fbpx
l
Para Carstens hay una sobrerreacción del tipo de cambio

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de enero (Al Momento Noticias).- Para el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens hubo una sobrerreacción del tipo de cambio ante la falta de claridad de China sobre el nuevo modelo de economía que seguirá, y previó que una vez que pase la turbulencia, la paridad peso dólar volverá a apreciarse.

“Creo que ha habido una sobrerreacción respecto al tipo de cambio; espero conforme vaya pasando el polvo se vaya acentuando y eso lleve al tipo de cambio real y al nominal, reflejen los fundamentales de la economía y eso lleve a un tipo de cambio más apreciado”, señaló durante su participación en el seminario de Expectativas Económicas del ITAM.

Señaló que a pesar del entorno externo adverso, México está muy cerca de alcanzar un equilibrio financiero y crecimiento acelerado.

Sin embargo, advirtió que para ello se requiere implementar efectivamente las reformas estructurales, pero sobre todo resolver el problema de la inseguridad pública.

“El fenómeno de la seguridad es un tema importante que se tiene que abordar porque inhibe la actividad económica”, admitió.

En el Banco de México, dijo, “sí nos preocupa” el nivel del tipo de cambio: “Tenemos un entorno externo muy complicado”, caracterizado por una caída en el precio del petróleo, bajo crecimiento económico mundial, una postura monetaria dispareja en las diferentes regiones del mundo y más recientemente todo lo relacionado con China, que en México se ha reflejado en un ajuste en el tipo de cambio”.

En el “Seminario de perspectivas económicas 2016, México después de las reformas”, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), mencionó que n los últimos meses se ha dado un “traspaso bajo” de la depreciación del peso a la inflación, pero no se puede confiar que eso vaya a ser para siempre.

“Sí nos importa que el valor de la moneda nacional siga una trayectoria ordenada y que el ajuste sea ordenado”, precisó.

“El Banco de México ha tenido que mandar señales de que sí nos preocupa el tipo de cambio” y para ello elevó el mes pasado en un cuarto de punto, a 3.25 por ciento anual, su tasa de interés de referencia, como una señal a los mercados, a pesar de que todos los determinantes de la inflación están en orden, dijo.

En 2015, la inflación fue de 2.13 por ciento, la más baja desde que existe registro.

“En ausencia de este entorno externo complicado, es difícil justificar una alza de tasas de interés (como la decretada en diciembre), porque tenemos un crecimiento económico en México debajo del potencial, la inflación más baja de la historia y expectativas de inflación bien ancladas”, agregó.

Desde el punto de vista interno, comentó, no había razón para una alza de tasas, pero el entorno externo fue el que llevó a la Junta de Gobierno del banco central a elevar su tasa de referencia, en una acción que siguió a la tomada en el mismo sentido por el banco central estadunidense.

En la situación actual, que ha llevado el valor de cambio del peso frente al dólar a niveles mínimos históricos, el régimen de tipo de cambio de libre flotación ha ayudado a absorber los choques externos, indicó.

“Sí estamos recibiendo un choque muy adverso, parte es China, pero también que Europa no termina de recuperarse, en Estados Unidos están saliendo de una política monetaria acomodaticia y el crecimiento, la recuperación ha sido débil. Estos factores requieren un tipo de cambio real más depreciado precisamente para proteger el crecimiento en México y lo mejor es que ese ajuste se dé sin afectar la inflación y es lo que está pasando en México”.

AMN.MX/bhr

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *