fbpx

Carlos Galguera Roiz

Las agrupaciones independentistas catalanas, después de una larga escalada, sondeando terrenos, sin mayores contratiempos ante múltiples violaciones de mandatos legales, piden ahora una consulta ciudadana, que están dispuestos a pactar con el Gobierno Español, ya que la unilateralidad les ha salido, por primera vez, “respondona”. Intentan promover la secesión de este territorio español; su “mantra”, aparentemente vendible, es: ¡¡ Queremos consultar al pueblo esta propuesta, que ellos decidan !!

Los grupos constitucionalistas han proferido gritos de doncella violada, descalificando esta posibilidad y perdiendo una ocasión de oro, para aceptar el reto, obligando a pactar unas condiciones que levantarían por los aires las trampas secesionistas…y que, además, los sediciosos no podrían eludir, so pena de dejar a la intemperie las vergüenzas de una larguísima manipulación…

Condiciones Sine qua non para abrir esta etapa: armar en toda Cataluña una campaña de información, alto nivel, masiva, contundente para explicar lo que se está jugando Cataluña; argumentos sustentados por líderes intelectuales reconocidos, primerísimo nivel,  la Televisión, Prensa, todos los medios de comunicación abiertos a este proyecto de información-formación ciudadana, aprovechando la disposición reiterada y favorable de los independentistas para la consulta pactada, cuyos pactos, condicionantes ineludibles, serían, precisamente, los que estamos bosquejando.

No será fácil construir estos escenarios, pero es imprescindible hacerlo, de tal suerte que los previsibles impedimentos, puedan interpretarse, lógica cartesiana, como una resistencia independentista de sacar la verdad a las plazas públicas…

Esta batalla hay que ganarla en la mente de los catalanes, porque la cuestión no tiene más recorrido racional, el emocional es otra historia, es el caldo de cultivo de los descarados usufructuarios del perverso status…; también hay que pensar esta faceta del problema, pero la plantilla de psiquiatras es, en España, bastante corta para lo que se necesitaría en esta coyuntura…

Así que hay que organizar una campaña de información, sin miedo, con inteligencia, sin límites, interesantísimo reto…para que la eventual consulta refleje la querencia de un pueblo suficientemente enterado, que sabe todas las consecuencias de la secesión, ventajas, inconvenientes, peajes a pagar, “beneficios” a repartir, nuevas esclavitudes a soportar, riesgos que se puedan contemplar, incluso ubicación de Paraísos, si es que aparecen…

Un fantástico ejercicio contrastando los Poderes establecidos con la ciudadanía catalana, también la española…incluso útil fuera de nuestras fronteras, porque las extrapolaciones de este conflicto tienen, sin duda, muchas traducciones interesantes…

Poniendo incluso sobre la mesa  un hecho, difícilmente rebatible; la independencia, si en algún momento la consiguieran  No los haría independientes, una conclusión casi evidente, que se esconde cuidadosamente en los discursos separatistas y sería fácilmente verificable, mucho, muchísimo menos, sería aplicable esta promesa para el grueso de la ciudadanía común…

Así las cosas, mi propuesta es abordar el interminable laberinto del independentismo catalán, con planteamientos originales, potentes, incluso usando el mismo estilo de palancas que el adversario secesionista exhibe, pero volteando sus contenidos…

Propongo un cambio radical de respuestas a las bravuconadas independentistas crecientes; tranquilidad, sin miedo, con inteligencia…; ¡¡Consulta!! claman los independentistas para solucionar el conflicto que está quemando España. ¿Consulta pactada? de acuerdo, sin ningún miedo; cumpliendo las condiciones, los pactos, que hemos esbozado en esta reflexión…

Si el sector independentista se niega a  aceptar esta gran campaña de información a fondo, previa a la consulta, estaría fulminado, el plumero aparecería a la luz pública descaradamente, la trampa quedaría patente ante el mundo entero, no solo frente a los catalanes; es decir estos “padres de la nueva patria” dejarían clarísimo un mensaje: no, no pretendían saber la verdad de lo que quieren sus ciudadanos, informados a fondo, lo que querían es mantener la tensión para conservar hilos de poder y el rio de oro que fluye por canales paralelos…

Vayan estas ideas a la luz, por si pueden aportar alguna pista para enfrentar el problema independentista catalán, que tanto daño está haciendo a toda España y tan pocos recursos intelectuales de altura, con estrategias inteligentes hemos puesto sobre la mesa…mientras las camarillas separatistas, visto lo visto, se han crecido; la mina de oro no la van a abandonar fácilmente, se resistirán, nos corresponde al resto de españoles obligarles a hacerlo…

Larguísima contaminación, manipulación…ha de ser barrida de los escenarios; información rigurosa, ideas, argumentos se tienen que abrir paso entre la ciudadanía catalana, terreno hostil, laboriosamente trabajado…pero con éxito posible, si sabemos hacerlo, tenemos mucho viento histórico y pistas para navegar a nuestro favor.

Creo firmemente que por ahí tendrían que ir los tiros…para que los disparos de verdad nunca lleguen a producirse. AMEN.

Comentarios

comentarios