fbpx
Foto: Notimex
Foto: Notimex

TORONTO, 18 de abril (Al Momento Noticias).- Las artesanas de Chiapas y Guerrero se están empoderando a través de sus bordados, los cuales se han colocado en mercados que los valoran y pagan un precio justo, señaló Ana Paula Fuentes, ex directora del Museo Textil de Oaxaca.

Ana Paula trabaja con dos cooperativas “El camino de los Altos” en San Cristóbal de las Casas, donde laboran 130 tejedoras mayas que han sido asesoradas para promover sus prendas en el mercado nacional e internacional. Y “La flor de Xochistlahuaca” compuesta por 20 mujeres de Amuzgo.

“El trabajo que realizo con las tejedoras va encaminado a crearles conciencia para que puedan apreciar y empoderarse a través de sus textiles, que no los vean sólo como para vender y ya, sino algo que es parte de sus vidas y con lo que puedan vivir dignamente, además de preservarlo”, aseguró Ana Paula.

En el marco del seminario “Modern Mexico: Fusions, Fashion and Folk Art”, realizado en el Royal Ontario Museum (ROM), Ana Paula dijo que era un evento de gran importancia para las artesanas mexicanas.

“Me parece muy importante que el ROM haya realizado este seminario para dar a conocer lo que están haciendo las tejedoras mexicanas y hablar del arte popular, la moda y el México moderno”, refirió.

La ex directora del Museo Textil de Oaxaca, nació en la Ciudad de México y realizó estudios sobre diseño de textiles. Es cofundadora del estudio experimental “11011” de Oaxaca, donde actualmente radica.

“El arte de las tejedoras las puede volver mujeres autónomas”, dijo Ana Paula quien promueve los productos tanto en México como en el extranjero.

Señaló que las tejedoras de Chiapas y Guerrero venden sus textiles dentro y fuera del país; ya sea en tiendas, ferias y museos, pero siempre “ante un mercado que valora el textil y la filosofía que estas cooperativas tienen”.

Gracias al trabajo que se realiza con ellas “estas tejedoras están vendiendo sus productos al mercado correcto, que valora su arte y que paga un precio justo”, afirmó la promotora.

El trabajo se promueve con el fin de que sus textiles sigan estando basados en su original, en las técnicas y motivos tradicionales, pero a la vez que haya innovaciones.

“Si la cultura es estática muere y los menos tradicionalistas son los mismos artesanos, porque siempre van adoptando temas nuevos, les gusta innovar, pero deben respetar la esencia de lo que ellos hacen”, explicó Ana.

AMN.MX/pp/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *