ESTADO DE LOS ESTADOS: Obedrecht: corruptos y corruptores.

0
206

Lilia Arellano.

 

“Al que obra mal… se le pudre el animal”: Anónimo popular

 

  • Obedrecht: corruptos y corruptores
  • “Actuaciónes” similares distintivas de AL
  • Reacciones supranacionales ante sobornos
  • Calderón, dentro de la burbuja del silencio
  • Histórica la “danza” de millones de dólares

Marzo 17, 2017.-  La facilidad con la cual pueden ser corrompidos funcionarios latinoamericanos escenifica en el presente el gran escándalo internacional. A lo largo del Continente se aprecia la forma en la cual los presidentes de países permanentemente vigilados por organizaciones dedicadas a erradicar las malas prácticas y los abusos de poder, dan rienda suelta a sus ambiciones encontrando en las contrataciones de obra pública una fuente inagotable de recursos para incrementar sus fortunas personales. En algunos sitios se han hecho pronunciamientos drásticos sin faltar el clásico “caiga quien caiga”, sin embargo en México, las denuncias sobre las cantidades ofertadas y recibidas se antojan mínimas ante el tamaño, la dimensión de las obras contratadas a Obedrecht, cuyo principal accionista está ya en la cárcel y, desde ahí, sigue ofreciendo datos suficientes para, de decidirse, pueda castigarse a quienes en el pasado reciente los considero “socios”.

El caso Odebrecht es el test de estrés para las instituciones anticorrupción de América Latina. En los últimos meses la investigación ha llegado a implicar a 12 países. En Brasilia se organizó hace tres semanas una cumbre con fiscales de 15 naciones para coordinar las averiguaciones de un caso cuya complejidad aumenta con el paso de los días. Las indagaciones no son suficientes para lanzar un intento de erradicarlas, ya que los resultados más estables se fundamentan en importantes “revoluciones cívicas”. El escándalo está galvanizando a los políticos para que tomen medidas contra la corrupción. Ecuador y Panamá han prohibido a la empresa licitar contratos gubernamentales, mientras que Perú y Colombia le han dicho a Odebrecht que venda sus negocios y se vaya.

 

Legisladores peruanos el mes pasado se apresuraron con una reforma constitucional muy retrasada que implica que los actos de corrupción no estarán sujetos al estatuto de limitaciones.  Los detalles de la compleja maquinaria corrupta salieron a la luz el 21 de diciembre pasado. Ese día, en el Departamento de Justicia y la Fiscalía de Estados Unidos publicaron la confesión en la que directivos de la empresa admiten haber pagado aproximadamente 788 millones de dólares en 11 países de América Latina y Mozanbique.

 

Odebrecht y su filial petroquímica Braskem llegaron el pasado diciembre a un acuerdo con el Departamento de Justicia por el que ambas compañías se han comprometido a pagar conjuntamente una multa de 3,500 millones de dólares a cambio de que se retiren los cargos en Estados Unidos, Suiza y Brasil. Durante una década, esta empresa lideró a los constructores de Brasil en una expansión aparentemente sin obstáculos en toda la región. Los funcionarios ofrecieron miles de millones de dólares para carreteras, trenes, aeropuertos y plantas de energía, y la compañía simplemente actuó.

 

Este imperio se ha venido desmoronado durante más de dos años y su presidente ejecutivo, Marcelo Odebrecht, está cumpliendo una sentencia de 19 años en una prisión brasileña.  Algunos de los países en los cuales esta empresa pagó sobornos en América Latina son Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú y Venezuela. La constructora con 128,000 empleados y unos ingresos brutos de 40.000 millones de dólares, es el personaje central de la trama descubierta por la Operación Lava Jato, que investiga desde 2014 una red corrupta en la petrolera estatal Petrobras desplegada hace décadas.

 

La corrupción es un problema endémico en América Latina como en otras regiones, señaló Alejandro Salas, director regional para las Américas de la Organización Transparencia Internacional, pero por primera vez se está generando entre los países una especie de competencia sobre quién reacciona de forma más dura. La razón: entre 2002 y 20114 al menos 13 millones de personas han entrado a formar parte de la clase media en la región. La percibida pasa de los resultados excelentes de Chile y Uruguay, que se sitúan en el lugar 24 y 21 respectivamente, al de Venezuela, en el lugar 166 sobre 176 países.

 

En México, Argentina o Bolivia existe un sistema de pequeños sobornos que entorpecen muchos de los aspectos de la vida cotidiana. La mayoría de ciudadanos de esos países acaban pagando los costos de la corrupción. México es ejemplo sobresaliente de los efectos más negativos de la “pequeña corrupción”, por ser un fenómeno que favorece la criminalidad organizada.

 

Estos pagos evidencian el deterioro de las instituciones. Nuestro país presenta uno de los peores datos entre la corrupción y la desigualdad social, con una puntuación de 3.5 en el rating de inclusión social (sobre un máximo de 10). La lucha contra la corrupción no puede prescindir de la presencia de instituciones sólidas, pues las únicas formas de poner freno a las “mordídas” son el control policial y un reparto claro de los poderes. También hay que reducir la arbitrariedad del poder.

 

La calidad de la democracia no se mide sólo en votos sino también en los instrumentos que permiten arrojar luz sobre los casos. Es destacable la libertad de prensa como una herramienta que impulse a denunciar los casos: un problema que Salas ha calificado de “pendiente” por la falta de sistemas que protejan a los denunciantes. De ahí la importancia del periodismo de investigación.

 

COLOMBIA

 

En Colombia, el gobierno está terminando dos de los proyectos de Odebrecht: una autopista y el dragado del río Magdalena. Las autoridades locales están investigando ambas. El fiscal general también dijo la empresa denunciada pagó un millón de dólares por una encuesta de opinión a favor del presidente Juan Manuel Santos durante su campaña de reelección. El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció estudiará si puede o no investigar y sancionar las supuestas irregularidades que se habrían presentado en la campaña política del ahora presidente.

 

La campaña de 2010 de Santos está en el centro de la polémica luego de que Roberto Prieto, quien fuera el gerente, aceptará que la multinacional financió con sus recursos cerca de dos millones de afiches. El presidente Santos pidió a los implicados asumir su responsabilidad. A su vez, el presidente del CNE, magistrado Alexander López, dijo que la solicitud que hizo José Obdulio ya fue repartida y el magistrado ponente será el encargado de plantear si hay caducidad. Si la hay no se podría abrir ninguna investigación.

 

En el CNE los magistrados han planteado que la caducidad no es un principio judicial al cual se pueda renunciar y como la última palabra la tendrá la Sala Plena de Consejo, es muy probable que no pase nada. Cuando caduca un ´termino no hay posibilidad ni siquiera de abrir una investigación en el tribunal electoral.

 

PERÚ

 

El fin de la participación de la empresa brasileña Odebrecht en dos proyectos de infraestructura en Perú –la Carretera Interoceánica Sur, que enlaza Perú con Brasil y la presa Chavimochic III- y las acusaciones de corrupción contra ex presidentes y ex ministros de los tres últimos gobiernos han enfriado el impulso económico del país. En su primera conferencia con la prensa extranjera después de siete meses en el cargo, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kiczynsky, señaló: “No podemos negar que (el caso Odebrecht) es un freno a la economía”.

 

La Procuraduría peruana para este caso denunció al ex presidente Alan García por las supuestas irregularidades en la concesión de los tramos I y II de la línea 1 del metro de Lima en 2008, según informó este lunes. Katherine Ampuero, encargada del despach. Dijo que pidió a la Fiscalía investigar a García, al ex ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, y a Oswaldo Plascensia, ex jefe de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico Ampuero y también pidió abrir una “investigación preliminar”, al presidente Pedro Pablo Kuczynski.

 

El Gasoducto Sur Peruano de 1,025 kilómetros estaba destinado a subir de los campos de gas de la selva de Cuzco a casi 5,000 metros sobre el nivel del mar y luego dirigirse hacia abajo. Sólo 33 kilómetros de tubería estaban en el suelo antes de que las acusaciones de soborno pusieran fin al acceso de Odebrecht a los fondos, lo que llevo al Gobierno a rescindir el contrato el mes pasado. Pero el gasoducto de US$7,300 millones es sólo una de las numerosas víctimas del escándalo de toda la región emanada del mayor constructor en América Latina.

 

MÉXICO

 

La presidencia de Felipe Calderón fue involucrada en la investigación del caso “Lava Jato”, en Brasil, sobre los sobornos que el gigante de la construcción Odebrecht repartió en América Latina, en dos países y en dos naciones africanas para obtener contratos por miles de millones de dólares. La evidencia que involucró a México es un correo electrónico entre dos ejecutivos de ese consorcio, Roberto Prisco Ramos y Alexandro Alencar, en el cual gestionaron una reunión entre el michoacano y el presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva, como parte de la estrategia de negocios de Pemex, de acuerdo con una parte del expediente al que Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad tuvo acceso.

 

Dicho mensaje fue considerado como una prueba relevante por el juez brasileño, Sergio Moro, en una línea de investigación contra Lula por presuntamente haberse prestado a los intereses de la empresa usando su investidura como Presidente de Brasil. El 1 de abril de 2016, Lula negó vehementemente esta acusación por medio de sus abogados. La investigación está abierta. El mensaje en el cual está involucrado Calderón, está fechado el 8 de diciembre del año 2009, justo cuando cumplía tres años de haber llegado a Los Pinos.

 

En ese momento, Braskem, una filial del grupo Odebrecht, considerada la empresa líder de América Latina en la división de petroquímica, tenía algo que festejar en suelo azteca: estaban por cerrar un negocio que les dejaría ventas estimadas en 2 mil millones de dólares anuales, para lo cual Pemex les suministraría 66 mil barriles diarios de gas etano “a pecios preferenciales”, canalizados a una planta destinada a la fabricación de polietileno –un producto básico para la industria de plásticos-, que se construiría en Coatzacoalcos, Veracruz, en el Golfo de México.

 

La obra que finalmente se levantó ahora es conocida como Etileno XXI y desde aquellos años el precio del gas etano es un secreto y así permanecerá por 20 años con posibilidad de prorrogarse por cinco más, al haberse clasificado como “información reservada”, de acuerdo a una respuesta oficial de Pemex ante una solicitud de acceso a la información hecha por MCCI.

 

Aparece también la obra del gasoducto Los Ramones, por la cual se ha dicho pagaron solamente millones de dólares en sobornos, desconociéndose aun el nombre de quien recibió esta suma, la cual no resulta creíble ante el porcentaje con el cual lograron corromper a otros personajes de alto nivel en la vida pública y política de los países del área. Según la titular de la Función Pública y ex procuradora Arely Gómez, siguen investigando en Pemex al receptor de tan jugoso unto. Se advierte, de existir algún involucrado en alguna de las etapas de negociación, será convertido en otro “chivo expiatorio” a fin de poner en resguardo la figura del Ejecutivo Federal anterior ante el desgaste del máximo poder mexicano causado durante la actual administración.

 

ARGENTINA

 

La firma brasileña pagó y generó sobornos por más de 35 millones de dólares en Argentina entre 2007 y 2014. “Entre 2007 y 2014, Odebrecht hizo e impulsó más de 35 millones de dólares en pagos de sobornos a intermediarios, con el conocimiento de que esos se harían, en parte, a funcionarios del Gobierno en Argentina, señala el documento de una corte de Estados Unidos. La investigación de la Justicia argentina apunta a Julio de Vido, ministro de Planificación de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner.  Cerca de 100 empresas argentinas están bajo la lupa.

 

Como ejemplo se cita un pago de alrededor de 2.9 millones de dólares que la firma realizó entre 2011 y 2014 a un intermediario para que se destine el soborno a funcionarios. En Argentina estaba muy instalada la idea de que el caso Odebrecht era un problema para el kirchnerismo. Durante los 13 años en el poder de Néstor y Cristina Kirchner la multinacional brasileña hizo grandes negocios, y, según la investigación judicial, aportó a “intermediarios” en Buenos Aires 35 millones de dólares que le permitieron acceder a contratos por unos 278 millones de dólares. Sin embargo, el escándalo ha dado un vuelco inesperado y ha tocado de lleno el entorno de Mauricio Macri.

 

Gustavo Arribas, jefe del espionaje argentino e íntimo amigo del presidente –hasta el punto de pagar el alquiler de un departamento de lujo en el que vivía antes de trasladarse a la residencia oficial- se ha visto obligado a declarar ante la justicia argentina por unas transferencias de casi 600.000 dólares que le hizo en 2013 Leonardo Meirelles, la persona que utilizaba habitualmente Odebrecht para pagar sobornos. La hipótesis que manejó La Nación, el diario que publicó la noticia, es que se trataba de una coima por la obra del tren Sarmiento, en la que participaba el primo de Macri, Ángelo Calcaterra.

 

El gobierno argentino desmintió indignado esta hipótesis y Macri defendió a su amigo. “No entiendo de dónde sacan la vinculación de Odebrecht, es un cuento”, llegó a decir. Arribas ofreció unas explicaciones confusas y finalmente presentó un papel para tratar de demostrar que ese dinero- el sólo reconoce 70 mil dólares, no 600.000)- fue para pagar los muebles de una casa de lujo que vendió en Sáo Paulo, donde residía. No obstante, la escritura de la venta es de 2015 y la transferencia es de 2013. Arribas alegó que el comprador se había retrasado en registrar la documentación.

 

Macri parece ahora especialmente interesado en que se desvelen los intermediarios argentinos que recibieron esos 35 millones de dólares en sobornos de la compañía brasileña porque está convencido de que el escándalo girará de nuevo hacia el kirchnerismo.

 

CHILE

 

La policía chilena registró la sede de Odebrecht en Santiago, como parte de una investigación contra la constructora brasileña por pagar sobornos para conseguir obra pública. El fiscal general de Chile, Jorge Abbott, ha anunciado que uno de sus subordinados viajará este mes a Brasilia para entrevistar a ejecutivos de la empresa denunciada.

 

“Hay cierta gente con la que queremos hablar en relación a hechos que podrían haber ocurrido en Chile y que eventualmente podrían constituir delito”, señaló la Fiscalía chilena quien también investiga si la empresa de ingeniería brasileña OAS financió ilegalmente campañas electorales en la nación sudamericana.

 

REPÚBLICA DOMINICANA

 

El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, reelegido el año pasado con las calificaciones de aprobación más altas de la región, ha visto una inversión de fortuna impulsada por Odebrecht. Su proyecto favorito, una planta generadora de carbón de US$2,000 millones que estaban construyendo, se estancó luego de que el financiamiento se secó debido a las revelaciones. Eso obliga al gobierno a recurrir al mercado para recaudar cientos de millones de dólares de los que carece en un momento en el que presupuesto está siendo reducido.

 

Luchando contra la caía de los índices de aprobación, Medina nombró una comisión para investigar y ha hecho un espectáculo al salir en contra de Odebrecht. Es hora de llamar a esto por su nombre: la corrupción es un mal endémico en nuestra sociedad”, dijo Medina al Congreso el mes pasado.

 

ECUADOR

 

La congresista de EE.UU. Ileana Ros-Lehtinen, informó que el Departamento de Justicia  negó su pedido de difundir los nombres de los ecuatorianos que recibieron sobornos por parte de la firma brasileña.  La decisión de retener los nombres de los funcionarios se basa en políticas de esa entidad. “Sin la difusión de los nombres de los oficiales ecuatorianos involucrados, los responsables serán llevados ante la justicia” del régimen del presidente, Rafael Correa. También cuestionó una supuesta “falta de independencia” en el Poder Judicial de Ecuador y dijo que no se “puede confiar en sus propias investigaciones”.

 

La Fiscalía no se ha pronunciado en torno a estas críticas, pero ha defendido sus investigaciones. El pasado 3 de marzo, el fiscal general, Galo Chiriboga, mantuvo una reunión con su homólogo peruano. Allí intercambiaron información sobre los actos de corrupción de Odebrecht en los dos países. Acordaron una reunión en Quito el 24 de marzo. A la cita también se sumará el fiscal general de Colombia, Néstor Martínez.

 

Una de las últimas acciones que la Fiscalía realizó en ese país fue bloquear los pagos que mantenían la Refinería del Pacífico y la Empresa Pública del Agua a Odebrecht. La deuda que mantienen las dos empresas ecuatorianas suma USD 40 millones. La idea es garantizar una posible indemnización de la constructora brasileña. Esto debido a que, según del departamento de Justicia de Estados Unidos, la multinacional habría pagado USD 33.5 millones en sobornos a funcionarios para beneficiarse de contratos durante los últimos 10 años.  De allí que, el 29 de diciembre, la Fiscalía a través de una asistencia penal internacional pidió a Estados Unidos la lista de involucrados.

 

VENEZUELA

 

La Dirección de Contrainteligencia Militar venezolana allanó el martes 14 de febrero las oficinas de Odebrecht en Caracas, días después de que el presidente Nicolás Maduro y el Parlamento pidieran a la Justicia investigar el caso de supuestos sobornos de la constructora en el país. Quien allanó la sede fue la Dirección General de Contrainteligencia Militar, ni siquiera es la Fiscalía o el Ministerio Público”, dijo el diputado Juan Guidó a través de su cuenta en Twitter.

 

El Parlamento, controlado por la oposición, debatió el presunto pago de sobornos a funcionarios del gobierno venezolano y, tras pedir a la justicia actuar, citó para a la ciudadana Maryorie Garboza Ceballos, representante legal de la constructora brasileña en el país. Guido señaló que es obvia la vinculación de funcionarios venezolanos en el caso de sobornos y aseguró que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) va a “destapar la olla de corrupción más grande de la historia de Venezuela”.

 

El presidente Maduro expresó su “apoyo” a la Fiscalía, que anunció el pasado 26 de enero que cursa una investigación por el caso, y exigió “mano dura” contra los eventuales responsables. “Le toca al Poder Judicial y nosotros cumplimos las órdenes que el Poder Judicial y el Ministerio Público nos den”, dijo el mandatario.

 

En el caso venezolano, Odebrecht habría pagado unos 98 millones de dólares en sobornos para hacerse con contrataciones de obras públicas. Algunas no han sido culminadas, y el gobierno anunció una nueva inyección de recursos y un plan para reactivar los trabajos con mano de obra local.

 

COSTA RICA

 

Información bancaria de Costa Rica habría sido determinante para ligar al ex presidente peruano Alejandro Toledo con el recibo de unos 20 millones de dólares como parte de un soborno pagado por el conglomerado brasileño de construcción. La compañía habría pagado millonarios sobornos a Toledo con el fin de obtener contratos para la construcción de carreteras interoceánicas.

 

El nexo de Toledo con el caso fue posible gracias a la participación de un “colaborador eficaz” con la justicia peruana. Aparentemente, el exmandatario (2002-2006) recibió pagos entre 2005 y 2008 cuando concluyeron las obras. “La revelación de colaborador eficaz ha sido corroborada por diversos documentos bancarios entregados por los abogados de Odebrecht. Es decir, órdenes de transferencias bancarias, nombres de las compañías offshore, fechas de los pagos, montos y detalles de las reuniones. También por información bancaria procedente de Costa Rica, Panamá y el Perú”.

 

Como intermediario de las transacciones habría participado el empresario Josef Maiman y la suegra del ex mandatario, Eva Fernenbug, quien presidió la sociedad Ecoteva Consulting Group, domiciliada en Costa Rica. La Fiscalía de Perú allanó una de las casas de Toledo para recopilar pruebas importantes en el caso. Actualmente, existe una petición para que el ex mandatario cumpla prisión preventiva mientras se desarrolla la investigación.

 

GUATEMALA

 

A Obedrecht, se le concedió la obra de ampliación de cuatro carriles de Cocales, Suchitepequez a Tecún Umán, San Marcos, asciende a $3 mil millones durante el gobierno de Otto Pérez Molina, quien simplemente se declaró culpable ante autoridades de Estados Unidos y Suiza. Aseguran no será tan fácil retirarse con un simple perdón y los bolsillos llenos logrando la consabida ubicación de ese  país dentro del ranking de los más corruptos.

 

PANAMA

 

La Asamblea Nacional de Panamá instaló una comisión que investigará “en detalle” el escándalo de los sobornos de Odebrecht y de otras empresas que pueden estar involucradas en corrupción para hacerse con obras de infraestructura en el país, señalaron fuentes parlamentarias. La Comisión para la Investigación de los Casos de Corrupción a Nivel Nacional la forman 11 diputados que representan a todas las fuerzas políticas de la AN, y es presidida por Elías Castillo del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), quien subrayó la “gravedad y alcance” de los sobornos bajo la consideración de que suman al menos, 59 millones de dólares.

 

Lo  invitamos  a  visitar  nuestra  página  www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo:Lilia_arellano@yahoo.com; Facebook LiliaArellanoOficial y twitter @Lilia_Arellano1.

Comentarios

comentarios