fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- Por primera vez a nivel estratégico se está considerando a la Cadena de Suministro como un elemento clave y se le está dando una prioridad preponderante en los planes de acción para mantener operando efectivamente a las empresas.

Compartimos 10 medidas clave identificadas por ejecutivos logísticos del Consejo Directivo de #SoyLogístico Asociación para continuar operando las cadenas de suministro de forma segura:

⦁ Hacer un PLAN POR ESCRITO, en etapas o escenarios (dependiendo de la criticidad del Riesgo) e ir adecuándolo según evoluciona la crisis, con la documentación de casos relevantes.
⦁ COMUNICACIÓN para dar claridad y tener certidumbre hacia dentro y fuera de la empresa.
⦁ Salvaguardar la SALUD de los colaboradores de toda la Cadena de Suministro como prioridad para seguir proporcionando los servicios a clientes.
⦁ Aplicar las mejores prácticas de HIGIENE en instalaciones: centros de distribución, puntos de venta y lugares de trabajo, blindándolos para mantener un ambiente de trabajo limpio y saludable.
⦁ Mantener la PRODUCTIVIDAD y energía positiva de los equipos de trabajo.
⦁ Asegurar la continuidad de PROCESOS OPERATIVOS en tiempos extraordinarios de trabajo, con especial foco en garantizar la SEGURIDAD.
⦁ Ajuste de pronósticos de demanda y compra, considerando el impacto de variación en tipo de cambio y una recesión esperada en la economía.
⦁ Redoblar esfuerzos para enfrentar la inseguridad del transporte en tránsito y analizar acciones especiales para llevar a cabo.
⦁ Considerar PROVEEDORES ALTERNOS, preferentemente locales.
⦁ Poner en acción el Plan de Continuidad de Negocio (BCP) o Plan de Recuperación de Desastre (DRP) si se cuenta con estos, o desarrollarlos de forma multidisciplinaria al interior de cada empresa. Estos planes deben estipular claramente los pasos a seguir en cada etapa definida en concordancia con los Organismos de Gobierno, en función a la severidad o criticidad y evitar tomar decisiones de pánico.

Estas 10 acciones, clave para garantizar la seguridad y operación de las cadenas de suministro, no son limitativas y deberán adecuarse al tipo de empresa, giro, tamaño, etc. Si la actividad logística es relevante en tiempos normales, para lograr que los productos estén a disposición del consumidor en el momento que este lo requiere al más bajo precio posible, en momentos de incertidumbre y de crisis de salud, lo son aún más. La responsabilidad de los logísticos y de las empresas es asegurar el abasto suficiente, la del gobierno, lograr un estado de derecho que combata la inseguridad en todos los sistemas de transporte y de las personas.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios