Presenta Cristina Rivera Garza su obra “Había mucha neblina, humo o no sé…”, sobre Juan Rulfo

0
668

Francisco Medina

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de mayo (AlmomentoMX).- Así como no cabe duda de que Juan Rulfo es uno de los mejores escritores mexicanos de la historia, pese a la brevedad de su obra, tampoco se pone en tela de juicio que hay innumerables libros y textos en torno a su persona.

De ahí que Cristina Rivera Garza no pretenda hacer una biografía, tampoco un análisis estilístico de su obra. Pretende, en cambio, entregar un texto híbrido partiendo de una premisa. Para que un autor viva como tal, precisa, antes, vivir de otras cosas. Rulfo trabajó en una llantera antes de escribir sus dos grandes libros. Después se refugió en una comisión para el desarrollo del Papaloapan. Al margen de las razones que lo llevaron a elegir esos trabajos, queda claro que, en alguna medida fueron los posibilitadores de, primero, su obra y, más tarde, la construcción de su figura.

La autora parte de esa idea. No la de la vida cotidiana, sino la de la exploración de la obra en la persona. Una suerte de trascendentalismo desvelador. El mismo que la ha llevado a ella misma a recorrer caminos inesperados, a toparse con la presencia de un escritor que, para quien no lo conoció, es sólo eso.

En este homenaje al autor y a la persona, el lector podrá encontrarse con planteamientos ensayísticos, notas biográficas, apuntes autobiográficos y con reescrituras de la obra de Rulfo.

Había mucha neblina o humo o no sé qué es un libro difícil de clasificar en el que el lector debe permitirse el abandono. Abandonarse a sí mismo a la prosa casi lírica de Cristina Rivera Garza y a su experiencia de lectura de Juan Rulfo.

Durante la presentación del libro “Había mucha neblina, humo o no sé…”, en la Casa Lamm,  Francesca Gargallo señaló no saber si es una novela más, un libro del Juan Rulfo que trabaja, de un Rulfo caminador. Indicó que Cristina Rivera ama, conoce y destruye a Rulfo.

Por su parte, Igrid Emmelhainz señaló que la obra de Juan Rulfo es un retrato de los pueblos que están a punto de desaparecer por la modernidad. Algo en loque el mismo Rulfo trabajo de manera directa.

Se trata, dijo, de un México construido de las ruinas y los espectros.

Al hacer uso de la palabra, la Cristina Rivera aseguró que para realizar este libro recorrió la República y visitó San Juan Luvina, Oaxaca, la cual es una comunidad que Juan Rulfo recorrió. “Recorrí los lugares en los que Rulfo estuvo y vi el México que él plasmo, me parece que la obra de Rulfo sigue viva, seguimos viviendo un país que plantea eventos cada vez más sangrientos y desigualdad económica”.

La escritora aseguró que se trata de un homenaje al autor de la novela “Pedro Páramo” y el libro de cuentos “El llano en llamas”, “un dialogo muy viejo que como lectora tengo con Rulfo; yo creo que el mejor homenaje que puede hacerse a un escritor es leerlo”.

Hizo hincapié en que con este libro no buscó hacer una crítica a la obra del reconocido escritor, de quien en 2017 se celebra su centenario, sino acercarse con cariño a una de los libros más importantes de la literatura mundial, como lo es “Pedro Páramo”.

Puntualizó que “cuando uno recorre el país, se da cuenta de que la obra de Juan Rulfo no está en el pasado, sino que es una ventana para que las nuevas generaciones vean el presente”.

Dijo que es una visión desde un punto de vista muy cercano a dos empleos que tuvo Rulfo, uno como vendedor de llantas y otro en la Comisión del Papaloapan, y recordó que esta institución en funciones de 1946 a 1984 fue uno de los proyectos que buscaron abrir y explorar los recursos naturales del sureste mexicano para la inversión nacional y extranjera.

Respecto al título de su obra, explicó que retoma una cita de un fragmento de la mencionada novela rulfiana, y “en este libro la utilicé porque me parece que por más que uno trate de acercarse a la vida de alguien, siempre hay humo o una línea que nos mantiene alejados de nuestras propias experiencias”, expresó.

Rivera Garza  consideró que “las líneas humanas son muy complejas, uno puede acercarse a un archivo buscando evidencias para plasmarlas en un texto, y sin embargo la complejidad hace que se nos escapen detalles”.

Respecto a lo que intentó hacer en este libro sobre Juan Rulfo, dijo: “considero que es importante plasmar las impresiones que una obra nos deja, los libros nos afectan, nos tocan y son magmas de todos los días”.

Aseguró que es importante hacer una lectura detallada de la obra de Juan Rulfo, sin olvidar el contexto político, cultural, social y económico que aborda. “Trate de plasmar el contexto al que nos enfrentamos en la actualidad, que es la modernidad mexicana, la cual ahora vemos con la violencia y el método neoliberal que ha utilizado el gobierno para llevar a este país al lugar en donde está”, subrayó.

Refirió que a su llagada a Luvina, fue cuestionada por un grupo de mujeres del lugar a quienes dijo el motivo de su visita, conocer el lugar de donde se inspiro Juan Rulfo para escribir su cuento Luvina que se encuentra en el libro “El llano en llamas”, a lo que las mujeres respondieron “sepa usted que aquí en Luvina, las mujeres si sabemos reír.

Las autoridades de la agencia municipal San Juan Luvina, ubicada en la sierra norte de Oaxaca, y Pharus, la casa en la colina A.C., hicieron un llamado a sumar esfuerzos para contar con la primera biblioteca de su comunidad, la Biblioteca Juan Rulfo. “Invito al público en general, investigadores, organizaciones y a todos los interesados en el país a realizar sus donaciones de libros y enviar sus propuestas para llevar a cabo talleres y cursos en San Juan Luvina. Esto, con la finalidad de incentivar en las comunidades de Oaxaca el gusto por la cultura y las artes”, comentó Jesús Rito García, poeta y promotor cultural, y organizador del Festival Abasto de Letras y del Maratón de Poesía de Oaxaca.

“Es necesario hacer que los libros, de manera física o virtual, lleguen a todas partes. No es posible que en pleno siglo XXI sigamos con este tipo de carencias. A pesar de que el mundo virtual está lleno de información, muchos lugares no la tienen”, concluyó.

Juan Rulfo describió de manera ficcional a una Luvina triste y desolada, como recuerda Fidel Méndez, Síndico Municipal: “Nuestra comunidad puede ser pobre, pero tiene todo el interés de superarse. Además, Luvina de la que habló Juan Rulfo debe quedar atrás. Bien podríamos recibir una gran herencia de este escritor, a través de mejoras y bienestar. Así como no debe haber pueblos sin hospitales, tampoco debe haber pueblos sin bibliotecas. Son muy necesarias para salir adelante.”

Así, el 15 de mayo, a las 9 de la mañana, fue inaugurada la Biblioteca Juan Rulfo, a 100 años del nacimiento del autor jalisciense y con la presencia de Cristina Rivera Garza. Ese mismo día, Cristina impartió un taller de acercamiento a la obra del autor de Pedro Páramo, en la recién inaugurada biblioteca y presentó, en el Foro Principal, su más reciente novela, “Había mucha neblina o humo o no sé qué” (Literatura Random House), en la que comparte con sus lectores a su Rulfo privado.

Por su parte, Penguin Random House donó 200 títulos a la colección inicial de la Biblioteca Juan Rulfo, con clásicos de la literatura como Santuario de William Faulkner y El segundo sexo de Simone de Beauvoir; títulos de autores reconocidos con el Premio Nobel de Literatura como Mario Vargas Llosa, Svetlana Alexiévich, J. M. Coetzee; libros infantiles y juveniles de la pluma de autores como Roald Dahl y Etgar Keret; importantes obras de la literatura mexicana y latinoamericana de autores como Roberto Bolaño, Guillermo Fadanelli y Enrique Serna; y otros volúmenes esenciales para todo acervo.

Penguin Random House, recientemente reconocida como la primera editorial en México en obtener el distintivo de Empresa Socialmente Responsable (ESR), reconoce en este proyecto el compromiso de gestores culturales como Jesús Rito García y de organizaciones como Pharus, para mejorar las condiciones de vida en sus comunidades.

La casa editorial, por su parte, asume la responsabilidad de apoyar para que más bibliotecas sean creadas y nutridas con lo mejor de la literatura nacional e internacional, con la oferta ideal para niños, jóvenes y adultos, a lo largo y ancho del país.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios