fbpx

Foto: TwitterVILLAHERMOSA, TAB., 29 de septiembre (Al Momento Noticias).- Luego de que dos jóvenes murieron presuntamente a manos de elementos de la Policía Federal en la colonia Gil y Sáenz “El Aguila”, de la capital de Tabasco, la Procuraduría General de la República (PGR) atrajo la investigación.

Según testigos, los hechos ocurrieron el domingo, luego de que sujetos a bordo de un auto compacto dispararan contra el agente federal Esteban Pérez que viajaba en la patrulla 15091 sobre la Avenida Méndez, recibiendo dos balazos, uno en el hombro y otro a la altura de la oreja.

Inmediatamente sus compañeros iniciaron la persecución que siguió por la avenida Paseo Usumacinta hasta terminar en la calle Belisario Domínguez, fue allí donde abrieron fuego en contra de una camioneta Ranger blanca que estaba estacionándose, viajaban en ella cuatro ocupantes, dos de ellos fallecieron en el lugar y otros dos permanecen heridos.

Fernando Valenzuela Pernas, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), informó que la PGR  solicitó toda la información al respecto, debido a la presunta participación de elementos federales, razón por la cual se entregaron los dictámenes de la necropsia y la totalidad de la averiguación previa VH-SA-AUX-373/2015.

El fiscal explicó que la dependencia a su cargo llevo a cabo el levantamiento de los cuerpos y embalaje de los cartuchos localizados en la zona, donde incautaron un arma dentro de la camioneta, vecinos de la colonia afirmaron que dicha arma fue “sembrada” por los federales para justificar la agresión hacia los civiles.

Valenzuela Pernas enfatizó que  ningún elemento de la Policía Estatal ni de la Policía de Investigación de la Fiscalía participaron en el enfrentamiento, revelando que uno de los jóvenes es hijo de un funcionario de dependencia.

A su vez, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jesús Manuel Argáez de los Santos, dio a conocer que la CNDH investigará el caso, ya que, se debe determinar si realmente los policías federales fueron agredidos en primera instancia por los civiles.

Hasta el momento, familiares de los dos jóvenes fallecidos, identificados como Miguel Ángel López Martínez y Alejandro Contreras Sierra, interpusieron una denuncia ante la CNDH, inclusive el abogado Vicente Gómez Peralta, padre de Jorge Luis Gómez Estrada, una de las dos personas lesionadas, dio a conocer que el caso será llevado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). “Mi hijo vio morir en sus brazos a uno de los jóvenes que mataron los policías federales. Fue algo desagradable, él vio todo”.

Gómez Peralta compartió que López Martínez y Contreras Sierra en compañía de otro amigo, pasaron a buscar a su hijo en la colonia Rovirosa, porque, pensaban ver un partido de futbol en casa de Alejandro, en la colonia El Águila.

Agregó que en el camino se dieron cuenta que “una patrulla azul de la Policía Federal los perseguía sin saber por qué, cruzaron Avenida Méndez para ir directo a la casa de su amigo, los federales les dispararon a lo lejos y ellos alcanzaron a estacionar la camioneta, cuando estuvieron más cerca les dispararon sin piedad, ellos gritaban pero los agentes trataron de rematarlos, no lo hicieron porque se dieron cuenta que la gente comenzó a filmarlos”.

En las redes sociales ha iniciado una convocatoria para salir a las calles y marchar hacia la Quinta Grijalva (residencia oficial del gobierno de Tabasco)  por el asesinato de los jóvenes.

AMN.MX/fh/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *