lunes, marzo 4, 2024

Alexander Zetina Aguiluz desvió 27.6 mdp

BACALAR, Q.R.- De acuerdo al informe de inversión física 2020 de la Auditoría Superior del Estado de Quintana Roo, el expresidente municipal de Bacalar, Alexander Zetina Aguiluz, provocó un daño a la hacienda pública superior a los 27 millones 678 mil pesos; lo que equivale al 40% del total del presupuesto para obra pública que manejó en dicho año.

De acuerdo con Sol Quintana Roo,lo anterior, fue el resultado de las auditorías que la Aseqroo realizó en materia de obra pública al Ayuntamiento del municipio de Bacalar, a través de la Auditoría de Cumplimiento de Inversiones Físicas Realizadas con Ingresos Propios No. 20-AEMOP-B-GOB-070-143.

Además de la Auditoría de Cumplimiento de Inversiones Físicas realizadas con Recursos Federales del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FORTAMUN-DF), No. 20-AEMOP-B-GOB-070-144.

Y la Auditoría de Cumplimiento de Inversiones Físicas realizadas con Recursos Federales del Fondo para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISM-DF), No. 20-AEMOP-B-GOB-070-145.

Dichas fiscalizaciones a las obras públicas ejecutadas en el ejercicio fiscal 2020, por el entonces alcalde Alexander Zetina Aguiluz, tuvieron como objeto el verificar que los recursos transferidos a las entidades fiscalizables se hayan recibido y aplicado a los fines relacionados con las obras públicas, bienes adquiridos y servicios contratados; para verificar el cumplimiento de los objetivos y metas de los programas aprobados.

Dicho ejercicio fiscal se hizo sobre una muestra de 60 millones 13 mil 504 pesos, que representó el 85.25% del presupuesto total que manejó el Pueblo Mágico de Bacalar para el ejercicio fiscal 2020 que fue de 70 millones 396 mil 658 pesos.

Como siempre sucede en los municipios, una parte del dinero fue relativo a los ingresos propios de la Comuna, que en este caso destinó un total de 3 millones 729 mil 867.25 pesos para obra pública; 5 millones 837 mil 37.61 pesos provinieron del FORTAMUN-DF; mientras que la mayor parte de los recursos, un total de 60 millones 829 mil 753 pesos y de los cuales se auditaron 50 millones 446 mil 599.56 pesos, provinieron del FISM-DF.

Todo este capital por más de 60 millones de pesos, se distribuyó entre un total de 18 obras. Dos fueron pagadas con recursos provenientes de los ingresos propios del municipio; tres del Fortamun; el resto del FISM.

Detallando un poco. Las dos obras pagadas con ingresos propios, fueron las relativas a los contratos: MB-DP-AD-RP-PABLO-0082020 y MB-DP-IR3P-RP-ZAVARO019-2020, por la “Construcción de drenaje pluvial y pozo de registro arenero” por 142 mil pesos; así como el “Mejoramiento de acceso a trabajadores en Kuchumatán, Reforma y Andrés Quintana Roo”, por 3 millones 587 mil 869.25 pesos, respectivamente.

Por su parte las tres obras pagadas por medio del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales; obedecieron a los acuerdos: DP-IR3P-FORTAMUN-JOHN-020-2020, que avaló la “Construcción de parque en la comunidad de Gustavo Díaz Ordaz” por 1 millón 249 mil 980 pesos; el DP-IR3P-FORTAMUN-SAHER-21-2020, por la “Rehabilitación de calles y avenidas en la ciudad de Bacalar”, con valor de 1 millón 995 mil 849.92 pesos; más el DP-IR3P-FORTAMUN-INTEGRADORA, por la “Construcción de cancha y espacio multideportivo en Melchor Ocampo”, a razón de 2 millones 591 mil 207.69 pesos.

Mientras que los 50 millones de pesos provenientes del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales; fueron canalizados a través de 13 contratos con sumas millonarias.

El mayor de ellos fue el relativo al MB-DP-LOPNE-FISM-ROCEWI-006-2020, que destinó 12 millones 893 mil 688.61 pesos a la “Pavimentación de calles y avenidas en el municipio de Bacalar”; mientras que uno de los menores habría sido el MB-DP-IR3P-FISM-XAMALBY-018-2020, que invirtió 1 millón 993 mil 730.54 pesos en la “Rehabilitación de calles de la ciudad de Bacalar”.

De ahí le siguieron como mayores inversiones, los acuerdos MB-DP-LOPNE-FISM-ADRIEL-015-2020 por 5 millones 653 mil 271.44 pesos por la “Pavimentación de calles y avenidas en el municipio de Bacalar”; el MB-DP-LOPNE-FISM-DALBAH-016-2020 por 5 millones 773 mil 724 pesos por el “Mejoramiento de imagen urbana de la avenida 3 de la ciudad de Bacalar”; y el MB-DP-LOPNE-FISM-PRODUCTOS-024-2020 por la “Construcción de guarniciones y banquetas en la avenida 28 de la ciudad de Bacalar” a un costo de 4 millones 199 mil 452.57 pesos.

Otros contratos obedecieron a los convenios MB-DP-LOPNE-FISM-ROMMA-001-2020 para la “Rehabilitación de alumbrado público en la avenida 19 libramiento, tramo Cenote Azul” por 2 millones 602 mil 33 pesos; el MB-DP-LOPNE-FISM-INTEQ-002-2020 para la “Construcción de alumbrado público con lámpara solar en cruceros con carretera federal en la localidad de Limones y Vallehermoso” por 2 millones 597 mil 285.47 pesos.

Para el programa municipal de vivienda, se firmaron los contratos MB-DP-LOPNE-FISM-ACEROS-009-2020 por 2 millones 908 mil 531 pesos para la “Construcción de piso firme”; el MB-DP-LOPNE-FISM-PRODUCTOS-010-2020 por 1 millón 870 mil 430 pesos para la “Construcción de baños con biodigestor”; y el MB-DP-LOPNE-FISM-MAYAB-011-2020 por 2 millones 532 mil 128 pesos para la “Construcción de cuartos dormitorio”.

En apoyo a la infraestructura deportiva, se habrían canalizado los contratos MB-DP-LOPNE-FISM-CHUC-012-2020 por 2 millones 548 mil 610.80 pesos para la “Construcción de cancha y espacio multideportivo en la localidad de Otilio Montaño”; el MB-DP-LOPNE-FISM-CAAMAL-013-2020 por 2 millones 380 mil 386 pesos para la “Construcción de cancha y espacio multideportivo en la localidad de David Gustavo”, y el MB-DP-LOPNE-FISM-ABAD-014-2020 por 2 millones 493 mil 325.92 pesos a ejecutar en la “Construcción de cancha y espacio multideportivo en la localidad de San Román”.

Sin duda, para Manuel Alexander Zetina Aguiluz, todo ese dinero representó un gigantesco imán al que no pudo resistirse, pues la conclusión a la que llegó la Aseqroo tras la aplicación de los procedimientos de auditoría efectuados en la revisión de los expedientes técnicos unitarios de obra; fue el detectar irregularidades en la integración de la documentación, que originó 2 observaciones de cumplimiento legal.

Así mismo, durante el proceso de la verificación física de las obras se encontraron irregularidades en los trabajos ejecutados, determinando 27 observaciones con presunto daño a la hacienda pública en materia de obra pública por un total de 27 millones 678 mil 517.21 pesos.

A decir del informe de la Auditoría efectuada, el millonario desfalco habría tenido su origen por medio de 2 millones 583 mil 368.81 pesos pagados en exceso. De ellos, 1 millón 149 mil 889.64 pesos correspondería a servicios de obra pagados no ejecutados; 316 mil 237.88 pesos por volúmenes pagados en exceso; 831 mil 599.53 pesos por pagos indebidos; y 285 mil 641.76 pesos por anticipos no amortizados.

Por deficiencias técnicas, se tuvieron 981 mil 668.48 pesos a través de vicios ocultos en conceptos y/o servicios de obra. Mientras que, por una solicitud de aclaración, que valga la redundancia no se aclaró, se desviaron 1 millón 665 mil 640.46 pesos.

Pero el mayor desfalco, por 21 millones 495 mil 700.27 pesos, se tuvo a través del faltante de documentación comprobatoria del gasto, así como otros 952 mil 139.19 pesos que se hallaron a través del faltante de documentación que acreditara el pago de alguna estimación.

Cabe mencionar que el faltante encontrado por un total de 27 millones 678 mil 517.21 pesos, tuvo su origen en cada una de las 18 obras nombradas; donde obra que no cojeaba con documentación faltante o irregular, o por servicios de obra pagados no ejecutados; lo hacía por volúmenes pagados en exceso, por pagos indebidos, o por vicios ocultos.

Toda artimaña utilizada por los políticos deshonestos para robar dinero del erario público, sin duda no tuvieron freno durante la gestión de Manuel Alexander Zetina Aguiluz.

Para que, en una auditoría por 60 millones de pesos, le encontraran al exalcalde de Bacalar, un desvío de las finanzas públicas por 27.6 millones de pesos –casi la mitad de lo analizado-, es signo alarmante de lo mal que están las autoridades que gobiernan cada rincón de Quintana Roo.

Pero el hecho de que sea su modo de proceder en lo personal y no en lo administrativo lo que venga a fincarle responsabilidades a cada uno de estos sujetos que se dicen representantes del pueblo, como es el proceso penal, por desempeño irregular de la función pública, que tiene en su contra el exedil, Manuel Alexander Zetina Aguiluz; es sin duda lo más preocupante.

Pues pareciera que una amenaza o el ser un sujeto tildado de violento como el exalcalde de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis, fueran mayores delitos que el saqueo de las arcas públicas, cuando debería ser todo lo contrario.

Una amenaza, gritos y hasta violencia física, va en detrimento de una o pocas personas; el robo del erario público, es el robo del futuro de cada habitante de un pueblo, pues le están robando las obras, los servicios médicos, la seguridad y demás derechos ciudadanos, que por algo el SAT actúa peor que la Gestapo para exprimir los bolsillos de los ciudadanos mediante todo tipo de impuestos. Así que… ¡Ya Basta! El que la haga, que la pague. Así de simple.
AM.MX/fm

Artículos relacionados