fbpx

AYALA MORELOS.- Al cumplirse dos años y 11 meses de la detención en el aeropuerto de Tocumen, Panamá, del ex gobernador de Quintana Roo Roberto Borge Angulo su caso continúa detenido a consecuencia de la pandemia causada por el Covid-19 y que obligó a las autoridades a detener el movimiento cotidiano de parte del mundo y por ende, de la República Mexicana.

Borge Angulo, hasta el momento, está recluido en el Centro Federal de Readaptación Psicosocial (CEFEREPSI), en Ayala, Morelos, desde donde intenta demostrar su inocencia y las autoridades federales y quintanarroenses, respectivamente, hacen lo propio para fincarle responsabilidades.

Como se recordará, el pasado mes de noviembre Borge Angulo fue vinculado a proceso por el delito de desempeño irregular de la función pública por la entrega de concesiones de transporte en el municipio de Isla Mujeres.

Aunado a ello se le dictó prisión preventiva justificada hasta por dos años para evitar que se sustraiga de la acción de la justicia.

Cabe señalar que el ex gobernador podría ser notificado de una nueva imputación en su contra, por parte de la Fiscalía General Anticorrupción, a través de la carpeta administrativa 159/2017, que de ser turnada a proceso sería el tercer expediente en contra del ex mandatario estatal.

Actualmente el exgobernador Roberto Borge Angulo se encuentra vinculado a dos procesos por el delito de desempeño irregular de la función pública, de acuerdo a las carpetas administrativas 151/2017 y 154/2017.

APLAZAN INVESTIGACIONES CONTRA ROBERTO BORGE POR DOS MESES

De acuerdo cohn Sol Quintana Roo, debido a la actual emergencia sanitaria, las investigaciones por peculado en contra del ex gobernador Roberto Borge Angulo fueron aplazadas por dos meses.

Fue la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Estado de Quintana Roo (FECCQROO), la cual obtuvo la prórroga para continuar con las investigaciones en contra del exgobernador.

Esta prórroga continuará hasta el próximo 11 de junio de 2020, de acuerdo con la audiencia que se llevó a cabo hoy en una sala del Poder Judicial del Estado. La audiencia se llevó a cabo bajo todas las medidas sanitarias, solo permitió el acceso de las partes involucradas en el acto procesal.

Debido a la contingencia sanitaria no se han podido realizar los actos de investigación donde se involucran personas entre sí por lo que el juez consideró prudente la solicitud realizada por las partes.

BORGE, PODRÍA APELAR

Un juez de control oral penal, resolvió negar la solicitud de la defensa de Roberto Borge, para la acumulación de las carpetas de investigación que se le siguen, bajo los números 151/2017, 154/2017 y 159/2017, pues a su parecer, contienen hechos distintos con temporalidad distinta, lo que jurídicamente, para el juzgador, es imposible, sin embargo, se prevé que la defensa acuda al recurso de apelación pues tanto los fiscales como el mismo juzgador no fundaron ni motivaron correctamente la negativa.

Si bien es cierto existen tres carpetas de investigación que se le siguen a Roberto Borge por los delitos de aprovechamiento ilícito del poder, desempeño irregular de la función pública y peculado, pues dichas carpetas están radicadas bajo los números 151/2017, 154/2017 y 159/2017, estas no contienen hechos distintos con temporalidad distinta, señalaron los defensores, por lo que tendrá que estudiarse su petición, así como sus argumentos ante el tribunal de alzada, pues mantienen una teoría solida de la solicitud que se planteó, a pesar de lo que resolvió el juez de control de Chetumal.

La solicitud de acumulación de carpetas de investigación fue realizada por parte de la defensa, tal cual lo señala el artículo 8º, 30, 32 y 33 del Código Nacional de Procedimientos Penales, situación que hizo hasta antes de que se dictara el auto de apertura a juicio de la audiencia intermedia en uno de las carpetas que se le sigue a Roberto Borge, por ello, es que el juez finalmente resolvió la petición, pues sin duda, fue una estrategia de la defensa para continuar dilatando el proceso, sin embargo, con este resolutivo se espera inicien los juicios por cada delito, siempre y cuando el magistrado del Tribunal Superior de Justicia, no resuelva el recurso, si es que la defensa promueve en los próximos 3 días una apelación por el resolutivo que le afecta a su cliente, ya que para ellos y el CNPP se dan varios puntos que no consideró el juzgador en su momento.

A la audiencia penal; acudieron los abogados defensores, los fiscales del área anticorrupción, el encargado de sala, la policía procesal y el juez de control, así como el exmandatario Roberto Borge, de manera virtual, el cual fue llamado mediante video conferencia, pues se encuentra recluido en un penal federal. Todos los que acudieron, mantuvieron el protocolo de salud con las medidas de seguridad necesarias por la emergencia sanitaria del COVID-19.

HISTORIAL

El ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo fue detenido en Panamá el 4 de junio de 2017, con base a una orden de aprehensión por el delito de lavado de dinero por más de 900 millones de pesos, información que dio a conocer en exclusiva Sol Quintana Roo, cuando el político cozumeleño intentó abandonar dicho país.

Su localización y detención se logró gracias al trabajo coordinado de las autoridades federales, quienes cumplimentaron una ficha roja tras la orden de aprehensión que se giró el 31 de mayo de 2017 por su probable responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Roberto Borge Angulo estuvo a “salto de mata” al dejar el gobierno de Quintana Roo y se presume estuvo escondido en Miami, Florida; en la Isla de Cuba; Guatemala y finalizó en Panamá, donde estuvo hospedado en la Torre Trump, uno de los hoteles más exclusivos y caros de dicho país, donde pagaba por noche poco más de 25 mil pesos. Tras su detención fue trasladado al penal El Renacer, situado en el Corregimiento de Gamboa, a orillas del Canal de Panamá.

El 4 de enero de 2018, Roberto Borge fue extraditado a México e ingresó por error a la cárcel de mujeres, para luego, ser recluido en el Centro Federal de Readaptación Psicosocial (CEFEREPSI), en Ayala, Morelos, una prisión diseñada para atender a reos con desórdenes mentales.

Según la carpeta de investigación UEIORPIFAMQR/0000749/2016, el ex mandatario quintanarroense (2011-2017) es acusado de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La acusación que la Fiscalía Federal, por medio de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, quedó radicada en el referido juzgado, en el expediente 381/2017.

Además de que se le involucra con la compra de predios que fueron entregados a cambio de precios subvaluados a través de prestanombres, y la compra ilícita de embarcaciones para la empresa “Barcos Caribe”.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios