fbpx
l
Lo ideal es mantenerlos frescos  

GUADALAJARA, 6 de abril (Al Momento Noticias).- Estamos en plena temporada de calor y cubrir a los niños menores de un año de edad con demasiada ropa y cobijas puede aumentar su temperatura corporal por lo que los líquidos contenidos en su cuerpo se evaporan permanentemente, lo que puede llevar a la deshidratación.

La jefa de Enfermería de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 54, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Verónica Orozco Sotelo, dijo que por desgracia este fenómeno es muy frecuente.

Incluso, advirtió, los infantes podrían desarrollar malestares que, de no tratarse a tiempo, ponen en riesgo su vida.

“En consulta vemos casos de fiebres y diarreas en pequeñitos, porque los padres de familia los arropan de más, incluso en épocas del año, en las que no es necesario, es de lo más común.

“En la mayoría de los casos, las mamás primerizas no comprenden la trascendencia de esta acción aparentemente tan normal y se les hace fácil cubrir a sus hijos, pero al hacerlo, los deshidratan”, indicó Orozco Sotelo.

Los síntomas de la deshidratación infantil, en una primera etapa, son falta de lágrimas cuando el bebé llora, que pasen más de seis y hasta ocho horas sin que se moje el pañal.

Además, que la orina sea de color y olor más intensos a los de costumbre, aletargamiento o cansancio y labios secos, por lo que es necesario que lleven al infante a consulta con el médico familiar.

Cuando el niño está gravemente deshidratado presenta ojos hundidos, irritabilidad o, por el contrario, somnolencia excesivas, manos y pies fríos y fontanela (espacio de la cabeza aún suave porque los huesos no se han unido) deprimida o hundida, detalló.

En este sentido, la lactancia materna juega un papel importante, ya que los niños que son alimentados así de manera exclusiva, tienen una probabilidad muy baja de deshidratarse, incluso si se les cubre en exceso, pero aquellos cuya dieta se basa en leches comerciales, deberán ingerir también cierta cantidad de agua simple.

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *