fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de mayo (Al Momento Noticias).- Hace 29 años, los ojos del mundo se centraban en un solo objetivo: La planta nuclear de Chernobyl ubicada en Ucrania, que en aquellos años, formaba parte de la Unión Soviética.

El ser humano no daba crédito de uno de los mayores accidentes nucleares jamás conocidos en la historia. En la actualidad, podemos ser testigos de miles de imágenes, fotografías y audios, en donde se pueden apreciar los innumerables errores humanos, como el descuido por parte de las autoridades soviéticas al no evacuar a los ciudadanos de la ciudad de Pripyet, por los altos índices de radioactividad en el aire, que gracias a autoridades suecas comenzaron a causar alerta en todo el mundo.

Ante tal atrocidad, en el reactor número 4 de la plata Vladimir Llich Lennin, que libero 500 veces más radioactividad que la generada en las bombas de Hiroshima y Nagasaki, Mikhail Gorbachev, tuvo que optar por decir al mundo lo ocurrido en dicha central.

La historia, ya es conocida; un pueblo fantasma llamado Pripyet, miles de personas fallecidas por los efectos de la radioactividad, hijos de soldados y “Liquidadores” (personas encargadas de remover los escombros y limpiar la zona del accidente) con efectos secundarios como cáncer de tiroides y deformaciones al nacer, son sólo algunos estragos de lo que parecía ser la ciudad del futuro, sin embargo la realidad es otra.

Hoy en día Chernobyl se ha convertido en un sitio de “turismo extremo”. Durante años, operadores en Kiev han ofrecido excursiones a la zona, por unos 160 a 500 dólares. El servicio es bastante básico: un autobús recoge al grupo en un punto de encuentro, y se entrega a Chernobylinterinform, la agencia encargada de esta atrevida experiencia.

Después del “sarcofago” de los 30 años

Dada la peligrosidad de la zona, se optó por elaborar un sarcófago (que fue uno de los genocidios mejor encubierto por la Unión Soviética bajo un discurso absurdo que era presionado por el tiempo-dinero-esfuerzo), dicha construcción sólo tendría un “uso de vida” de 30 años aproximadamente. Hoy en día, esa estructura un sarcófago inservible, marcado por los estragos de la lluvia, la oxidación y las filtraciones descubiertas hace unos años.

Incluso surgieron las preocupaciones del mundo entero por la falta de interés en construir un nuevo domo, que no solo beneficiaría a Ucrania, si no al todo el mundo. Sin embargo en septiembre de 2007, un consorcio francés de nombre Novarka firmó un contrato para construir la obra del nuevo sarcófago, tras ganar el concurso internacional convocado por Kiev, aunque el comienzo se demoró durante varios años debido a la falta de fondos, mismos que en 2010 el presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, dio a conocer: 400 millones de euros (533 millones de dólares) que requiere el país para poder seguir asegurando los restos de la planta.

El sarcófago de  2017

Hoy en día, ese nuevo domo ya es una realidad y es denominada como “La estructura móvil que jamás se haya construido” y ha sido diseñada bajo un sistema de confinamiento para resistir un terremoto de magnitud 6, un tornado categoría 3 y temperaturas extremas desde -43ºC hasta +45ºC. El mundo ahora sí realmente está unido para terminar la estructura que durará al menos 100 años y que será de doble capa que crea una cavidad entre las paredes internas y externas, que además contribuirá a regular la temperatura y la humedad, así como un complejo sistema de ventilación que utilizará a su vez otro sistema de presión negativa para mantener el polvo radioactivo atrapado adentro.

Una vez que le proyecto culmine, para 2017, el domo de 31 mil toneladas deberá ser empujado por una vía especial hasta el edificio del reactor, donde será sellada.

Ahora la pregunta es ¿Sabrá el ser humano cuál será el próximo proyecto después de estos 100 años para combatir al enemigo silencioso, llamado radioactividad en la planta nuclear de Chernobyl?

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Un comentario en «2017 y la estructura móvil que jamás se haya construido en Chernobyl (+IMAGENES y VIDEO)»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *