lunes, mayo 20, 2024

CABEZA DE PLAYA: Luces fuertes, entre sombras espesas…

Carlos Galguera Roiz

“The Economist” y “Wunderman Thomson”, reconocida solvencia a nivel mundial, han realizado recientemente estudios rigurosos con proyecciones del comportamiento humano, especial atención entre la juventud, sobre los estilos de vida que se van a ir abriendo paso, plazos cortos, entre 2021 y 2030 vaticinan, a raíz de la nueva etapa “Pos pandemia”.

De la concepción predominantemente materialista, que se fue consolidando durante décadas, transitaremos a una fase en la que consumir y vivir enmarcados para dimensiones estrictamente materialistas, en sus muy diversas vertientes, pasarán a formar parte de lo “políticamente incorrecto” en el sentir general, con los jóvenes como estandarte más destacado en esta “línea ideológica”, si queremos llamarla así.

Los jóvenes, amplio espectro, se plantean según estudios mencionados, vida y perspectivas nuevas, una vez se abra, parece ya lo está haciendo, el capítulo post pandemia. Este hecho sociológico comportará muchas implicaciones que conllevan aperturas con dimensiones considerables…

Por ejemplo, la tendencia de la juventud emergente se plantea que el éxito económico únicamente es deseable si es compatible con creencias y convicciones personales profundamente sentidas y depuradas, algunos rodajes serán necesarios, más allá de las viejas retaguardias…

Estamos en la encrucijada, es ya inocultable, ante una crisis existencial de gran calado, consecuencia del hartazgo ante la instalación materialista, largamente fraguada en nuestras estructuras…, lo cual no quiere decir que la tendencia sería volver a los modelos arcaicos que nos precedieron, ni mucho menos, los nuevos caminos, sentido amplio, son en realidad inéditos y ya impostergables…

Se impone un cambio cultural que implica nuevos equilibrios en ámbitos como el Trabajo, la Política, Sociología, Economía, dimensión Trascendente, revalorización de lo Humano…, todo esto con sus necesarias, inaplazables renovaciones…es decir será preciso poner sobre la mesa un escenario de inmersión, realizada esta, en los términos más profundos y sobre muy diferentes escenarios…

Apenas un esbozo, lo que señalo arriba, que surge de los trabajos de “The Economist” y “Wunderman Thomson” en los que señalan una esperanzadora flecha, 3 de cada 4 jóvenes piensan que es posible cambiar la deriva actual del mundo de manera más positiva, optimismo idealista, podría pensarse, sin embargo la convicción de lo humano y la renovación de la escala de valores, nos abre la esperanza para creer esta noble intención, como señalan encuestas tan rigurosas…
Ojalá se vayan abriendo compuertas, aún podríamos salvarnos…

Artículos relacionados