jueves, febrero 29, 2024

¡2 mil golpes al narco !

CIUDAD DE MÉXICO.- El Ejército Mexicano en su lucha férrea contra el crimen organizado ha asestado más del “doble de golpes” en aseguramientos en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, que en todo el sexenio del priista, Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con La Opinión de México, a través de solicitudes de transparencia, la Sedena consigna que desde el día que tomó protesta López Obrador y al primer día del 2023, el Ejército Mexicano ha irrumpido en mil, 968 fincas, predios o ranchos de las distintas organizaciones delincuenciales, las cuales han sido “aseguradas” y puestas a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).

En contraste, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, el mismo documento, -obtenido en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT)-, ilustra que del primero de diciembre del 2012 al 30 de noviembre del 2018 apenas fueron desmanteladas y aseguradas 555 fincas predios o ranchos.

En la solicitud de información número 330026423001736, el personal castrense expone que en los primeros cuatro años de gobierno de López Obrador, las entidades donde más “golpes” se han dado al narcotráfico han sido Baja California en ciudades como Tijuana, Mexicali, Ensenada con 497 fincas incautadas, 26 predios asegurados y tres ranchos desmantelados, consigna la Sedena.

Baja California es vital para él envió de drogas (cocaína, drogas sintéticas y marihuana), así como el paso de migrantes para Arizona, Texas e incluso un camino hacía Los Ángeles.

El otro estado, donde el Ejército ha trabajado a marchas forzadas contra el crimen organizado, según el análisis de la respuesta entregada por la Sedena, es Guanajuato, con 230 fincas incautadas, 11 predios y un rancho.

El bajío mexicano es hoy uno de los estados más violentos del país, por el avance expansivo del Cártel de Jalisco Nueva Generación en dicha entidad y en Zacatecas, donde vieron tierra fértil para las actividades ilícitas desde la detención de José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, otrora poderoso jefe de la organización Cártel Santa Rosa de Lima, quien hoy ha reducido su región de influencia apenas a los municipios de Santa Rosa de Lima, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Penjamo, pues ya cedió Celaya, uno de sus puntos más altos de influencia criminal.

La Secretaría de la Defensa Nacional también ha hecho importantes decomisos en Ciudad de México, pues ha desmantelado 205 fincas y 3 predios, donde sorprendió en flagrancia a integrantes del crimen organizado. En Estado de México, los militares han asegurado 79 fincas y 14 predios.

Aunque la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública consigna un principio de máxima publicidad y acceso a la información solicitada por particulares, el Ejército apeló a no crear información ad hoc de los peticionarios de información, razón por la que no estableció a qué célula delictiva se le realizó cada aseguramiento.

Otras intervenciones importantes del Ejército Mexicano, en tiempos de López Obrador como comandante supremo de las Fuerzas Armadas, han ocurrido en Sonora con 205 fincas aseguradas, en Sinaloa con 65 y en Colima con 61. Mientras que en Jalisco con 57 fincas y en Puebla con 38.

Llama la atención la dificultad de esta administración federal, para poder otorgar resultados de largo alcance como Tamaulipas –una entidad altamente salpicada de violencia por las pugnas intestinales entre Cártel del Golfo y sus distintas células confrontadas entre sí-, pues el Ejército Mexicano ahí apenas ha logrado asegurar y desmantelar 12 fincas y un predio.

Los “resultados” de Peña Nieto

El exgobernador del Estado de México y expresidente del país, Enrique Peña Nieto gobernó del primero de diciembre del 2012, al último día de noviembre del 2018, con él, como máximo comandante supremo de las fuerzas armadas, la Secretaría de la Defensa Nacional tuvo los siguientes resultados: 99 fincas aseguradas en Tamaulipas, 87 fincas desmanteladas en Sinaloa, 61 en Guanajuato y 52 en Sonora.

En el caso de Tamaulipas y Sinaloa, el Ejército en tiempos de Peña Nieto atacó dos de las entidades fronterizas y cuyas organizaciones dominantes son el Cártel de Sinaloa, hoy al mando de Archivaldo y Alfredo Guzmán, hijos de “El Chapo Guzmán” y la de Tamaulipas, donde domina el Cártel del Golfo con diversos mandos regionales.

En la solicitud de información número 330026423001736, la Sedena ilustra que en Baja California decomisó 38 fincas y en Jalisco aseguró 28 y 26 en Colima. Mientras que en estados como Puebla, Chihuahua y Estado de México, el Ejército Mexicano irrumpió apenas en una decena de inmuebles.

Con López Obrador aún le restan año y medio de gestión, y las fuerzas armadas ya llevan un total de mil, 968 inmuebles incautados –entre fincas, predios, ranchos y casa habitación-; mientras que el sexenio de Peña Nieto, el Ejército Mexicano apenas logró irrumpir y desmantelar 555 inmuebles.

La diferencia, es que con Peña Nieto se priorizó el aseguramiento de inmuebles en zonas fronterizas con los Estados Unidos. Y con López Obrador los operativos donde el Ejército irrumpió en inmuebles donde detectó actos delictivos en flagrancia se centraron en Baja California y en estados del centro del país como Guanajuato y Jalisco.

Los autos del crimen organizado…

En la solicitud de información número 330026423001736, el Ejército Mexicano también envió una “tabla comparativa” del número de autos aseguradas por personal militar a nivel nacional en el sexenio de López Obrador, en el periodo comprendido del 1 de diciembre del 2018 al primero de enero del 2023 con un total de 29 mil, 587 unidades vehiculares aseguras al haber sido utilizadas por el crimen organizado y puestas a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).

Los estados, donde el Ejército Mexicano aseguro e incautó más vehículos al crimen organizado fueron: Guanajuato (3 mil, 745), Sonora (2 mil, 745), Michoacán (2 mil, 721), Tamaulipas (2 mil, 622), Jalisco (2 mil, 139), Puebla (2 mil, 38), Baja Californía (1804) y Guerrero (mil, 178).

Como dato chusco, en entidades como Yucatán, el Ejército Mexicano apenas le ha asegurado en todo el sexenio 20 unidades y en Campeche 73.

En contraste, con la requisa de fincas, predios y ranchos; con los autos, el Ejército Mexicano de Enrique Peña Nieto “aseguró” y puso a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) un total de 55 mil, 567 vehículos. Más de 16 mil más, de lo que ha asegurado la Sedena con López Obrador al frente.

Del 2012 al 2018, las entidades donde el Ejército Mexicano requisó más vehículos ligados al crimen organizado fueron: Tamaulipas (12 mil, 510), Puebla (6 mil, 811), Michoacán (4 mil, 618), Sinaloa (3 mil, 918), Guanajuato (3 mil, 540), Guerrero (3 mil, 427), Sonora (3 mil, 42), Jalisco (2 mil, 576), Veracruz (2 mil, 568).

Como dato chusco, pero revelador, en todo el sexenio de Peña Nieto, el Ejército Mexicano solo aseguró un vehículo en la Ciudad de México y el cual puso a disposición de la FGR por vínculos criminales, así como 15 vehículos en Yucatán.
AM.MX/fm

Artículos relacionados