fbpx

Bertha Eugenia Sotres Mora/

ABOGADOS_APPLESEEDEs frecuente que a pesar de la importancia que tiene el tema legal en todos los ámbitos de la vida social, no es sino hasta cuando se está involucrado en una crisis, que se actúa reactivamente. Ahora bien, contar con apoyo legal, exige una inversión económica, que no siempre se tiene. Esto suele sucederles en especial, a las personas en lo individual, a las Pymes y a  las organizaciones de la sociedad civil o de las comunidades en condición de vulnerabilidad.

Lo anterior ha dado lugar a la creación de un instrumento legal denominado Pro Bono, que significa “para el bien público” y que consiste en asesorar legalmente y de forma gratuita, a personas físicas y morales para proteger sus derechos. Esta figura procesal busca salvaguardar el estado de derecho y promover la realización de actividades, sin fines de lucro, por parte de especialistas en esta materia, encaminados al beneficio social.

Recientemente la comunidad jurídica de México reconoció la necesidad de aplicar Pro Bono de manera institucional y organizada.

Son dos los factores que han contribuido a que en México, se reconozca la necesidad de participar en actividades Pro Bono. La primera es que la comunidad jurídica (colegios de abogados, escuelas y facultades de Derecho, despachos, profesionistas independientes y estudiantes,) han comprobado los avances en otras jurisdicciones y las bondades de seguir dicho camino. La segunda, tiene que ver con la influencia de otros países, derivada de la indudable práctica transfronteriza de la profesión.

Acceso a la justicia

Son varios los despachos en nuestro país que ejercen Pro Bono y lo. hacen, de manera congruente con los postulados y objetivos planteados en la Declaración Pro Bono de las Américas que auspicia el Vance Center, que dicho sea de paso, es el primer esfuerzo de colaboración entre abogados de Iberoamérica con el fin de articular la responsabilidad del abogado en la promoción al acceso de justicia y de asesoría legal a los menos favorecidos.

La Declaración Pro Bono requiere a quienes la suscriben, cumplir con un objetivo claro: 20 horas donadas por abogado por año.

Logros reales

La labor de más de 15 años de la Fundación de la Barra Mexicana de Abogados y de 10 años de la Fundación Appleseed México, A.C. ha conseguido no sólo difundir el concepto del trabajo Pro Bono entre profesionistas de distintas especialidades -derecho penal, familiar, mercantil y transaccional (abogados corporativos), entre otros- sino también, servir de vínculo entre el abogado y la persona u organización que requiere de servicios legales.

Aunque aún falta mucho por hacer, Pro Bono es una iniciativa para que cada día más abogados y despachos se sumen a la tarea de apoyar de forma voluntaria y gratuita a organizaciones de la sociedad civil y a otros grupos vulnerables que requieren de servicio de calidad este tipo. También es un ejemplo de lo que podrían hacer los profesionistas de otros ramos, para contribuir al desarrollo de un México más justo y equitativo.

 

www.creel.mx

www.bma.org.mx

www.vancecenter.org

www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/bsm/ogm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *