Tormenta invernal amenaza ciudad donde se jugará el Super Bowl

294

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS, 31 de enero (AlmomentoMX).- Este Super Bowl puede ser el más frío en toda la historia al jugarse en un estadio al aire abierto, aunque los partidos gélidos no son nada nuevo en la NFL.

Un alerta de tormenta invernal entró en vigor la primera horas del martes para Atlanta, una ciudad conocida por sufrir embotellamientos viales incluso bajo nevadas relativamente ligeras.

El lunes, el gobernador de Georgia, Brian Kemp, indicó que las oficinas estatales en más de 30 condados en el norte del estado estarán cerradas el martes, incluyendo las del área de Atlanta.

En tanto, la aerolínea Delta Air Lines canceló alrededor de 170 vuelos desde el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta con miras a las condiciones de nieve y hielo del martes, informó la compañía en un comunicado publicado en su sitio web.

El Servicio Nacional de Meteorología pronosticó que podrían acumularse hasta 2,5 centímetros (una pulgada) de nieve en Atlanta el martes, y hasta cinco centímetros (dos pulgadas) en suburbios del norte. Los meteorólogos advirtieron sobre la posibilidad de calles y carreteras congeladas.

El potencial para una capa de hielo sobre los caminos también es una “preocupación fundamental” entre las autoridades de emergencia, dijo Homer Bryson, director de la Agencia de Manejo de Emergencias y Seguridad Nacional de Georgia.

“Las temperaturas van a desplomarse”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa el lunes.

“Es muy parecido a lo que vimos en 2014. Las carreteras no tendrán tiempo de secarse antes de que la humedad o precipitación sobre ellas se congele”, explicó Kemp. “Ahí es cuando tienes una capa de hielo y eso ocasiona accidentes, que provocan embotellamientos, problemas de seguridad pública y lesiones”.

Las cuadrillas de carreteras empezaron a tratar con salmuera -una mezcla de sal líquida- las principales autopistas, rutas estatales y pasos elevados en el norte de Georgia previo a la tormenta.

Las rutas que tanto los Patriots de Nueva Inglaterra como los Rams de Los Ángeles deben utilizar para ir y venir de los centros de entrenamiento también serán tratadas previamente, dijo el Departamento de Transporte de Georgia en un comunicado.

El Super Bowl del domingo se jugará en el Mercedes-Benz Stadium, un recinto techado ubicado en el centro de Atlanta. El techo será abierto si las condiciones del clima lo permiten, indicaron funcionarios.

Hay 40% de probabilidades de aguaceros el domingo, pero se espera que las temperaturas alcancen los 14 grados centígrados (58 Fahrenheit). Eso es ligeramente por encima de promedio en Atlanta para los días 3 de febrero, de acuerdo con los registros climatológicos.

Pero los meteorólogos subrayaron que la amenaza inmediata es el martes, cuando las condiciones pudieran hacer peligroso viajar por vía terrestre. Los meteorólogos dijeron desconocer la extensión de las nevadas.

“Persiste cierta incertidumbre sobre la cantidad de acumulaciones de nieve y cuán al sur y al este podrían extenderse”, advirtió el servicio el lunes.

He aquí los 10 partidos más fríos en la historia de la liga.

El 22 de diciembre de 1990 se enfrentaron los Green Bay Packers y los Detroit Lions en el Lambeau Field de Green Bay. Fue una batalla que se peleó a una temperatura de 2F (-17C).

Al final, los felinos ganaron 24-17.

El playoff de la Conferencia Americana enfrentó a los Buffalo Bills y Los Angeles Raiders el 15 de enero de 1994. Ese día la temperatura en el Ralph Wilson Stadium de Buffalo fue de 0F (-18C), pero la sensación térmica era de -32F (-35C).

Un reñido encuentro en el que los de casa perdían 17-6, pero vinieron de atrás 29-23 para encaminarse al Super Bowl XXVIII.

El Lambeau Field de Green Bay fue escenario de otro gélido encuentro el 26 de diciembre de 1993. Los Green Bay Packers y Los Angeles Raiders jugaron un encuentro de temporada regular con una temperatura de 0F (-18C).

Este partido fue en el que se originó el peculiar festejo de los jugadores de los Packers que cuando anotan un touchdown corren hacia las gradas y brincan para que los abracen los aficionados.

Comandados por el joven maravilla Brett Favre, Green Bay ganó 28-0.

Pareciera que los Packers cargan el frío con ellos. El 10 de diciembre de 1972 viajaron al Metropolitan Stadium de los Vikingos de Minnesota para medirse en un encuentro que se disputó a 0F (-18C), con una sensació térmica de -18F (-28C).

Los ‘Empacadores’ se impusieron 23-7 a los Vikingos.

Esa misma temporda de 1972, los Vikingos volverían a jugar en su Metropolitan Stadium uno de los partidos más fríos de toda la historia de la NFL. Esta vez, ante los Osos de Chicago. Los de casa, liderados por el legendario quarterback Frank Tarkenton, ganaron 23-10 mientras el termómetro marcaba -2F (-18C), con una sensación térmica de -26F (-32C).

Nuevamente los Green Packers aparecen en esta lista con otro juego helado en su campo, Lambeau Field. Esta ocasión fue más reciente. El 20 de enero de 2008 recibieron a los New York Giants para el partido por el Campeonato de la Conferencia Nacional. Con temperaturas de -1F (-18C) y una sensación térmica de -24F (-31C), Brett Favre lanzó su último pase como quarterback de los Packers, que perdieron en tiempo extra 23-20 ante los Giants que llegarían para ganar el Super Bowl XLII contra los New England Patriots.

En uno de los juegos de playoffs más accidentados y reñidos en los playoffs de la Conferencia Americana, Cleveland se midió a los Oakland Raiders en el Cleveland Stadium el 4 de enero de 1981. Con una temperatura de -5F (-20F), los visitantes se impusieron 14-12 a los Browns. A la postre, esos ‘Malosos’ se encaminarían al Super Bowl XV, donde derrotaron 27-10 a los Filadelfia Eagles.

En la ronda divisional de los playoffs de la temporada 1994-95 se enfrentaron los Kansas City Chiefs y los Indianapolis Colts en el Arrowhead Stadium de los primeros el 7 de enero de 1996. Los de casa eran amplios favoritos, pero fueron sorprendidos por unos potros que, comandados por el veterano mariscal de campo Jim Harbaugh, lucharon contra sus rivales y el clima. El mercurio descendió hasta los 14F (-10C), pero el factor de congelación hizo que el frío se sintiera a -6F (-21C) en la victoria de 10-7 de los Potros sobre los Chiefs.

En un partido que fue conocido como el ‘Tazón del Congelador’, los Cincinnati Bengals se midieron a los Cargadores de San Diego por el Campeonato de la Conferencia Americana en el Three River Stadium, casa de los felinos. La temperatura oficial fue de -9F (-23C), pero los vientos de hasta 35 millas por hora (56km/h) pusieron las cosas aún más frías con registro de hasta -59F (-50C). Eso no detuvo a los anfitriones que con un juego impecable despacharon a los californianos por marcador de 27-7.

El partido más frío de la historia, el famoso ‘Tazón del Hielo’, se dio el 31 de diciembre de 1967 en, nuevamente, el Lambeau Field de Green Bay. Ahí, los Packers recibieron a los Cowboys de Dallas para disputar el campeonato de la NFL (la ahora NFC) con el termómetro marcando -13F (-25C), con sensación de -48F (-44C). Fue tan frío ese encuentro que la calefacción del terreno de juego se averió, un anciano murió y varias personas se desmayaron. Al final, los de casa se impusieron 21-17 para así encaminarse al Super Bowl II.

AM.MX/FM

Comentarios

comentarios