fbpx

130820112107_lluvia_solida_336x189_lluviasolida_nocreditCIUDAD DE MÉXICO, 26 de enero (Al momento Noticias).- Las sequías en México  se convierten en un problema debido a que al perderse las cosechas también se pierden las semillas, fertilizantes, tiempo y herramientas invertidas.

El investigador Sergio Jesús Rico Velasco, preocupado por la sequía desarrolló una metodología para implantar agua solidificada en los campos agrícolas para que las raíces de las plantas aprovechen la humedad y crezcan sanas y fuertes.

Egresado de la carrera de Ingeniería Química Industrial, de la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas (ESIQIE), del IPN, creó el proyecto “Lluvia sólida con base en la fórmula de poliacrilato de potasio”, que permite gelatinizar los líquidos y rehidratarlos repetidas veces durante su vida útil, que va de 8 a 10 años.8646c84bc4_IMG_

Cuando las moléculas de agua se adhieren al poliacrilato de potasio el líquido se gelatiniza, por cada kilo del polvo se solidifican cerca de 500 litros. Al estar en estado sólido el agua puede ser utilizada en todo tipo de vegetación en bosques, campos e invernaderos.

“El agua de lluvia se adhiere al gel localizado en las raíces de las plantas y éste se humedece lo suficiente para que aproveche el agua necesaria, por tanto no hay desperdicio, ya que el agua no se infiltra al subsuelo, ni se evapora” señaló Rico.

09e406053acad787ce7585a010bc65f9hhhhEste método fue puesto a prueba por Jesús Rico en un estudio comparativo realizado en los sembradíos de maíz del poblado de Aguahedionda, en Autlán, Jalisco, donde se aplicaron los dos sistemas de riego: el tradicional, con lluvia líquida de temporal, con el que se cosecharon 600 kilogramos por hectárea, y el de lluvia sólida, con el cual se recolectaron 10 toneladas de grano por hectárea.

Lo positivo de este sistema es que puede ser utilizado en zonas áridas y áreas de baja precipitación permitiendo que el suelo se convierta en óptimo para ser sembrado.

La variación en las temporadas de lluvias en algunas zonas del país dificulta que se disponga de agua en todo momento, por lo que al captarse la lluvia en cualquier tipo de recipiente se puede agregar una tapa rosca de poliacrilato por cada litro de agua, con esto se inicia el proceso de solidificación facilitando su almacenamiento en costales.

AMN.MX/ymg/bhr

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *