fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de junio (Al Momento Noticias).- En reconocimiento al valor, alcance e impacto de sus contribuciones científicas, la investigadora mexicana Nancy Carrasco Queijeiro fue elegida como miembro extranjero de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (NAS, por sus siglas en inglés).

Foto: UNAM
Foto: UNAM

De acuerdo con un comunicado de la UNAM, Carrasco Queijeiro fue la única investigadora mexicana que recibió este año el reconocimiento, “el máximo honor para un científico”.

La investigadora expresó que ser electa es un privilegio y un poderoso incentivo para ampliar y profundizar su investigación.

“El trabajo científico es una labor de equipo y he tenido la fortuna de contar, en mi grupo, con la participación de estudiantes de pregrado, posgrado y posdoctorales de varios países. Estoy agradecida con ellos, así como con mis colaboradores”, aseguró.

Resaltó que falta mucho camino por recorrer para alcanzar una verdadera igualdad de oportunidades para las mujeres en la ciencia, así como en otros ámbitos, por lo que este reconocimiento es un paso positivo.

Además, añadió que su elección puede tener un efecto saludable en el combate contra la percepción distorsionada, injusta y hasta discriminatoria que algunas personas en Estados Unidos tienen de los mexicanos.

De acuerdo con la nueva integrante de la NAS, su membresía ya está formalizada pero habrá una ceremonia de inducción para los miembros recién electos durante la próxima reunión anual en abril de 2016 en Washington D.C.

Para ser parte de la NAS se requiere ser nominada por uno de sus integrantes, luego se somete al candidato a un extenso y detallado escrutinio y a una elección final en la reunión anual de la Academia, realizada en abril.

La NAS puede elegir cada año a un máximo de 84 miembros estadunidenses y hasta 21 asociados extranjeros. La Academia, actualmente, cuenta con cerca de dos mil 250 miembros y cerca de 440 asociados extranjeros.

Carrasco Queijeiro es experta en el estudio molecular de fenómenos de transporte a través de membranas biológicas; junto a sus colaboradores, fue la primera en aislar el ADN complementario (cDNA) que codifica al transportador de yoduro (I-) de la glándula tiroides.

Cursó la licenciatura de medicina en la facultad respectiva y el posgrado en bioquímica en la Facultad de Química de la UNAM. Ha trabajado como investigadora independiente en el Departamento de Farmacología Molecular del Albert Einstein College of Medicine en Nueva York.

En la actualidad, forma parte del profesorado del Departamento de Fisiología Celular y Molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

La especialista confía en que este reconocimiento sea una fuente de inspiración a quienes desarrollan su carrera o tienen aspiraciones científicas, especialmente en la UNAM.

AMN.MX/dsc/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *