OTRAS INQUISICIONES: Felipe Calderón: Negocios desde el poder

0
124
Pablo Cabañas Díaz
Al día siguiente de la victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial, se expresaron en los mejores términos, abrazándose y declarándose prestos a colaborar lo mejor posible con el líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Un hecho que muestra la dimensión de la derrota de Acción Nacional en las pasadas elecciones. Queda por ver que será los múltiples intereses financieros y económicos que mantiene el panismo. Baste señalar que el 20 de julio del 2016, el  ex presidente, Felipe Calderón, fue nombrado miembro del consejo de administración de la estadounidense Avangrid, filial de la compañía española de energía Iberdrola que posee el 80 por ciento de compañía y  que antes de la adquisición, se llamaba UIL Holdings. Iberdrola tiene una fuerte presencia en México desde hace 18 años.
El capital español antes de la reforma energética controlaba ya el 43 por ciento de la producción  independiente de electricidad en México.  Parece ser que la apuesta es incrementar esta participación a partir de la gradual privatización de la CFE. Sin llegar a los niveles de Ernesto Zedilllo quien es director del Centro para el Estudio de la Globalización desde 2001 de la Universidad de Yale y de Union Pacific concesionaria de la compañía Ferromex (anteriormente llamados Ferrocarriles Nacionales de México) privatizados durante su mandato.
La llegada de Calderón, a Iberdrola concuerda con que  su cliente más importante es la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a la que le vende energía. Calderón por el desempeño de este cargo recibirá un salario. El ex titular del ejecutivo federal,  de entrada aclaró que no viola ninguna ley al haber pasado ya tres años y medio desde que dejó la Presidencia de la República.  También, -como si fuera un simple burócrata – comunicó que la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos establece que los servidores públicos deben abstenerse de aceptar algún empleo o comisión hasta un año después de haber dejado el cargo. Los ex presidentes de México reciben una pensión, según el acuerdo presidencial de marzo de 1987, emitido por Miguel de la Madrid. Queda la duda, de si habrá de renunciar a su pensión, y a los servicios que le otorga el Estado Mayor Presidencial  por haber desempeñado el  más alto puesto del Estado mexicano.
En abril de 2016, la CFE anunció que la empresa Iberdrola Generación México ganó la licitación de la segunda convocatoria del proyecto 42 CC Noroeste (Topolobampo II), al presentar la mejor oferta técnica y económica. El proyecto consiste en el desarrollo de las instalaciones, diseño, construcción, pruebas y puesta en servicio de la central, así como la operación y mantenimiento de la misma, y el tiempo estimado para su ejecución es de 30 meses. La central de ciclo combinado de Noroeste tendrá una capacidad de 887 megawatts, es decir, producirá energía, cuando entre en funcionamiento en enero de 2019, equivalente al consumo de más de 3 millones de mexicanos.
La CFE,  confirmó que  Iberdrola será la encargada de la construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento de esta planta de generación, además de ser su propietaria, por lo que venderá toda la energía que produzca desde esta instalación a la CFE, mediante un contrato a 25 años con cargos fijos de capacidad y por energía.
Iberdrola llegó a México en el sexenio de Ernesto Zedillo en 1998, justo cuando enfrentaba en su país demandas por supuesto cohecho, tráfico de influencias y sobornos a funcionarios públicos para obtener permisos de operación. Tanto en España como en Guatemala, Bolivia y Brasil  esta empresa acumula denuncias por cobros abusivos en las tarifas a sus consumidores.
En México, un ejemplo ,  es el contrato de obra pública a precio alzado PIF-001/2006, que la CFE otorgó a Iberinco  en el sexenio de  Calderón el 18 de enero de 2006 para la ejecución de la obra civil de la Subestación Eléctrica Arroyo Coyote, ubicada en Nuevo Laredo, Tamaulipas, y la Subestación Eléctrica Carbón II, ubicada en Nava, Coahuila. Mediante el contrato 4540001824, la española subcontrató a Electrificaciones Parral, SA (EPSA). A medida que avanzaba la obra, Iberdrola ordenó trabajos no considerados en el proyecto original; y aunque éstos fueron remunerados por la CFE, la trasnacional no los liquidó a EPSA.  Parece ser que esta es la forma de operar del consejo de administración de esta compañía.
La administración de Felipe Calderón recibió a Iberdrola con la adjudicación de un contrato por 605 millones de dólares para modernizar la Central Nuclear Mexicana Laguna Verde en propuesta conjunta con Alstom, compañía que en 2002 vendió a la CFE turbinas de gas que presentaron problemas tecnológicos. En su información financiera, el corporativo asegura que el gobierno mexicano le asignó este proyecto gracias a su “experiencia y capacidad técnica adquiridas durante los últimos años en proyectos nucleares, tanto en España como en el extranjero (Brasil, Eslovaquia, Ucrania, Rusia, Francia, Italia y Alemania)”, y por su infraestructura.

Comentarios

comentarios