fbpx Aprueban reformas para disminuir el número de adolescentes y adultos analfabetas | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Alfabetización-adulto-mayorCIUDAD DE MÉXICO, 11 de noviembre (Al Momento Noticias).- La Cámara de Diputados aprobó, con 418 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones, reformas a la Ley General de Educación, con el objetivo de abatir el analfabetismo que sufre el 6.9 por ciento de la población de 15 años o más.

La reforma al artículo 44 de dicha norma, enviada al Senado de la República para sus efectos constitucionales, establece que tratándose de adolescentes la autoridad educativa federal podrá prestar los servicios que correspondan de manera exclusiva a las autoridades locales, a fin de disminuir el número de los que no hayan cursado o concluido su educación primaria y secundaria. Actualmente este artículo sólo contempla a los adultos.

El documento señala que casi la mitad de los analfabetos tiene más de 60 años, más de medio millón son jóvenes de entre 15 y 29 años y más de 2 millones tienen entre 30 y 59 años, lo que significa que son personas en plena edad productiva.

En los artículos transitorios de la reforma, se precisa que las acciones que deban realizar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, para dar cumplimiento a lo dispuesto, habrán de cubrirse en función de los recursos disponibles conforme a la Ley de Ingresos de la Federación y sujetarse a la disponibilidad presupuestaria que se apruebe para dichos fines en el Presupuesto de Egresos de la Federación y a las disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Asimismo, se establece que el Ejecutivo federal en un plazo no mayor de 90 días publicará en el Diario Oficial de la Federación, las normas para la administración de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA) de los estados, así como para  establecer reglas claras y puntuales bajo las cuales deben operar los recursos del fondo.

Además, deberán incluir indicadores de transparencia y responsabilidad en los criterios de asignación de las transferencias federales; la fórmula que incluya los criterios y elementos considerados para distribuir los recursos del FAETA entre las entidades federativas, y promover mecanismos para incentivar la realización de las evaluaciones previstas por la ley.

Al fundamentar el dictamen, la diputada  Nelly del Carmen Vargas Pérez (MC), secretaria  de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, señaló que la marginación y la penuria educativa tienen a México en el lugar 55 en acceso a la educación a nivel mundial y “más de 34 millones de personas sufren rezago, analfabetismo o tienen apenas cuatro años de estudio”.

Enfatizó que en México existen grandes asimetrías estructurales y la desigualdad social es el principal problema del sistema educativo. “Las peores escuelas son para quienes más lo necesitan. El gobierno y autoridades están convencidos de que el sistema educativo no funciona por culpa de los maestros, sin analizar el contexto ni las condiciones sociales y económicas que viven millones de mexicanos”.

Consideró que la educación para adultos en nuestro país es un gran problema vinculado a la pobreza, exclusión, discriminación y desigualdad.  Por ello, dijo, la reforma pretende integrar a quienes el sistema “privó de recibir una educación básica para una mayor integración dentro de la sociedad actual”.

En tanto, la diputada Dora María Guadalupe Talamante Lemas (Nueva Alianza) señaló que en México el analfabetismo continúa vigente ya que el porcentaje es aún del 6.1, parámetro superior al fijado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (UNESCO), el cual es del 4 por ciento para considerar un territorio como libre de esta problemática.

Precisó que en 2012, la población en situación de rezago ascendió a más de 32 millones de personas, lo que representa el 38 por ciento. Por ello, destacó la importancia de  procurar la disminución del número de personas que no hayan cursado o concluido su educación y reafirmó su compromiso de dotar de recursos financieros y materiales que se requieran para erradicar el analfabetismo.

Por el PT, el legislador Héctor Hugo Roblero Gordillo dijo que hoy el analfabetismo siegue siendo una asignatura pendiente del Estado, por lo que se pronunció a favor de la reforma.

Sostuvo que la erradicación del alfabetismo solo ha sido un buen deseo sin materializar en los hechos y enfatizó que no solo se trata de falta de recursos económicos, sino de todo un entramado que permita erradicar este flagelo de una parte importante de mexicanos.

La diputada  Martha Beatriz Córdova Bernal (MC) comentó que esta reforma tiene un retraso de más de 80 años, ya que la educación es el gran reto de México, por lo que pidió tener conciencia y responsabilidad aprobando mayores recursos para  educación.

Refirió que los países de primer mundo invierten un 20 por ciento del Producto Interno Bruto para este sector, “cosa que nosotros no tenemos en México”. Recalcó que “sin presupuesto no podemos avanzar en educación”.

En tanto, el diputado Mario Francisco Guillén Guillén (PVEM) mencionó que los más de 5 millones de analfabetas que hay en México, representan casi el 7 por ciento de la población mayor de 15 años; ello significa una asignatura pendiente para el Estado mexicano, pues esas personas al no saber ni leer ni escribir, ven reducidas seriamente sus posibilidades de desarrollo.

La reforma, dijo, resulta clave en la lucha por la erradicación del analfabetismo y la reducción del rezago educativo y para una política pública del Estado que tenga continuidad, más allá de este sexenio.

Del PRD, la diputada Roxana Luna Porquillo subrayó que el analfabetismo ha sido y sigue siendo en poderoso factor en la perpetuación de la pobreza, marginación y de la exclusión social. Subrayó que 32 millones de mexicanos se encuentran en condición de rezago escolar, ya sea por la condición de analfabetos o por no haber concluido los estudios de primaria o secundaria.

Resaltó que no saber leer y escribir constituye una de las grandes desventajas que una persona puede tener, ya que esta condición margina, aísla y demerita a los individuos. Por ello, dijo, el Estado tiene en la educación y en la alfabetización uno de los mayores retos y obligaciones.

La diputada Dulce María Muñiz Martínez (PRI) enfatizó que alfabetizar y reducir el rezago educativo es una tarea fundamental y prioritaria que implica a los ámbitos Legislativo y Ejecutivo, en tanto que la ley y las políticas públicas de manera coordinada deben posibilitar la accesibilidad a la educación a todas las mexicanas y a todos los mexicanos en cada rincón del país.

Se pronunció a favor de la modificación, pues constituirá un elemento fundamental que fortalecerá la educación para los adolescentes y adultos en las entidades federativas, lo cual impactará en una mayor calidad de vida.

Durante la discusión, al hablar a favor de la propuesta, el diputado Ricardo Mejía Berdeja (MC) aseguró que el analfabetismo va de la mano con la pobreza, la desigualdad, la discriminación y el rezago social. “México sigue siendo hoy un país con más de 53 millones de pobres”, externó.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *