Pretenden vender a Walmart el asilo de ancianos Mier y Pesado de Orizaba

747
Ya han recolectado más de 10 mil firmas de Orizabeños que se oponen a la destrucción del lugar
Ya han recolectado más de 10 mil firmas de Orizabeños que se oponen a la destrucción del lugar

ORIZABA VERACRUZ, 3 de julio, (Al Momento).- Ante la posibilidad de la construcción de un Walmart en lo que actualmente es el Asilo de ancianos Mier y Pesado, activistas de un grupo denominado  “Salvemos al Mier y Pesado” declaró que están preparando una alerta internacional al Comité Científico de Arquitectura del Siglo XX de iconos mexicanos, AC, esto con el fin de que al menos 170 países se sumen a la conservación del edificio, así lo dio a conocer Christian Pérez Reyes, integrante de dicho grupo.

De igual modo destacó que el inmueble es privado y que si los propietarios quieren venderlo, pueden hacerlo a quien mejor les parezca, por lo que a la fecha ya han recolectado más de 10 mil firmas de Orizabeños que se oponen a la destrucción del lugar.

Irán, un orizabeño que no está de acuerdo con lo podría suceder con el inmueble de Mier y Pesado, que por decreto del 4 de enero de 2010 fue declarado patrimonio histórico del Estado de Veracruz, señaló que hace unos meses fue “ajustado”, por no decir derogado, para hacer posible su uso comercial, para la cadena Walmart. “Los veracruzanos decimos NO a este proyecto”.

Indicó que más de 7 mil 860 personas han apoyado la petición hasta ahora. En abril pasado, el presidente municipal negó el cambio de uso de suelo que permitiría a Walmart ocupar y usar este inmueble con fines comerciales.

“Pero se acercan las elecciones locales, y se sabe que algunos de los candidatos tienen intenciones de vender el edificio a Walmart. Es importante seguir presionando para proteger nuestro patrimonio. Los mexicanos –y en este caso los orizabeños-, estamos conscientes de que es urgente e indispensable el desarrollo económico de la región; sin embargo es muy irresponsable la autorización del cambio de uso de suelo para una empresa tan destructiva como lo es Walmart, que ha sido denunciada en numerosas ocasiones por su largo historial de vejaciones hacia los trabajadores, su integridad moral y sus derechos laborales. Más aún, esta transnacional se ha visto envuelta en escándalos de corrupción y evasiones fiscales. Curiosamente, esta empresa suele dirigir sus proyectos productivos hacia zonas protegidas ya por su carácter histórico como Teotihuacan, ya cultural en el caso de Mier y Pesado, ya ecológico como lo es Xico, Veracruz”.

Agregó que Mier y Pesado es un inmueble privado y se encuentra fuera del alcance de los intereses de la población; pero el hecho de dejarlo en manos de Walmart no es necesariamente una buena noticia para el desarrollo económico de la región, pues hay evidencia documentada de que, encima de todo, Walmart provoca depresiones económicas en donde se instala, ya que baja los precios hasta hacer quebrar al comercio local y posteriormente los aumenta, generando –por otra parte- un constante flujo de capital de las localidades hacia Estados Unidos.

Indicó que independientemente de todo ello, lo más importante es colaborar de manera ordenada, conjunta y coordinada, en el desarrollo de la región del Valle de Orizaba, que ya cuenta con una plaza comercial que ha generado muchos empleos e incentivado la derrama económica, pero la realidad es que no se vislumbran proyectos sustentables que coordinen esfuerzos con las zonas aledañas, siendo tres de las más afectadas por la pobreza en la entidad, La Perla y Zongolica.

Por su parte, Ramón Ojeda Mestre, integrante de la Corte Internacional de Arbitraje Ambiental se manifestó en contra de que el ayuntamiento de esta ciudad, autorice el cambio de uso de suelo a la empresa Walmart de México, para que en el lugar del edificio Asilo Mier y Pesado, se construya una bodega de la cadena. “Sería ilegal”, dijo.

Recordó que desde el año 2010, existe un decreto que revela, el edificio Mier y Pesado, tiene un valor histórico, reconocido como patrimonio cultural de Veracruz.

Recordó que a Orizaba en otras ciudades y estados, se le promociona con diez maravillas de la ciudad, entre las que se cuenta precisamente el castillo que alberga el Asilo Mier y Pesado.

Solo desde ahí, indica, debe permanecer como tal es ahora, sin convertirlo en una plaza comercial como pretenden avalar las autoridades municipales.

Y es que explicó que cuando se defiende una estructura con historia, no se defiende solo las piedras del lugar, sino que se trata de toda una filosofía, una trayectoria.

“Detrás del edificio hay una historia, y la voluntad de alguien que creyó en la caridad, compasión. El asilo, se llama así porque es el nombre del tío de Doña Isabel Pesado de Mier, quien creó la fundación, en honor de su difunto esposo Antonio Mier y de su hijo que murió a los pocos días de nacido”, explicó.

