lunes, mayo 27, 2024

Aumenta 50% las muertes por infarto en México en los últimos 14 años

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de mayo (AlMomentoMX).- El índice de pacientes con infarto de características transmurales se elevó en México en 50 por ciento los últimos 14 años, según el Registro Nacional de Síndromes Coronarios Agudos (Renasica) de 2016.

“La cifra prácticamente se triplicó de 29 mil a casi 90 mil defunciones por esa causa”, reveló el especialista en cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Carlos Alberto Guízar Sánchez.

Indicó que aun cuando en países de primer mundo este padecimiento tiene todavía un alto índice de mortalidad, se han logrado disminuir las cifras gracias a sus programas de salud y de desarrollo tecnológico.

Guízar Sánchez dijo que, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, la tasa de mortalidad por cardiopatía isquémica va en aumento desde hace dos décadas.

Precisó que para disminuir dichas cifras es necesario realizar estudios epidemiológicos, establecer factores de riesgo y tener estadísticas reales, lo que se hace a través del Renasica y, a partir de allí, establecer programas de prevención y políticas de tratamiento más eficaces.

El especialista detalló que México debe enfocarse a lograr resultados a largo plazo, pues reducir las cifras no es tarea sencilla, ya que las naciones que lo han logrado tardaron por lo menos 25 años.

Indicó que esos países desarrollan estrictos programas de seguimiento para controlar factores de riesgo como hipertensión, obesidad, tabaquismo, dislipidemias y sedentarismo, que incluyen guías de práctica clínica para vigilar con más eficacia dichas enfermedades.

Otro aspecto relevante en el que se debe trabajar es en reducir los tiempos en la atención de los síndromes isquémicos agudos, ya sea con trombólisis o con angioplastia primaria para incrementar la sobrevida.

Carlos Alberto Guízar enfatizó que con el propósito de que el paciente tenga más sobrevida, un infarto se debe atender antes de dos horas, ya que el tiempo es determinante para reducir el área de necrosis.

Según cifras del Renasica, los mexicanos se infartan en promedio a los 60 años, independientemente del síndrome coronario, del total, 80 por ciento son hombres, de ellos, 50 por ciento padece hipertensión, entre 45 y 46 por ciento son diabéticos, 50 por ciento tiene antecedentes de tabaquismo y entre 30 y 40 por ciento padece dislipidemia.

Después de un infarto, la calidad de vida de los pacientes depende mucho de los tratamientos que se le den, pero lo más importante son los cuidados posteriores en torno a la alimentación y actividad física indicada por el médico.

AM.MX/dsc

 

Artículos relacionados