viernes, abril 12, 2024

CABEZA DE PLAYA: ¿A la chingada…?

Carlos Galguera Roiz

He vivido lo suficiente en México, seguido muy de cerca sus avatares, transitando por multitud de sectores; Comunidades Indígenas, grandes Ciudades, periódicos diversos, actividades empresariales, culturales, intelectuales, humanísticas…

Así las cosas, entiendo que la próxima elección presidencial en la República Mexicana, va a ser crucial para nuestro futuro, estamos muy cerca de límites soportables para una ciudadanía, incluso con el aguante de la mexicana…

Unas breves pinceladas podrían avalar tan contundente afirmación; México ha estado dirigido demasiado tiempo, por un partido, el PRI, que ha copado la inmensa mayoría del Poder, repartiendo a su criterio cuantiosos, inimaginables recursos emanados desde su larguísimo monopolio…

Habilidad mayúscula, siniestra, capacidad de captación enorme, con todos los resortes del Poder a su servicio; líderes obreros estrechamente vinculados al PRI, enormes sindicatos, perfectamente amaestrados, manos durísimas en las múltiples y sucesivas direcciones de los organismos y extremadamente generosas con los levantiscos que “se acomodan”…, así se ha generado en México un status de corrupción potentísimo, imparable, prácticamente incuestionable…

No, no estamos hablando de una dictadura, perfecta la definió Vargas Llosa, ya que México estuvo siempre alineado con las causas más progresistas que salían a los mercados del mundo, fue siempre su gran pantalla de camuflaje…

Si aunamos a este escenario, fuerzas derivadas de actividades delictivas, especial connotación la droga, situación geográfica privilegiada, 3.000 kms de frontera con el primer consumidor mundial de estas substancias, ganancias sin límites, podemos sospechar que los lazos “Poderes legales- actividades non sanctas” , han sido, lógicamente fuertes y fructíferas, para ambos lados del tablero…

Veamos otro, clamoroso, botón de muestra; el Sindicato de maestros, millones de participantes, fieles y aguerridos, se convierte en bastión político poderosísimo, la maestra dirigente de esta Organización, juega con el Poder derivado, hasta caer en desgracia… con los alumnos, como siempre, víctimas propiciatorias…

Este mundo político mexicano, tiene reglas de funcionamiento no escritas, tipo siciliano, cuya conculcación se castiga al precio más alto, mínimos reparos, culpabilidades inexistentes, “premios exorbitantes”…

Es apenas un breve dibujo de la situación política que México ha recorrido buena parte del pasado siglo, lo que llevamos del actual y lo que te rondaré, si los mexicanos no paramos esta inmensa sangría degenerativa…

Dos presidencias sucesivas “cedidas” el eterno rival del PRI, el conservador Partido de Acción Nacional, el PAN, sirvieron para aliviar la presión sobre un modelo de poder, que ya iba siendo absolutamente insoportable…, ambos intentos fallidos y maquinaria priista intacta.

Pues bien, parece que un tenaz candidato, López Obrador, plantea ante la ciudadanía mexicana, abrir una etapa de Regeneración Nacional en México

Esta línea está siendo ferozmente atacada desde todos los ángulos imaginables; era de esperar, lo que más se escucha es la afinidad de este candidato con líneas populistas de izquierdas, que exhibe Nicolás Maduro en Venezuela…. No, imposible darle el mínimo chance a este comunista terrible, claman sus detractores y coros paralelos…

Con  esta imagen profusamente difundida, el inmenso y eterno saqueo, por parte de los que ostentan las palancas del Poder, pretenden conservarlas y así quedar exonerados de toda culpa…

No, no voy a exaltar al candidato de MORENA, solo quiero decir que si su lucha no fuera por la Regeneración de México, si lo que quiere, como aseguran sus detractores, es engañarnos y convertir México en una Venezuela bis, esta intentona, a todas luces ridícula, sería también una imposibilidad metafísica…

México, frontera enorme con la Gran Potencia del Mundo, no puede jugar al populismo de izquierdas, con el que han etiquetado a López Obrador los grandes esquilmadores de nuestro País, yo diría más, aunque quisiera no podría hacerlo, es fácil visualizar esta hipótesis imposible…

López Obrador es, visto lo visto, una posibilidad de establecer una impostergable regeneración para México, el peligro de desviaciones escaso, hemos caído en un nivel de manejo político tan bajo, que cualquier ruta, tendrá connotaciones positivas…

Cierro esta reflexión con una anécdota familiar; mi querido, inolvidable tío Dámaso, me comentó en cierta ocasión, cuando Cuauhtémoc Cárdenas intentaba conseguir la Presidencia de México frente al candidato del PRI y al comparsa Ceballos del PAN.

“Me dicen amigos que si Cárdenas es presidente, nos va a llevar a todos a la Chingada…, a lo que les he contestado – imagino a tío Dámaso con su invencible energía – Si nos lleva a la chingada, que nos lleve, lo que Si nos está llevando por ese camino, plena certeza, es si seguimos con esta cuadrilla de saqueadores insaciables…”

Actualización evidente…

Artículos relacionados