fbpx

0924Cult4PARIS, 26 de noviembre (Al Momento Noticias).- El círculo de la capoeira, práctica cultural afrobrasileña fue declarada por la Unesco como patrimonio cultural inmaterial.

El origen de la capoeira es incierto, algunas versiones aseguran que se comenzó a realizar en las cárceles brasileñas por los esclavos, que al tener prohibido practicar artes marciales, estos lo disfrazaban como un baile grupal.

Otra de las versiones involucra los mismo factores, pero los sitúa en los campos de algodón y tabaco, los esclavos traídos de distintos países de África eran mezclados y enviados a diferentes localidades brasileñas, con la mezcla de los esclavos se buscaba impedir una rebelión en contra de la corona portuguesa.

Hoy en día los capoeristas forman un círculo donde dos personas se “enfrentan en el centro”, las personas que los rodean tocan instrumentos hechos a mano y lanzan cánticos. El capoeira se compone de movimientos fluidos al ritmo de instrumentos de percusión como el birimbao, los competidores no se tocan y muestran respeto por el otro en todo momento, alternan sus movimientos de ataque y defensa con el contrincante.

El líder del círculo es conocido como maestre, quien se encarga de tocar el birimbao, marca el tiempo y los cánticos, después de este le sigue el contramaestre y los discípulos, que son quienes se enfrentan por turnos en el centro del círculo.

Brasil tiene ahora cinco manifestaciones dentro de esta lista, en 2003 se proclamaron las expresiones orales y gráficas de los wajapi como patrimonio cultural inmaterial, en el año de 2005 se proclamó la Samba de Roda, que es una vertiente de la samba con tonos más tradicionales; posteriormente en 2012 se agregó a la lista el Frevo, que es un ritmo acelerado que se ejecuta en el carnaval pernambucano y en 2013 fue incluida la procesión de la imagen de Nuestra Señora de Nazaret en la ciudad de Belem en el estado de Pará.

Junto a la capoeira ingresaron en la lista el ritual y ceremonias de la Sebeiba en el oasis argelino de Yanet; el “lavash” armenio; el arte de fabricación y el simbolismo tradicionales del “kelaghayi” azerbaiyano; el “Pujllay” y el “Ayarichi” bolivianos; el bordado de Zmijanje bosnio; los “kilims” de Chiprovtsi búlgaros y la danza ritual del tambor real burundés.

AMN.MX/hr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *