fbpx
Portada de “Te amo… pero soy feliz sin ti” de Jaime Jaramillo/ Cortesía: Penguin Random House

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de febrero, (AlMomentoMX).- Jaime Jaramillo –también conocido como Papá Jaime- nos presenta un libro para comprender que las relaciones nocivas no deben perjudicar nuestras vidas. Este es un texto reflexivo a través del cual, el escritor de origen colombiano nos guía para identificar y alejar los tipos de apegos que existen en nuestras vidas, los cuales diferencia como: afectivo, material e ideológico.

Reseña

El objetivo de Jaime Jaramillo, con muchos años de experiencia en temas de pareja, estabilidad emocional y conducta, es mostrar que el amor profundo que debemos tener hacia nosotros nos permitirá elegir a quién amar de manera libre y decisiva.
La mayoría de las personas viven  inconscientes y dormidas, pero no lo saben. Por ello se cree que el apego es algo natural, con lo que se nace, sin entender que es una creación de la mente, se nutre del miedo y es el culpable, en gran parte, de nuestros dolores y sufrimientos.
Por ese motivo, cuando depositamos la felicidad en manos de nuestros seres queridos o en las cosas materiales y alguna de esas personas o cosas desaparece o amenaza con hacerlo, sentimos miedo y un gran vacío interior. Perdemos nuestra razón de vida, nuestra realidad y, por si fuera poco, parte de nuestra personalidad.
Existen tres tipos de apegos que pueden tener diferentes manifestaciones e intensidad a lo largo de nuestra vida. El apego afectivo, que se puede confundir con el amor y se muestra con mayor intensidad en las relaciones de parejas o ante la muerte de un ser querido, implica que convertimos a la otra persona en la razón de nuestro ser. El apego material supone centrar la felicidad en el tener, poseer y ostentar; lo que lleva a creer que valemos más por lo que tenemos que por lo que somos. El apego ideológico, las creencias falsas y los fanatismos extremos, están en la base de los peores pasajes de la historia y es el origen de guerras y rivalidades. La solución está en tus manos. No importa cuál sea tu situación, la solución es la misma para todos, y cada uno tendrá que recorrer su propio camino. Se trata de despertar, elegir bien y salir del estado de inconsciencia en el que te encuentras.
Te amo pero soy feliz sin ti, nos enseña a escoger la verdadera libertad, sin depender del otro, de la pareja o quienes nos rodean. El amor auténtico exige libertad, mientras el apego exige posesión.
En este libro encontrarás herramientas sencillas y simples que te ayudarán a despertar tu conciencia y a liberarte de tus apegos, para que puedas experimentar el mundo sin miedo a través del verdadero amor. Cuando despiertes de tu inconsciencia nada te perturbará y disfrutarás tu vida a plenitud.

Comentarios

comentarios