fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de noviembre (Al Momento Noticias).- Carlos Frenk, es un mexicano que trabaja para desentrañar los grandes misterios del Universo a través de supercomputadoras y su nombre comparte entre genios como Albert Einstein o Stephen Hawking.

El año pasado, Frenk se unió a la lista en donde destacan Albert Einstein o Stephen Hawking, tras recibir la Medalla de Oro, el más alto honor otorgado por la Real Sociedad Astronómica de Gran Bretaña.

JS74581003Carlos estudia cómo se forman las galaxias en el Instituto de Cosmología Computacional de la Universidad de Durham, en el Reino Unido. Su inspiración astronómica le llegó en su juventud, al contemplar por primera vez en todo su esplendor el cielo lleno de estrellas en el sur de México.

Es egresado de la UNAM, recibió un doctorado en astronomía de la Universidad de Cambridge en 1981. Es un Fellow de la Royal Society y miembro del Society’s Council.

De acuerdo Frenk, quien nació en México, de padre alemán y madre española,   a los 17 años cuando fue a acampar al sur de México, una noche despertó en medio de la noche, miró al cielo y pudo contemplar un espectáculo fascinante.

Desde ese momento decidió su futuro, pues al crecer en la Ciudad de México, donde el cielo era prácticamente imposible de ver por las luces y contaminación, el espectáculo que contempló esa noche fue una revelación.

“Esa vez me di cuenta por qué la astronomía y el cielo tienen tanto atractivo cultural desde prácticamente el principio de la civilización y es porque cuando ve uno el cielo en un lugar totalmente despoblado, sin ninguna señal o interferencia de la civilización, el cielo puede ser tan abrumador y absorbente, lo transporta a uno a un ambiente cósmico que nunca se siente en una ciudad”, relató en entrevista con la BBC.

Ver el cielo nocturno, sentir casi tocar las estrellas, fue un punto de inflexión en su vida, por lo que decidió averiguar por qué, qué son, de dónde vienen, dónde estamos en el cosmos.

Frenk supo que había ganado la medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica mientras estaba en la fiesta de su viejo amigo, Brian May, el guitarrista de Queen.

“Yo estaba dando una vuelta después de charlar con Brian, y entonces el presidente de la Real Sociedad Astronómica que también estaba presente en la fiesta vino y me preguntó si había oído la buena noticia”, comentó.

La gran noticia era: “te han otorgado la Medalla de Oro de la Sociedad Real Astronómica”.

Carlos se dice apasionado de su trabajo, que incluso sueña con sus labores. “A veces me despierto por una pesadilla en la que me devora un agujero negro”, bromeó.

Otra de sus pasiones es la Ópera, pues la ve como una forma de relajarse. “Soy un gran fan. Me gusta toda la ópera, particularmente la de Mozart”.

Ha publicado más de 350 trabajos en la literatura científica arbitrada; además, sus trabajos han sido citados más de 65 mil veces, por lo que es considerado uno de los autores más citados en la astronomía y la ciencia espacial en el mundo. Incluso es autor de cuatro de los 100 artículos más citados jamás publicados en la astronomía y la ciencia espacial.

cielo-nocturnoHa participado en más de 200 ponencias invitadas en las principales conferencias internacionales.

Su principal logro fue participar en el proyecto The Millennium Simulation, el cual recreó la evolución del Universo gracias a una supercomputadora.

En dicho proyecto, en que trabajó con sus estudiantes de posgrado y colegas, se desarrollaron los mecanismos a través del cual se pudo replicar en una gran computadora la historia entera del Universo.

De esta forma pudieron llegar a conclusiones y resultados fascinantes, reflejados en el modelo estándar del Universo.

A pesar de ese logro, el astrónomo consideró que recibir la medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica fue un error, “aún pienso que es completamente inmerecida”.

Actualmente, es director del Instituto de Cosmología Computacional, un grupo de investigación de la cosmología teórica de renombre mundial de la Universidad de Durham .

Junto con colaboradores de todo el mundo, construye universos modelo en supercomputadoras, tratando de entender cómo las estructuras en el Universo evolucionó a partir de comienzos simples a las complejas estructuras compuestas de estrellas y galaxias que vemos hoy.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *