fbpx Alerta Gobernador Indígena Nacional de posible estallido social | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

indígenasCIUDAD DE MÉXICO, 17 de enero (Al Momento Noticias).- De cara al proceso electoral 2014-2015, el Instituto nacional Electoral (INE) niega la participación de los pueblos y candidatos indígenas, argumentando que los candidatos deben ser postulados por partidos políticos, asociaciones civiles o independientes, lo cual contradice el artículo 2º. Constitucional, señaló el gobernador Indígena Nacional, Hipólito Arriaga Pote.

Manifestó que el descontento que existe entre las comunidades indígenas y el hartazgo hacia los partidos políticos en donde prolifera la corrupción y los intereses personales, ante los intereses de los ciudadanos, pueden provocar un estallido social indígena.

Refirió que de acuerdo con el artículo 2º. Constitucional, los pueblos indígenas son dueños de la tierra y deben ser respetados sus derechos de usos y costumbres.

La Gubernatura Nacional de Pueblos Indígenas, integrada por representantes de los cerca de 18 millones de personas pertenecientes a alguna de las 62 etnias existentes en 26 estados del país, señala al Instituto Nacional Electoral (INE) como la principal autoridad violatoria de sus derechos civiles al impedir postular y elegir a candidatos a puestos de elección popular emanados de sus propias comunidades.

El dirigente mostró copias de documentación con sellos oficiales entregada recientemente, para enseguida ratificar que no han encontrado respuesta en el INE que los envió primero al TRIFE y de ahí de regreso a las instalaciones donde despacha el consejero presidente, Lorenzo Córdoba Vianiello.

Manifestó que se cuenta co0n un candidato en cada uno de los estados de la República, por lo que seguirán insistiendo para que los dejen participar en el proceso electoral con sus propios candidatos.

Lo anterior dijo, porque los 18 millones de indígenas que hay en México viven en la discriminación, porque merecen una vida digna y hasta hoy no la tienen, y porque ya la gente no cree en los políticos ni en los partidos políticos.

Hipólito Arriaga Poté, gobernador indígena nacional, ha emprendido una dura batalla para que se les permita postular a sus propios candidatos a cargos de elección popular y se les concedan, como a cualquier partido político, recursos económicos para costear los gastos de campaña.

Con ese propósito, y amparado en diversos artículos de la Constitución, don Hipólito hizo los trámites que consideró necesarios ante el Tribunal Electoral, quien el pasado día 15 le respondió que “no puede resolver las peticiones de su escrito porque la ley no lo autoriza. Sin embargo, la solicitud se remite al Instituto Nacional Electoral, porque se refieren a la organización de una elección, y dicho instituto le contestará conforme a la ley”.

En un documento que se entregará al ministro Luis maría Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, agradecen ser recibidos en el Recinto Oficial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para que escuchen de viva voz, sus demandas de justicia social, que los afectan por el racismo de que son objeto.

Los pueblos y comunidades indígenas solicitan dar cabal cumplimiento al mandato Constitucional de los primeros dos Artículos 1ª y  2do  consagrados en nuestra Carta Magna, que están, y estarán protegidos por la antes mencionada.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el Protocolo de Actuaciones para los Pueblos y Comunidades Indígenas, los reconoce ser el patrimonio Histórico de la Nación, y sustento de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

A lo largo de la Historia de México  siempre se les ha discriminado por ser Indígenas “este calificativo negativo, que pesa para nosotros, hoy queda en el olvido si se le da puntal cumplimiento al Protocolo de Actuación Para los Pueblos y Comunidades Indígenas, en los dos primeros Artículos de nuestra Carta Magna que son avalados, por los Tratados Internacionales, de acuerdo a la declaración de la Organización de las Naciones Unidas, sobre los Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas redactados en el Artículo 13 y avalada y ratificado por el Senado de la República Mexicana, el antes citado, por tal motivo el Derecho Mal Llamado Usos y Costumbres se respetaran, por encima de las leyes secundarias”.

Solicitaron a los magistrados sancionar a los servidores públicos del Instituto Nacional Electoral responsables de las violaciones constitucionales, destituyéndolos e inhabilitándolos, por no aceptar a sus candidatos de elección popular, como lo reza el Art. 2do de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Por otra parte, de acuerdo con el Reporte CESOP 81, en el Distrito Federal, siete de las dieciséis delegaciones cuentan con pueblos originarios en sus territorios, ocupando el 3.81 % de su extensión territorial, ubicados en las delegaciones Álvaro Obregón, Cuajimalpa de Morelos, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Tlalpan, Tláhuac y Xochimilco.

Las delegaciones que cuentan con mayor extensión territorial habitada por pueblos originarios son: Milpa Alta, con 12 pueblos (17.5 km2); Tlalpan con 7 pueblos (11.53 km2) y Xochimilco con 8 pueblos (9.71 km2); en medidas porcentuales respecto al territorio ocupado por los originarios resalta que  Tláhuac, con 8 pueblos de ellos, representan 10.14% del territorio total de la delegación, en el caso de Xochimilco, con 8 pueblos, representan 7.23 %.

Estos datos forman parte del Reporte CESOP número 81 , realizado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados en el artículo titulado La complejidad urbana y las peculiaridades demográficas de los pueblos originarios en el Distrito Federal, cuyo objetivo es analizar algunas características de los pueblos originarios, en particular con relación a sus orígenes indígenas, asimismo pretende establecer su compleja relación con el proceso de urbanización y la intervención institucional que ha tenido lugar en los últimos años.

Felipe de Alba Murrieta, autor del artículo, señala que es pronosticable que el desarrollo poblacional del Distrito Federal será a costa de los pueblos originarios, asimismo destaca algunas peculiaridades demográficas, en primer lugar señala que existe una particularidad demográfica del desarrollo urbano que es interesante destacar, ya que los pueblos originarios sufren un “acoso” como parte del desarrollo poblacional y de la expansión territorial, es decir, la ciudad evoluciona expandiéndose y aumentando su población, y la “reserva” que en algunos casos representan estos pueblos son motivo de presión demográfica.

Otro punto que señala el investigador, refiere que mientras la “periferia urbana” de la metrópolis de México está situada en los municipios mexiquenses, existe otra “periferia” que tiene que ver con los pueblos originarios, localizados dentro del territorio del Distrito Federal, por ultimo menciona que dichos pueblos originarios viven en el “acoso” del poblamiento urbano en la forma más desordenada por los asentamientos irregulares.

Entre las conclusiones del documento considera que la singularidad demográfica de los pueblos originarios en el Distrito Federal lleva a la reflexión sobre la necesidad de articular políticas públicas específicas en torno la negociación con sus líderes, la organización comunal, el respeto a sus tradiciones religiosas, el conocimiento particular de sus formas de emigración o de inmigración y el conocimiento e interacción de su lengua indígena con el entorno.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *