lunes, marzo 4, 2024

AQUÍ EN EL CONGRESO: Pasa Monreal estafeta a Eduardo Ramírez

Por José Antonio Chávez

El anunciar la secretaria de Seguridad Pública Federal, Rosa Icela Rodríguez su permanencia en la institución ante el propio Presidente López Obrador, hasta que termine el sexenio, disipó las dudas que sería, ella la candidata al gobierno de la Ciudad de México.

Ese movimiento, adelantado en estos tiempos de definiciones, abre todavía más la posibilidad que sea el líder del Senado, Ricardo Monreal el abanderado para esta ciudad capital y suceder a la corcholata consentida de Palacio Nacional.

Monreal ayer solicitó licencia y su cargo surtirá efecto hasta el próximo viernes que se separará de la Cámara Alta, para arrancar su campaña el lunes rumbo a la candidatura presidencial.

Sin embargo, no pierda de vista que en el encuentro que tuvo con el Presidente en Palacio Nacional, trascendió que se hicieron los acuerdos para que se fuera por el gobierno de la CDMX, una vez que concluyera el proceso de la presidencial que saldrá el 6 de septiembre.

En consecuencia, Monreal podría estar listo para abanderar la candidatura de CDMX y buscar el triunfo en una apretada tarea si tomamos en cuenta que la oposición lleva ventaja con nueve de las 16 alcaldías y un porcentaje, hoy del 43 por ciento sobre un 41 por ciento de Morena.

Morena no la tiene fácil, aún si no fuera Ricardo Monreal el o la candidata del partido de López Obrador, estaría en el filo de la navaja, toda vez que los números son adversos.

En la oposición es casi un hecho que el abanderado será el actual alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada que lleva el apapacho de los panistas de Marko Cortes, priistas de Alejandro Moreno “Alito” y de los perredistas de Jesús Zambrano.

En consecuencia, si los pronósticos no fallan, estaríamos ante un escenario de pelito a navaja limpia de Monreal-Taboada.

En Morena hay preocupación para retener la Ciudad de México, saben que los opositores del PAN, PRI y PRD si se suma Movimiento Ciudadano les arrebatarán, no solo el gobierno de Sheinbaum, sino el Congreso local y los 24 diputados federales, ese es el riesgo.

López Obrador sabe que necesita de un personaje que tenga arrastre para retener esta capital, pues los votos no son suficientes con su pura marca, requiere de un empujoncito de luz propia o musculo político de otro personaje.

Ricardo Monreal puede ser el más viable, por ello no se descarta que ene se encuentro con el Presidente se haya hablado de ese plan de salvar la Ciudad.

Tal vez por eso se entiende que su campaña arrancará en la alcaldía Cuauhtémoc el lunes, una demarcación que gobernó en el 2015-2018 y que marcó reforzar su musculo político.

 

Por lo pronto, este miércoles amanecerá como sustituto de Monreal en la Junta de Coordinación Política del Senado, el chiapaneco Eduardo Ramírez que fue ayer designado para ocupar este cargo. Anote que en estos cuatro años se ha desempeñó como de los más cercanos a Monreal. Es decir, no batallaran del brinco del todavía líder para darle seguimiento en los trabajos legislativos que vienen escalonados en la agenda de la famosa JUCOPO.

 

SI HUBESE GANADO EDOMEX Y COAHUILA, ALITO SERÍA EL CANDIDATO

Si bien el líder del PRI, Alejandro Moreno “Alito” mantenía la expectativa de buscar la candidatura a la Presidencia de México por su partido el tricolor, bueno puede darlo por hecho que no competirá.

Una de las bases que llevaba para lograr la candidatura presidencial, sin duda sería el que hubiera ganado el Edomex y Coahuila.

Alito le dio la vuelta a la página después de las elecciones y ahora están metidos, junto con Marko Cortés y Jesús Zambrano en la construcción del mecanismo para definir la candidatura presidencial.

El proyecto para la designación será un proyecto ambicioso en la búsqueda de lograr el mayor consenso, partidos con la propia sociedad, toda vez que estarán abiertos a la ciudadanía.

La idea es buscar la mayor participación de la ciudadanía en el 2024 y en eso se está trabajando para construir la estrategia que involucre a ese sector sin partido.

Los amarres serán para construir la Presidencia de México, el Congreso de la Unión y las nueve gubernaturas, además de los Congresos locales y municipios. En todo irán en coalición.

También, en esa estrategia se buscará convencer a Movimiento Ciudadano de Dante Delgado para sumarse a esta alianza.

De acuerdo con Manlio Fabio Beltrones si van juntos PRI, PAN, PRD y MC sin duda que en el 2024 ganarían 7 de las nueve gubernaturas, anote Guanajuato, Yucatán, Veracruz, Puebla, Morelos, Jalisco y la Ciudad de México. Morena ganaría, sin duda Tabasco y Chiapas.

Movimiento Ciudadano, si se logra cerrar se sume a este bloque, estaría al frente de la candidatura de Veracruz y Jalisco, mientras que el resto sería para el PAN y el PRI.

No pierda de vista que la mayoría de casas encuestadoras inflaron los números en el estado de México en beneficio de Morena. Hubo algunas que le daban hasta el 25 por ciento de ventaja cuando la realidad al final fue de 8 por ciento.

Esa estrategia de esas encuestadoras, que el propio INE calificó de cifras falsas, jugó un papel importante para inhibir el voto a favor de Alejandra del Moral. La idea era desmotivar a los posibles que darían su voto a la oposición y sin duda les funcionó.

Sin embargo, los números al final del día, juntando los resultados de Edomex y Coahuila, Morena y sus aliados lograron 3, 548, 410 contra PAN, PRI y PRD 3, 494, 061. Un margen de 50 mil votos, podríamos decir que estuvo parejo el tiro, si tomamos en cuenta que el porcentaje del 2024 se suma a nivel nacional de todos los estados, entonces podemos adelantar que son los votos los que se cuentan y no el número de quien tiene más gobiernos.

Jachavez77@yahoo.com

Artículos relacionados