fbpx
l
Lo básico es la limpieza en la preparación de los alimentos

GUADALAJARA, 13 julio (Al Momento Noticias).- Con el fin de evitar enfermedades como la diarrea y el cólera por la ingesta de alimentos contaminados, la nutrióloga de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Sigrid Pimentel Martín, difundió cinco claves para la inocuidad de los alimentos.

Precisó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido dichas claves para la manipulación de los alimentos como son: limpieza y separación de lo cocinado y lo crudo; buena cocción de los alimentos; mantenimiento de los mismos a temperaturas adecuadas; y uso de agua y materias primas inocuas.

La especialista advirtió que diariamente millones de personas sufren de enfermedades transmitidas por los alimentos, y miles de ellas mueren.

Afirmó que aunque cualquiera puede sufrir una enfermedad transmitida por los alimentos, los grupos más vulnerables son los lactantes, niñas y niños pequeños, mujeres embarazadas, pacientes inmunodeprimidos y adultos de la tercera edad.

Pimentel Martín puntualizó que en el caso de los lactantes y niñas y niños pequeños, su sistema inmunitario todavía no está plenamente desarrollado, por lo que la protección que ofrece la flora intestinal no es tan eficaz como en los adultos.

Asimismo, expresó que los cambios hormonales que tienen las mujeres embarazadas, alteran su sistema inmunitario, disminuye su función e incrementa la vulnerabilidad ante las enfermedades transmitidas por los alimentos.

Detalló que “listeria monocytogenes y toxoplasma gondii, pueden causar partos prematuros, abortos, muerte fetal o malformaciones fetales sin que la madre presente síntomas”.

La nutrióloga añadió que “el feto en desarrollo es frágil a patógenos alimentarios que no necesariamente pueden causar una enfermedad en la mujer embarazada”.

Indicó que los pacientes inmunodeprimidos, sometidos a tratamientos antineoplásicos, trasplantados o con enfermedades crónicas como la infección por VIH/SIDA, tienen un sistema inmunitario debilitado que los vuelve especialmente propensos a contraer enfermedades transmitidas por los alimentos.

Las infecciones bacterianas, dijo, producen a menudo complicadas secuelas, e incluso la muerte.

Señaló que las personas de la tercera edad son más vulnerables a las enfermedades transmitidas por los alimentos porque las defensas naturales contra la enfermedad disminuyen con la edad.

Las consecuencias a largo plazo de los episodios repetidos de diarrea son la malnutrición y el aumento de la vulnerabilidad a una amplia gama de enfermedades, concluyó.

AMN.MX/bhr

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *