fbpx

LA HABANA, 22 de marzo (Al Momento Noticias).- El presidente Barack Obama consideró que “Cuba debería tener elecciones libres”; no obstante, “el futuro de esta nación tiene que estar en las manos del pueblo cubano”.

Obama se dirigió al pueblo cubano con un mensaje de paz, amistad, y un futuro compartido, aunque reconoció las diferencias que separan a los dos gobiernos en derechos humanos y libertades políticas.

“He venido aquí a enterrar uno de los últimos remanentes de la Guerra Fría en las Américas”, señaló Obama desde el magno escenario del Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana, la institución teatral más añeja de América Latina, fundada en 1838.

“Es hora de dejar atrás el pasado. Es hora de ver hacia delante juntos”, dijo Obama. “Un futuro de esperanza. Sí se puede”, remató en español con la legendaria frase del activista estadunidense de origen mexicano César Chávez.

Ante mil 500 invitados especiales, incluido el presidente Raúl Castro, la bailarina Alicia Alonso y una delegación de 40 legisladores estadunidenses, Obama sostuvo que las diferencias entre Cuba y Estados Unidos son “reales e importantes”.

Mientras Cuba es un sistema unipartidista, Estados Unidos es un país multipartidista; Cuba es socialista con un Estado fuerte y Estados Unidos cree en la importancia del individuo, indicó.

No obstante señaló que las diferencias no deben ser obstáculo para mantener relaciones normales. “Somos como dos hermanos distanciado”, dijo en español.

En ese sentido renovó su llamado al Congreso de Estados Unidos para levantar el embargo económico de más de cinco décadas contra la isla, lo que motivó una ovación de pie de la numerosa delegación de legisladores estadunidenses.

“Es una política anticuada”, exclamó Obama en lo que desató un aplauso generalizado en el teatro.

En su discurso, Obama abrió un torbellino durante su último día en la isla, en el que se incluye una reunión con disidentes cubanos y la asistencia a un partido de béisbol con el equipo nacional del país.

“La Habana está a sólo 90 millas de la Florida, pero para llegar hasta aquí hemos tenido que recorrer una gran distancia”, dijo Obama.

Ante el presidente cubano, quien se encontraba en un balcón del teatro, llamó a los ciudadanos a ser capaces de “decir lo que piensan sin miedo” y elegir a sus líderes en elecciones libres y justas.

Obama dejó en claro que no es suficiente el levantamiento del embargo para el mejoramiento de las condiciones de vida en la isla.

El presidente estadunidense destacó que Cuba tiene extraordinario recursos, en particular un sistema educativo que valora individualmente a cada niño y niña.

“Mi visita a Cuba renueva mi esperanza y mi conciencia de lo que el pueblo cubano puede hacer. Haremos este viaje juntos”, señaló.

El último día de Obama en Cuba fue ensombrecido por los terribles ataques en Bruselas, donde decenas de personas murieron en las explosiones en el aeropuerto y una estación de Metro. El presidente abrió su discurso con la promesa de hacer “lo que sea necesario” para apoyar a Bélgica.

AMN.MX/bhr

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *