluso la Asociación de Alzheimer y otros grupos similares aún no recomiendan hablar de aceite de coco para los enfermos de Alzheimer, simplemente porque no hay estudios.

Pero de alguna manera, un estudio reciente  ha completado y publicado con otra en curso con resultados positivos.

Este ensayo clínico se llevó a cabo en España, lo que explica por qué se realizó el estudio para empezar. España y otras naciones de la UE y los países de Oriente Medio, incluido Israel, parecen menos restringidos con lo que pueden estudiar sin financiación farmacéutica. España e Israel han hecho numerosas investigaciones y estudios en seres humanos en las aplicaciones médicas del cannabis ‘, por ejemplo.

El ensayo clínico español involucrados siguientes pacientes de diferentes edades y géneros con y sin diagnósticos de diabetes de Alzheimer para determinar si el consumo de aceite de coco ha tenido algún efecto en la reducción de su disfunción mental de Alzheimer. Esperemos que más adelante pueda tener resultados positivos esperados en esta enfermedad.

 

La “Hambruna Cerebral” Es un Sello Distintivo del Alzheimer

 

Uno de los combustibles principales para su cerebro es la glucosa, que se convierte en energía.

El mecanismo para el uso de glucosa en su cerebro ha comenzado a ser estudiado recientemente y lo que se ha aprendido es que su cerebro en realidad fabrica su propia insulina2 para convertirla en glucosa en su torrente sanguíneo gracias a los alimentos que necesita para sobrevivir.

Como probablemente ya sepa, la diabetes es una enfermedad en la que la respuesta de su cuerpo a la insulina se debilita hasta el punto que su cuerpo deja de producir la insulina necesaria para regular el azúcar en la sangre y la capacidad de su cuerpo para regular (o procesar) el azúcar en la sangre en energía, esencialmente se ve afectada.

Ahora, cuando la producción de insulina en el cerebro disminuye, su cerebro literalmente comienza a morir de hambre, ya que no obtiene la energía proveniente de la glucosa que necesita para funcionar normalmente. Esto es lo que sucede con los pacientes de Alzheimer- porciones de su cerebro comienzan a atrofiarse o a morir de hambre, causando una alteración en el funcionamiento y eventualmente pérdida de la memoria, habla, movimiento y personalidad.

En efecto, su cerebro comienza a atrofiarse a causa de la hambruna, si se vuelve resistente a la insulina y pierde su capacidad de convertir la glucosa en energía.

Actualmente, también se sabe que las personas con diabetes tiene un riesgo 65 por ciento mayor de ser diagnosticados con Alzheimer y parece haber un vínculo muy potente entre estas dos enfermedades, aunque aún se tienen que determinar los mecanismos exactos de esto.

Sin embargo, parece bastante claro que ambas enfermedades estén relacionadas con la resistencia a la insulina- en su cuerpo y en su cerebro.

 

Alternar los Alimentos para el Cerebro Puede Detener la Atrofia Cerebral

 

Afortunadamente, su cerebro es capaz de utilizar otros tipos de suministros de energía y aquí es en donde entra en escena el aceite de coco.

Hay otra sustancia que puede alimentar su cerebro y prevenir la atrofia. Incluso podría restaurar y renovar las neuronas y función nerviosa en su cerebro después de que ha comenzado el daño.

La sustancia en cuestión se conoce como cuerpo cetónico o cetoácidos.

Las cetonas son lo que su cuerpo produce cuando convierte la grasa (en lugar de la glucosa) en energía. Y una fuente primaria de cuerpos cetónicos son los triglicéridos de cadena media (MCT) encontrados en el aceite de coco.

 

El aceite de coco contiene cerca de 66 por ciento de MCTs.

 

Los beneficios de salud de los cuerpos cetónicos también podrían extenderse a otros problemas de salud, de acuerdo con la Dra. Newport:3

“Además, este es un potencial tratamiento para la enfermedad del Parkinson, Huntington, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica (ALS o enfermedad de Lou Gehrig), epilepsia resistente a los medicamentos, diabetes tipo 1 y tipo 2, en donde hay resistencia a la insulina.

Los cuerpos cetónicos podrían ayudar al cerebro a recuperarse después de una pérdida de oxígeno en los recién nacidos hasta adultos, podría ayudar a recuperarse después de un ataque agudo e incluso podría reducir los tumores cancerosos.”

Los triglicéridos de cadena media (MCT) son grasas que no son procesadas por su cuerpo de la misma forma que los triglicéridos de cadena larga. Normalmente, cuando se toma una grasa está debe ser mezclada con la bilis liberada de la vesícula biliar antes de que pueda ser descompuesta en su sistema digestivo.

Pero los triglicéridos de cadena media van directamente a su hígado, que convierte el aceite en cetonas de forma natural, evitando la bilis por completo. Posteriormente, su hígado manda las cetonas al torrente sanguíneo, lo que ayuda a transportar las cetonas a su cerebro para ser utilizadas como combustible.

De hecho, las cetonas parecen ser la fuente preferida de alimento del cerebro en pacientes con diabetes o Alzheimer.

“En el Alzheimer, las neuronas en ciertas áreas del cerebro no son capaces de tomar la glucosa debido a la resistencia a la insulina por lo que comienzan a morir poco a poco, un proceso que parece suceder de una a más décadas antes de que los síntomas se vuelvan evidentes,” señala la Dra. Newport en su artículo.4

“Si estas células tuvieran acceso a los cuerpo cetónicos, podrían mantenerse vivas y seguir funcionando.”

El daño causado a su cerebro por consumir alimentos equivocados y tener niveles desequilibrados de insulina y leptina en realidad comienza décadas antes de presentarse cualquier signo de Alzheimer. Así que, es de suma importancia tomar decisiones saludables hoy mismo, antes de que estas décadas de daño a su cerebro y nervios puedan ser irreversibles.

Si usted se somete a una terapia de aceite de coco o MCT, asegúrese de comenzar poco a poco con el aceite y siempre consumirlo acompañado de alimentos para minimizar el malestar estomacal. Si le toma unas cuantas semanas llegar hasta las cuatro cucharadas de aceite de coco requeridas para una dosis terapéutica, no se preocupe, eso es normal. No todos pueden tolerar el aceite de coco en una sola dosis de la noche a la mañana.

El aceite de coco o MCT también debería tomarse por las mañanas, ya que lleva un mínimo de tres horas para que el aceite de convierta en cetonas y estas lleguen a su cerebro. Repetir la dosis de cuatro cucharadas de aceite de coco dos veces al día, podría ser benéfico para las personas que padecen de pre-Alzheimer o problemas del Alzheimer.

Con la predicción de 15 millones de casos de Alzheimer en los Estados Unidos para el año 2050, usted puede ayudar a asegurarse de no ser una de las víctimas de esta trágica enfermedad tomando las medidas necesarias desde este momento.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Un comentario en «Científicos descubren que el aceite de coco revierte el Alzheimer»
  1. Me interesa saber más a fondo a cerca del tratamiento para éstas enfermedades, ya que me parece bastante interesante gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *