fbpx Atienden cada año en Jalisco unos 55 mil casos por picadura de alacrán
l
Conozca una serie de recomendaciones para no ser víctimas de este pequeño insecto  

GUADALAJARA, 4 de noviembre (Al Momento Noticias).-  Cada año se registran en Jalisco unos 55 mil casos por picadura de alacrán, con lo que la entidad ocupa el sexto lugar de incidencia a nivel nacional, informó la coordinadora del Programa de Alacranismo de la Secretaría de Salud estatal, Mónica Mercado Hernández.

La funcionaria señaló que en lo que va de 2014 se han registrado 37 mil 674 casos de picadura de alacrán, en los que las zonas de mayor incidencia son los municipios de Mezquitic, Bolaños, Tomatlán y Cuautitlán, mientras que las de mayor número de casos son Tamazula, Ciudad Guzmán, La Barca y Ameca.

La especialista recomendó a la población en general no utilizar remedios caseros ante una picadura de alacrán y acudir inmediatamente a un área de atención médica de urgencia, ya que el hecho de cortar, succionar o colocar un torniquete en el área afectada complica la situación del afectado.

Destacó que otros de los remedios caseros a los que recurren con frecuencia las personas después de haber sido picados por un alacrán, son poner el insecto en alcohol y utilizarlo como ungüento donde punzó, además de comerse el alacrán vivo para quitar lo “envenenado”.

Mercado Hernández insistió que entre los principales errores que cometen las personas después de haber sufrido una picadura de alacrán, se encuentra el utilizar remedios caseros, esperar a presentar síntomas, creer que si antes nos picó un alacrán el siguiente no hará efecto y perder el tiempo en buscar al arácnido que le picó.

“Se debe de buscar atención médica inmediata, se recomienda atenderse antes de los 30 minutos y, en los menores de cinco años, lo antes posible. El tratamiento específico es el suero antialacrán, cuya aplicación es gratuita en las unidades de salud”, subrayó.

Algunas de las medidas para prevenir una picadura de alacrán, señaló, son sacudir la ropa de cama antes de acostarse y la ropa antes de vestirse; revisar y sacudir los zapatos antes de calzarlos; colocar tela de tul o mosquitero en puertas y ventanas; cortar la maleza alrededor de la casa.

Los trabajadores de campo deben utilizar guantes de carnaza para su mejor protección y podar los árboles para que sus ramas no toquen las paredes de la casa.

Sugirió encalar los muros de los exteriores mezclando cal, nopal molido y sal con agua, dejar reposar 24 horas y aplicar al día siguiente sobre la pared a la altura de un metro del suelo hacia arriba, esto con el objetivo de visualizar el alacrán más fácilmente.

“La mezcla del nopal le brinda adherencia al encalado, la cal repele al alacrán debido a que va soltando polvo en las patas de los alacranes y ellos no tienen buena visión a pesar de tener tres pares de ojos, por lo que se alejan al tener contacto con la cal”, aseguró.

Comentó que la temporada con mayor incidencia es principalmente en los meses de marzo y mayo, debido a que la temporada de calor es propicia para la reproducción del alacrán; la mayor mortalidad se presenta en niños menores de cinco años. Los adultos de más de 65 años también tienen grandes probabilidades de morir o complicar su salud al ser picados por un alacrán.

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *