fbpx

LUANDA, ANGOLA, 6 de abril (Al Momento Noticias).- La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, urgió a adoptar medidas para contener el brote del virus de la fiebre amarilla en Angola, donde han muerto hasta el momento 225 personas.

zikaDurante un recorrido en un punto de vacunación en Luanda, para evaluar la situación de la epidemia, subrayó que “este brote de fiebre amarilla es el más grave que Angola ha enfrentado en 30 años. Urgen medidas para contenerlo”.

En conferencia de prensa y acompañado por Chan, el ministro de Salud de Angola, Luis Sambo, sostuvo que desde diciembre de 2015, Angola ha estado lidiando con un brote de fiebre amarilla, que ha infectado a al menos mil 600 personas y causado la muerte de 225 de ellas.

El brote de fiebre amarilla, que se caracteriza por provocar fiebre, dolor muscular y cabeza, escalofríos, pérdida de apetito, náuseas, vómitos y fátiga, fue reportado por primera vez en Luanda en hace más de tres meses, aunque se ha extendido a seis de las 18 provincias del país africano.

La fiebre amarilla es transmitida por mosquitos infectados, de la especies Aedes aegypti, el mismo que propaga el virus de Zika, chikungunya y dengue.

Un pequeño porcentaje de personas infectadas experimentan una segunda fase, más grave de la enfermedad que incluye fiebre, ictericia y hemorragia interna, y al menos la mitad de los pacientes gravemente afectados mueren entre los 10 y 14 días, si no reciben tratamiento.

Por todo lo anterior, la directora de la OMS prometió apoyo y equipo para combatir el brote de la fiebre amarilla, además de mantener el programa de inmunización en todo el país.

“La campaña de vacunación ha sido hasta la fecha efectiva. Estamos viendo que el número de casos ha disminuido considerablemente, sobre todo en Luanda”, puntualizó el doctor Sergio Yactayo, experto en enfermedades epidémicas en la OMS.

Chan compartió que durante su visita a algunos sitios de vacunación y el Hospital General de Luanda, “puedo corroborar los avances que ha logrado el gobierno de Angola con su campaña de vacunación”.

 “Tenemos que vacunar al mayor número de personas en Luanda y en las provincias afectadas como sea posible para detener la propagación de esta enfermedad mortal”, remarcó Chan.

La OMS ha tomado medidas para contener este brote, trabajando con el Ministerio de Salud y socios de Angola para vacunar a la población de las provincias afectadas. Hasta finales de marzo pasado se habían vacunado contra la fiebre amarilla 5.7 millones de personas en Luanda.

Sin embargo, se requieren 1.5 millones de dosis adicionales para vacunar a la población en riesgo, tan sólo en la capital angoleña.

AMN.MX/fh/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *