SENDERO POLÍTICO: El Virrey de Morelia

0
72

José Cruz Delgado

 

Diputados prepotentes

 

Parece increíble, pero es verdad. Resulta que cuando se quiere entrevistar en las oficinas a algunos diputados en la sede del Congreso del estado de Michoacán, hay que pasar por varios filtros: Primero hay que avisarle a la secretaria que se busca una entrevista con el legislador y ella pregunta sobre qué asunto para luego contestar que no se encuentra y si están de buen humor le avisan a sus secretarios particulares o asesores para que atiendan la petición. Ya es algo cotidiano.

Sin embargo, la secretaria o el asesor preguntan sobre qué es la entrevista porque tienen indicaciones del legislador de preguntar primero y luego hay que pasar por quien se encarga de la prensa personal del diputado y de nuevo preguntan lo mismo: ¿Sobre qué es la entrevista? Para al final de cuentas decir que el diputado no se encuentra y que regresa hasta equis día pero que le van avisar a ver si acepta dar la entrevista.

Precisamente el día miércoles, se buscó una entrevista con el diputado por Apatzingán Sergio Ochoa Vázquez para conocer su opinión sobre el problema de inseguridad que prevalece en su Distrito, pero como iba saliendo de su cubículo ya no pudo responder.

Igualmente sucede con la diputada Adriana Hernández Íñiguez, coordinadora de la bancada del PRI, a quien se le ha buscado en varias ocasiones en su cubículo para una entrevista desde hace tiempo pero ha sido imposible.

Está también el diputado Roberto Carlos López García, quien precisamente citó a este columnista a las nueve de la mañana en su cubículo pero no estuvo y cuando más tarde preguntamos por él, su secretaria dijo que sí estuvo. Cabe señalar que también alguien de su equipo de trabajo preguntó sobre qué era el tema de la entrevista.

Y así sucesivamente podríamos enumerar a muchos de los “representantes populares” que esquivan a muchos medios de comunicación como si algo ocultaran.

Pero no todo es negro, la diputada Macarena Chávez, quien de verdad no se encontraba en su oficina, tuvo la amabilidad de llamar a través de su personal a quien esto escribe.

Indudablemente hacemos nuestro trabajo, lamentablemente algunos legisladores han perdido el piso y sienten que nadir los merece olvidándose que si están ahí es porque se lo deben a sus electores, al pueblo, pues como se dice. Es una lástima que su prepotencia y arrogancia los haga seres despreciables y que tarde que temprano lo van a pagar porque la gente que los votó jamás no volerán a creer en ellos. Al tiempo.

Cambiando un poco de tema, el pasado lunes, el inepto y prepotente alcalde independiente de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, en un aire de grandeza y sintiéndose Virrey de la capital michoacana, envió un oficio dirigido al gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, en donde se le invita respetuosamente a sostener una reunión de trabajo para este próximo viernes 17 de marzo o la fecha que mejor se ajuste a su agenda, para alinear la estrategia de seguridad que se aplicará en Morelia y juntos trabajar por el bienestar de los morelianos.

 

Lógicamente que Silvano no irá, pues no es la forma de un alcalde de pedir las cosas, parece que Poncho ya olvidó las formas y protocolos. En fin lo dejaron vestido y alborotado.

 

Y precisamente, el gobierno dizque municipal presentó el pasado miércoles el Proyecto de Convenio General de Coordinación en materia de Seguridad Pública entre el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Morelia.

 

El documento firmado por el presidente municipal, Alfonso Martínez Alcázar y recibido la noche del miércoles en la Secretaría Particular del gobernador, “formaliza el compromiso de preservar el Estado de Derecho como la principal obligación del gobierno municipal y la necesidad de dar resultados a través de acciones concretas en temas de estrategias y políticas coordinadas contra la delincuencia”, señala un comunicado.

 

El dichoso Mando Único es la manzana de la discordia y ha ocasionado un desencuentro entre el edil de Morelia y Silvano Aureoles, pues Poncho se niega a firmar el convenio pese a que la inseguridad en la capital michoacana va en aumento convirtiéndose en una de las ciudades más inseguras de Michoacán.

El gobierno estatal intenta por todos los medios apoyar a este gobierno mediocre ante los reclamos de la sociedad, sin embargo, no ha sido posible por la terquedad del llamado “Virrey de Morelia

Comentarios

comentarios