fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de  noviembre (Al Momento Noticias).- Tras reducir en una décima de punto, a 2.2 por ciento, la previsión de avance del Producto Interno Bruto (PIB) este año y anticipar una aceleración “modesta” de 2.5 por ciento en 2016, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la caída en la producción de petróleo continúa siendo un lastre en el crecimiento de la economía mexicana.

Además, el organismo señaló la existencia de riesgos externos significativos para la economía mexicana, como un menor crecimiento de Estados Unidos, el principal socio comercial de México, y la volatilidad en los mercados financieros internacionales que pueden afectar los flujos de inversión hacia y desde el país.

?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????En la evaluación anual de la economía mexicana, el FMI reconoció que a pesar de las condiciones externas desfavorables, la economía mexicana continúa creciendo a buen ritmo mientras que la estabilidad financiera ha sido bien preservada.

“No obstante el entorno, la economía ha continuado creciendo a un ritmo moderado y las presiones generadas por las salidas de capitales han sido limitadas. El tipo de cambio flexible ha ayudado a la economía a ajustarse a los choques externos mientras que la inflación se ha mantenido baja y estable.

“México está implementando una amplia serie de reformas estructurales que ayudarán a incrementar el crecimiento potencial en el mediano plazo”, de acuerdo con la evaluación del FMI, conocida como “Consulta del Artículo IV”.

El informe reveló que en los últimos meses la actividad en el sector construcción se han moderado después de un fuerte rebote en la segunda mitad del año pasado. Las manufacturas y los servicios siguen siendo los principales determinantes del crecimiento, sin embargo, una demanda por parte de Estados Unidos menor a la esperada afectó las exportaciones manufactureras a principios de 2015.

Se espera que el crecimiento real del PIB se acelere modestamente a 2.5 por ciento en 2016, apoyado por el fortalecimiento en el crecimiento de la demanda externa.

Los precios de la electricidad más bajos y la depreciación en términos reales del peso deberán impulsar la producción y exportación de manufacturas de México, lo que tendrá efectos positivos en la demanda doméstica, anticipó el organismo.

El organismo internacional consideró que los sólidos fundamentos de México y marcos de política económica creíbles ayudarán a la economía a enfrentar choques, mientras que la Línea de Crédito Flexible que el país mantiene con el Fondo ha otorgado protección adicional contra riesgos extremos.

A su vez, la implementación decisiva de la agenda de reformas estructurales, acompañada de avances en la mejora de la seguridad y el estado de derecho, ayudarán a elevar el crecimiento potencial en el mediano plazo.

Destacaron en que el tipo de cambio flexible debe seguir siendo el amortiguador principal de choques externos. Si bien se reconoce que los mecanismos temporales de intervención en el tipo de cambio han ayudado a mejorar la liquidez del mercado y a reducir la volatilidad, alentaron a las autoridades a limitar el uso de las reservas internacionales a períodos de condiciones desordenadas del mercado y a reconstituir gradualmente las reservas una vez que las presiones sobre los precios de los activos disminuyan.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *