fbpx ALFA OMEGA: Peña Nieto perdió la oportunidad de oro | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Jorge Herrera Valenzuela

Siempre recuerdo al cronista deportivo “El Perro” Bermúdez por sus gritos eufóricos y sus frases como aquella de “¡Era suya!, La tenía y…¡la dejó ir!”. La aplico en este inicio de febrero de 2017, porque el Presidente Enrique Peña Nieto pudo recuperar la credibilidad y la confianza de los mexicanos, pero “todo le pasó de noche”. Bastaba una acción, una finta, un discreta amenaza, para frenar al empresario republicano que, en menos de 12  días, como presidente de Estados Unidos de América, sembró la incertidumbre en el mundo y particularmente en México, con sus acelerados decretos disparados desde el Salón Oval de la Casa Blanca, en Washington, D.C..

Doce días, a partir de que rindió protesta como el presidente 45 al suceder a Barack Obama, el hombre de la revuelta cabellera rubia, fueron suficientes para que demostrara que le importa muy poco lo que ocurre a su alrededor. Minimizó la Marcha de Mujeres que se realizó en 670 ciudades de la Unión Americana, en Europa, en Japón, en la Ciudad de México y en muchas poblaciones más. Estrechó sus relaciones con Vladimir Putin, el dictador ruso. Cumplió su amenaza de campaña al firmar el decreto para levantar el muro en la frontera con nuestro país.

Pues bien, mientras el magante inmobiliario se despachaba con la cuchara grande, el gobierno mexicano envió a dos miembros del gabinete presidencial y al jefe de la Oficina de la Presidencia, dizque para coordinar la agenda que se abordaría el último día de enero entre los presidentes de México y de EUA. Se pasaron de ingenuos, porque fueron recibidos con la noticia de que estaba oficializada la construcción del muro. En lugar de proceder dignamente, regresando al país, el trío de funcionarios peñanietistas se sentaron a platicar “cordialmente” con empleados de segundo rango. El paso siguiente fue cancelar el viaje de Peña Nieto a Washington, después de reiterar que no pagaremos el muro. Como ya es costumbre en este sexenio, vinieron los discursos presidenciales que a nadie convencen.

Es cierto que fue un clamor nacional en contra del gobernante del país más poderoso del mundo. También es verdad que, por primera vez desde hace muchos años, se dio la unidad de todos los mexicanos en torno al Presidente de la República. El respaldo surgió espontáneamente en todos los sectores de la sociedad. El pueblo esperaba hechos, no palabras, del Jefe del Ejecutivo Federal. Anunciar, por ejemplo, que ante la amenaza de eliminar el Tratado de Libre Comercio, México buscaría firmarlo con otros países o bien que ante la salida de Estados Unidos del TPP, se mantendría el acuerdo e invitarían a países de la misma región.

No confundir la unidad nacional en torno al Presidente de México, con un respaldo a Enrique Peña Nieto. Me dirán que en 1985 los mexicanos nos solidarizamos para auxiliar a las víctimas del terremoto, sí, pero no fue de apoyo a Miguel de la Madrid Hurtado. Estamos viviendo una etapa diferente e inclusive en este 2017 el retorno de Luis Videgaray Caso nos presenta más que a un secretario de Relaciones Exteriores, al hombre que también decide la política interior. El Presidente Peña Nieto está más preocupado por impulsar a su primo para que no pierda las elecciones en el Estado de México, que en  buscar fórmulas para contrarrestar al hostil yanqui. Su política exterior cambió de estilo: en lugar de viajes, está usando el teléfono para dialogar con sus pares. Después surgen “las filtraciones noticiosas”.

Hasta ahora las manifestaciones populares, en casi todo el país, son de protesta contra el impopular “gasolinazo”. Ninguna de apoyo al  Presidente Peña Nieto. Ni siquiera el PRI ha organizado un acto masivo contra las locuras del republicano que carece de sensibilidad política y de percepción diplomática. Los gobernadores, agrupados en la CONAGO, presididos por el tabasqueño Graco Ramírez, también siguen la política de puras palabras y anuncios de “vamos a hacer”. La nula estrategia de información del gobierno federal, nos mantiene a las versiones que surgen cotidianamente; en la mañana afirman, lo que al medio día desmienten y por la tarde-noche la confusión es mayor. Por cierto, al estar redactando estos comentarios, nos dieron la noticia de que hasta el próximo viernes 17 nos dirán si hay o no incremento en los precios de la gasolina.

PREGUNTA PARA MEDITAR:

¿Se dará cuenta el Presidente Peña Nieto que está en el momento crucial de su sexenio y que su homólogo norteamericano juega con él, burlándose del pueblo mexicano?

LO QUE OÍMOS EN LA CALLE

REDUCIR NÚMERO DE LEGISLADORES

Cuando el Presidente López Mateos propuso la figura de los “diputados de partido”, el propósito fue abrir las puertas de Donceles y Allende (entonces sede de la Cámara de Diputados) a los políticos que figuraban en la oposición. En los años setentas  hubo otra reforma constitucional que elevó a 500 diputados federales y a 128 senadores, así como también aparecieron los diputados locales “de representación proporcional”, llamados en otro momento “diputados de representación popular”. Quitar a 200 de la Cámara Baja y a 64 de la Alta, sería lo más congruente. El PRI propone suprimir a 100 diputados y a 32 senadores, pero Don Luis Videgaray Caso no ha sido consultado.

¿IMPUGNARÁN LA NUEVA CONSTITUCIÓN?

Este será un domingo, de doble aniversario y de una presentación. En el Teatro de la República, en Santiago de Querétaro, será la ceremonia oficial, la sesión solemne, para recordar que en ese mismo escenario –entonces Teatro Iturbide—hace un siglo el presidente diputado Luis Manuel Rojas Arreola, de Ahualulco de Mercado, Jalisco, entregó la Carta Magna al constitucionalista Venustiano Carranza. Así, históricamente, cumplían los integrantes de la XXVI Legislatura. El 5 de febrero de 1857 bajo la presidencia del abogado potosino Ponciano Arriaga (José Ponciano Arriaga Leija) fue firmada la Constitución, cuyos trabajos comenzaron al triunfo de la Revolución de Ayutla. Hoy, domingo 5 de febrero de 2017, en la Ciudad de México, está proyectado publicar el texto de la primera Constitución que regirá  a partir del 17 de septiembre de 2018 en la Capital del País. La Asamblea Constituyente entregó el documento al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, pero ya surgieron rumores de que “alguien” impugnará  la Constitución.

AHORA LOS MEDIOS, SON LOS RESPONSABLES

Resulta que en la actualidad los medios de información, impresos, radiofónicos, televisivos y digitales, son los responsables de los errores que cometen los altos jerarcas de la administración pública. El empresario republicano convertido en presidente de Estados Unidos desde su campaña electoral, no reparó en lanzar cargos a los periodistas e inclusive los insultó soezmente, después de sus locuaces declaraciones. Al primer ministro de Israel se le hizo fácil elogiar a quien decretó la construcción de un muro en la frontera con México; después, sin recato alguno, se ha abstenido de disculparse con el pueblo azteca “porque nunca mencioné a México” y aseguró que “los medios mal interpretaron las palabras”. Es reprobable que esos funcionarios, que ni vale la pena citar por su nombre,  no reconozcan su responsabilidad.

EL DEPORTE MEXICANO, SIN “LLANEROS”

Hace unos días al ver un juego de fútbol profesional, donde un equipo alineó solamente a ¡dos mexicanos! y los nueve restantes “importados”, saltó la interrogante: ¿así podemos llamarlo fútbol mexicano? No estoy en contra de los jugadores procedentes de Sudamérica, de Europa, de África o de donde vengan, pero los mexicanitos también son buenos e inclusive lo están demostrando en las canchas europeas. Hoy ya no hay “llaneros”, porque los llanos donde practicaban han desaparecido por la urbanización. Me dirán que hoy son “canteranos”, los que se forman al interior de los clubes. Sin embargo las oportunidades para ellos son contadas, salvo las “Chivas” del excampeonísimo Guadalajara que sigue con puros futbolistas, luciendo el sello de “Hecho en México”.

P.D. Una buena noticia nos dieron los empresarios mexicanos que operan la franquicia Starbucks Coffee, con establecimientos en toda la República, de su disposición para crear ¡diez mil empleos! para los mexicanos que sean repatriados de Estados Unidos y anunciaron que abrirán más cafeterías. Espero que sea verdad, porque puede ser un ejemplo para otros comerciantes. Esta cadena la maneja el Grupo Alsea, de los hermanos Torrado, mexicanos.

jherrerav@live.com.mx

Comentarios

comentarios