Recordó que se está por cumplir cien años de la muerte de Doña Isabel, y consideró que sería “una vergüenza para Orizaba”, que en fecha de su aniversario, se le dé una puñalada a sus deseos, intensiones y voluntad, de continuar con el trabajo social y caritativo”.

Incluso consideró que si la Fundación Mier y Pesado ya no dispone de recursos para sostener el lugar, que sería el argumento para vender,” deben acudir a la sociedad misma, al gobierno para que tengan el apoyo necesario y muy seguramente, se lo darán”.

Explicó que el medio ambiente se debe entenderse de una forma integral, porque no se debe disociar la cuestión cultural de la física o de la naturaleza, “es un conjunto, creo que los orizabeños deberían exigir a las autoridades municipales, que no entreguen los permisos de cambio de uso de suelo y con eso, nada podrán hacer”.

Por eso, nuestra propuesta es la creación el Colegio de Artes de Orizaba en el edificio de Mier y Pesado. Este centro servirá para la formación de artistas y colectivos artísticos, así como de guías de turistas.

Esta zona del Estado es una zona privilegiada que cuenta con distintos paisajes naturales que van desde los humedales hasta las altas montañas, pasando por bosques y paisajes áridos a las faldas del Pico de Orizaba. El Colegio de Artes, sin duda, permitirá detonar de una mejor manera el turismo en la entidad. Y, al mismo tiempo, se podrán elaborar proyectos sustentables para la conservación del inmueble, como es la instalación de celdas solares y una planta eléctrica en la que se almacene toda la energía solar transformada en electricidad, con lo que el consumo eléctrico se reducirá a cero. Además, se incentivaría la inversión para la construcción de infraestructura turística en zonas serranas y marginales, generando empleos para los sectores más pobres y promoviendo el comercio local, del cual dependen miles de familias de las zonas pobres del Estado.

Walmart y Sam’s estarían 50 años en Mier y Pesado. Durante ese tiempo, veríamos a nuestros hijos –y quizá nosotros mismos- sometidos bajo el pie de una transnacional que ofrece salarios de $1,900 mensuales, con el consecuente deterioro del inmueble, sus jardines, y las inherentes afectaciones ambientales que, por ahora, son incalculables.

 

Monumento histórico de Orizaba

 

El denominado “Castillo Mier y Pesado”, inició su construcción en 1936, pero fue inaugurado en 1944, como parte de la actividad caritativa que se hace aún después de la muerte y por instrucción de Doña Isabel Pesado De la Llave, quien era Duquesa de Mier, mujer oriunda de Orizaba.

Desde su construcción efectuada por la Fundación “Mier y Pesado”, este edificio fue dedicado al cuidado de los adultos mayores, principalmente mujeres de edad avanzada. Se ubica en la avenida oriente 6, una zona muy céntrica de la ciudad.

Este es un edificio construido entre la tercera y cuarta década del siglo XX, bajo un diseño moderno ecléctico de influencia local, según los expertos en arquitectura aseguran que tiene una nave central con cuatro alas diagonales a los lados, su aspecto exterior es de un castillo con torreones, semejante a una cruz de Caravaca.

Está compuesto por tres plantas. La primera de abajo hacia arriba fue edificada con piedra de cantera, sus arcos en la base del edificio están situados en el entorno de éste. En el segundo piso tiene ventanas de diversos tamaños y formas, su techo es clásico inglés, inclinado y elaborado con concreto y revestido con teja árabe en toda su superficie.

Pero algo que siempre lo ha caracterizado son sus hermosos jardines, con vegetación de diversas tonalidades de verde y su gran colección de orquídeas le da el toque perfecto, así como posee un espejo de agua en el camino principal.

Aunque mucho se le ha comparado con el Castillo de Windsor de Inglaterra, incluso se ha dicho que este es una copia, pero no es verdad, ya que Mier y Pesado tuvo sus diseños propios, lo que sí aseguran los arquitectos expertos en edificios del siglo XX, es que tiene semejanza al castillo Europeo.

De igual forma han destacado que este edificio es único en el estado de Veracruz por su forma y dimensión, incluso lo han catalogado como una de las principales obras del siglo XX en Orizaba.

Los Orizabeños han expresado que por generaciones han vivido con la imagen y la esencia de este castillo, que lo siente suyo al grado que se ha convertido en un ícono cultural de Orizaba.

Por ello, dicen los pobladores, la defensa de este patrimonio arquitectónico refleja la identidad orizabeña que está representada por el escudo de la ciudad, con la historia y el crecimiento urbano desde la Ahuilizapan hasta la Orizaba actual, las iglesias, los conventos coloniales, la industria de la región “permitir su destrucción es hacerse cómplice de la globalización y transculturación”.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios