ESTADO DE LOS ESTADOS: Destapes tramposos

0
352


Lilia Arellano

 

“No queremos candidatos que, al ser postulados, los primeros sorprendidos en conocer su supuesta militancia, seamos los propios priístas”: Colosio

 

  • Destapes tramposos
  • Evalúan a cuatro precandidatos presidenciales del PRI
  • Desempeño y fama pública los descalifican para cargo
  • Corrupción en el país, el Quinto Jinete del Apocalipsis
  • Retrocede México en capital humano, advierte el WEF
  • Ruiz Esparza, gran ejemplo de impunidad absoluta
  • Informes estatales; promesas negadas en Quintana Roo

 

Ciudad de México, 14 de septiembre de 2017.- En franca y abierta cercanía con los poderes fácticos de siempre, el titular del Ejecutivo, inquilino próximo a dejar Los Pinos, mexiquense, viudo, casado en segundas nupcias, dueño de una fortuna incalculable –todavía-, de nombre Enrique Peña Nieto, presentó a quienes en lo sucesivo serán llamados de manera formal precandidatos del PRI, aspirantes a la candidatura tricolor, grupo de hombres con las características y el conocimiento suficiente para suceder al pro-hombre de Atracomucho. La mayoría de electores, incluyendo a la militancia priísta, no serán tomados en cuenta porque lo bueno cuenta y mucho y, a consideración del expositor, la aprobación debe llegar del clero, de los empresarios, de académicos debidamente seleccionados y de esos legisladores que han dado muestras de su “gran interés” por el bienestar de la mayoría de mexicanos.

 

Con esa carga de humor negro y contando con la presencia de un gran personaje, del yucateco Emilio Gamboa, dio inicio desde el pasado 24 de agosto la difusión de la lista de los “Cuatro Fantásticos”, de los personajes de caricatura; EG destapó al “Cuarteto Miseria” y no precisamente porque sea esa la condición en la que ellos viven sino la impuesta a más del 60 por ciento de mexicanos. Se confirmó la llegada hasta esas alturas de los temidos “Cuatro Jinetes del Apocalipsis”. Cada uno de los recomendados del señor Peña Nieto forman parte de una “boleta” en la cual votarán esas fuerzas vivas tan pendientes del futuro de un país al cual no han saqueado, ni se han hecho millonarios a base de concesiones gubernamentales, menos aún han estado durante décadas pegados a la ubre del presupuesto y haciendo negocios a diestra y siniestra. Personajes de sólida reputación le dirán al Ejecutivo federal quién debe sucederlo y, el “destapador” oficial, el encargado de la encerrona para entregar las papeletas, ¿vuelve a asegurar su legendaria permanencia en el poder central?

 

El promotor, quien hizo la presentación del “Cuarteto Liverpool” y no por los Beatles sino por los beneficios otorgados a los dueños de esa cadena de tiendas, agencias de viajes, promotores bancarios, etcétera, y cuenta en el presente con una imagen en el sótano, ha perdido preferencias en grado no visto ni en los malvados sexenios panistas y los perversos anteriores del PRI, solamente los sometidos por las nóminas pueden ver con seriedad esta selección. Uno por uno pueden ir cayendo y tal vez eso esté previsto y tengan que echar mano de un Plan B, tan ridículo como el presentado en caso de no llegar a acuerdos concretos con el TLCAN. Hay otra camada prevista para este efecto y ya no será puesta al escrutinio a puerta cerrada sino más abierta. Aunque lo esperado es igual al nombramiento de Raúl Cervantes, son estos y como “la sopa de fideo se terminó, habrá que consumir la de jodeo”,  pero recordemos es platillo solamente para los priístas que les quedan y no para todos. Difícilmente habrá peores.

 

La fama de los escogidos, labrada a lo largo de este sexenio para no ir muy lejos,  habla por si sola: José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público; Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública; Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación; y José Narro, secretario de Salud. Al apartidista e independiente Meade Kuribreña se le puede señalar por no ser de aquí ni de allá, es decir, no es del PRI ni del PAN, a pesar de haber trabajado en dos gobiernos de esas siglas partidistas. Junto con Luis Videgaray, es el responsable de las lamentables finanzas del país, con una deuda histórica, la cual en este momento representa más del 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país; un mediocre crecimiento económico cercano al 2 por ciento anual, insuficiente para cubrir los requerimientos de la población, y una ampliación de la población en pobreza de casi un millón de personas anualmente en esa condición, que las trampas estadísticas del Inegi no pueden esconder.

 

El titular de la SHCP es un técnico sin filiación política, por lo cual se considera idóneo para ser el responsable de una transición tersa del nuevo PRI cleptómano a tal vez un regreso de la extrema derecha al poder con un abanderado del PAN, ya sea Margarita Zavala o Ricardo Anaya. Sus dotes tecnocráticas son reconocidas en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, donde su postulación causa confianza a los inversores de ese país de que sus fortunas ancladas en suelo mexicano serán respetadas y seguirán multiplicándose. Es un funcionario quien no cuenta con respaldo popular, ni siquiera dentro del PRI, en donde se le ve con desconfianza, pero podría ser, de llegar, un sucesor que cubriera las espaldas de Peña Nieto en el siguiente sexenio.

 

Aurelio Nuño , ex secretario particular de Peña Nieto, se exhibe y descalifica solo. En la 36 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, la niña Andrea, una alumna de tercer grado de primaria, lo corrigió en público, cuando el funcionario pronunció “ler”, en lugar de “leer”. “No se dice ler, se dice leer”, dijo la niña. Pero el asunto de fondo sin duda es la reforma estructural educativa, la cual, como lo han señalado muchos especialistas, es un auténtico fraude. Dicha reforma no es educativa porque incumple y contraviene parte sustancial de lo que ordena el Tercero Constitucional: “La educación que imparta el Estado tenderá el desarrollo armónico de todas las facultades del ser humano”, y esa modificación constitucional no propicia el desarrollo de la inteligencia a partir del conocimiento, y tampoco el desarrollo armónico de todas las facultades. Es, en suma, eminentemente una reforma laboral tendiente a romper el control político del sindicato de maestros en la base burocrática de la docencia del país.

 

La reforma educativa es impuesta por los intereses económicos de la OCDE y el Banco Mundial. El concepto reforma se usó para disfrazar de “educativo” el interés tecnocrático-económico de los grandes capitales internacionales, para “modelar” niños y jóvenes a modo para producirles. Para el magisterio dicha reforma es meramente laboral y no educativa, no sólo porque el Sindicato estorba, sino porque además, de lo que se trata es privatizar la educación pública para entregarla a modo a los intereses de los capitales trasnacionales, en confabulación con las mafias políticas que se han dedicado al saqueo de la riqueza natural de México, como lo subrayó oportunamente el senador Manuel Bartlett Díaz.

 

A Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Secretaría de Gobernación, se le debe responsabilizar de impulsar la gigantesca ola de violencia resentida en el país en los últimos años. Al continuarse la estrategia de confrontación y “guerra” de Felipe Calderón contra los cárteles de la droga, privilegiando el descabezamiento de esas organizaciones criminales, no se disminuyeron los índices de comisión de delitos, al contrario, aumentaron, y generaron una amplia guerra de pandillas tanto por el control de los territorios y el negocio del narcomenudeo, como por la conducción de los cárteles de la droga y su multiplicación. Al responsable de la política interna del país y la seguridad interna y nacional, también se le responsabiliza de la última fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien finalmente fue aprehendido y extraditado a Estados Unidos, donde enfrenta fuertes cargos criminales.

 

Como secretario de Gobernación, Osorio Chong ha sido uno de los principales actores políticos en la ejecución de las políticas públicas implementadas durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, como la de seguridad, la cual es un completo fracaso; la cruzada nacional contra el hambre y las reformas en materia de educación.  Tuvo que afrontar, muy mal por cierto, los escándalos derivados de la explosión de la Torre de Pemex en enero de 2013, la detención de la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo Morales, a finales de febrero del mismo año, a quien por cierto no se le han podido comprobar los cargos penales presumiblemente cometidos.

 

Y por lo que toca a José Narro, el prestigio acumulado como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), periodo caracterizado por la defensa de la autonomía universitaria, la estabilidad institucional y la expansión de la Máxima Casa de  Estudios del país, con la creación de nuevas escuelas y espacios universitarios, es anulado por su mediocre papel como precandidato presidencial del PRI y la defensa del régimen de Peña Nieto. Influye también la decepción generada al paso del tiempo por los nulos resultados de su gestión como secretario de Salud. Pese a su edad y experiencia médica, se ha prestado a seguir el juego del gran fraude llamado seguro popular. Medicamentos, equipo, personal, siguen escaseando en las instalaciones públicas de salud, sin que Narro se le despeine un solo pelo. Si la pretensión era darle a la vida del galeno una salida honorífica, lo logrado ha sido un descrédito, tal vez, sólo tal vez, inmerecido.

 

ABUNDANDO EN LOS “JINETES”

 

Gregorio Ortega, en uno de sus más resientes artículos, nos hace ver que no son cuatro sino cinco los “Jinetes del Apocalipsis”, con lo cual se comprueba el desarrollo, el crecimiento, se refleja en las mafias, en las organizaciones dañinas, en los males del país y sus ciudadanos. Nos revela:

 

“Durante el próximo año la mayoría de los mexicanos vivirán intensamente la impostura de la democracia subsidiada. El 2018 es el año de la gran simulación, del mito genial, a efecto de asegurar la entronización de la partidocracia, lo peor que pudo haber ocurrido a este país. El único y gran pretexto para vender a los electores la necesidad del subsidio a la democracia, es evitar la infiltración del dinero negro, provenga de donde provenga, pero en ello han fracasado. Difícil de probar, sí, aunque resulte evidente que lo mismo los grandes empresarios como Odebrecht compran voluntades, que la delincuencia organizada se asegura las complicidades, basada en su tradicional pregunta: ¿plata, o plomo?

 

“Los niveles de corrupción en México hace mucho que trascendieron el clásico diez por ciento. Hoy puede equipararse a la extorsión, con un añadido terrible, destruyen la competencia, el mercado interno y la economía familiar. El derecho de piso es mayor que el predial, más alto que las alcabalas, el ISR y el pago de los trámites administrativos.

 

“La corrupción es, ya, el quinto jinete del apocalipsis de la organización social, porque todo lo trastoca, si no es que todo lo destruye, salvo las grandes fortunas que se alimentan de ella. Debemos agradecer -a casi 30 años de su acuñación- a Pedro Aspe Armella la irreversible idea del mito genial, que viste, como anillo al dedo, a la percepción que el elector común se hace del modelo político y su subsidio electoral. Para ilustrar lo anterior, basta recordar que consejeros y representantes partidistas, cúpula del INE, acordaron entregar a los partidos políticos y candidatos independientes una bolsa de 6 mil 788 millones de pesos en 2018, el monto más alto de la historia, en un país que es la XIV economía en el mundo, pero en el cual se muere de hambre y la seguridad pública es una metáfora; aquí, los valores que transforman a los actores políticos y sociales en seres humanos, hace seis lustros -al menos- desaparecieron.

 

“Comparto la percepción del consejero Ciro Murayama, quien defendió los fondos limpios dados a los partidos políticos, pero también los acusó de cometer actos de corrupción por servirse de recursos negros, que se ocultan en cada proceso electoral. El resultado agravia toda sensibilidad social y política. El PRI dispondrá de mil 689.5 millones de pesos; el PAN, de mil 281.1 millones; el PRD, 773.5 millones; Morena recibirá 649.2 millones de pesos, y su futuro aliado, el PT, contará con 376.7 millones.

 

“Los tres “minions” del tricolor también alcanzan cifras que ni en el melate: el PVEM, 578.2 millones de pesos; Nueva Alianza, también brazo político del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), 419.1 millones, y Encuentro Social, 398.3 millones.

Para mayor agravio, basta con preguntar: ¿alguno de los contendientes ofrece un proyecto de nación alternativo al que los tecnócratas desaparecieron? ¿La publicidad política contendrá ideas, o sólo palabras sin sentido?”.

 

La interrogantes después de esta presentación de elección gira ¿le seguimos o de plano viene un corte total, definitivo, tajante?

 

RETROCEDE MÉXICO EN CAPITAL HUMANO

 

Durante la presente administración federal, México sigue cayendo en el Índice de Capital Humano del World Economic Forum y se situó en el décimo lugar entre las naciones de América Latina, como consecuencia de la baja calidad de la educación, el ínfimo nivel de escolaridad de la población, y la baja tasa de participación laboral. Nuestro país retrocedió del sitió 65 al 69 porque sólo aprovecha el 61 por ciento de su capital humano, y se coloca por debajo de Argentina, Chile y Bolivia, quienes están por arriba de 64 por ciento, lo que los sitúa en los lugares 52, 53 y 54, respectivamente.

 

De acuerdo al Worl Economic Forum (WEF) “México necesita desarrollar las habilidades que se requerirán para el futuro. Este es el requerimiento clave para optimizar el talento de las generaciones jóvenes, al estar en el sitió 92 de 130”. La calidad de la educación primaria y del sistema educativo lo lleva al sitio 104, lo que frena las tasas de reclutamiento vocacional y el entrenamiento para las plantas laborales. Otro reto más se encuentra en la amplia brecha multigeneracional de empleo de género y la muy baja participación de la fuerza laboral de quienes están entre los 25 y 54 años, señaló.

 

En su estudio, el WEF califica cuatro áreas de desarrollo de capital humano: capacidad, desarrollo, despliegue de la fuerza laboral y el know how, las cuales agrupan a 24 indicadores. Las peores evaluaciones del país están en los niveles básicos, al ubicarse en el sitio 92. En despliegue de la fuerza laboral queda en la posición 77; en capacidad, ocupa el lugar 61; y en know how o conocimientos, en el 48. Las mayores desventajas están en brecha de empleo por género para personas de 25 a 54 años, al tener el sitio 111; tasa de participación de la fuerza laboral para personas de ese mismo rango de edad en el 106,  y calidad de las escuelas primarias, en el 104.

 

GRE: IMPUNIDAD ABSOLUTA

 

El manto de impunidad tendido en torno a Gerardo Ruiz Esparza por la administración de Enrique Peña Nieto es total. Por eso, de nada sirven las exigencias de organizaciones ciudadanas y de legisladores federales para que este funcionario presente su renuncia, tanto por las fallas en la construcción del Paso Exprés de Cuernavaca, como por las anomalías detectadas por más de mil millones de pesos en dicha obra. Pese a todo, el inquilino de Los Pinos mantiene al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en el cargo, por su cercanía personal, sin importar las fallas cometidas en la dependencia.

 

“La gran falla de este sexenio es que cada vez que los colaboradores del Presidente incurren en una falla o en un acto de corrupción, él prefiere la amistad antes que dar resultados a los ciudadanos. Prefiere mantener al amigo que actuar conforme a derecho”, criticó el panista Raúl Gracia, quien agregó: “obviamente Ruiz Esparza debe dejar el cargo, es una acción que costó vidas, que se pudo prever, nunca debió haber sucedido y en cualquier país democrático del mundo esto ya hubiera generado la salida del titular de la dependencia”.

 

También para Luis Sánchez, coordinador del PRD, el funcionario debe dejar el cargo y responder ante la justicia sobre las omisiones que derivaron en la apertura de un socavón a pesar de que se trató de una obra millonaria. Exigió se castigue a los verdaderos responsables de los hechos y no a funcionarios menores. “Sabemos que el secretario es protegido del Presidente de la República, hay un contubernio desde lo más alto de la esfera de poder del país”, reprobó. A su vez, el senador de Morena, Fidel Demédicis, pidió se finquen responsabilidades administrativas y penales en contra de Ruiz Esparza. El legislador consideró: “están buscando cómo lavarse las manos y es un momento complicado para Peña Nieto y Ruiz Esparza puede ser el que van a sacrificar”.

 

Ruiz Esparza está protegido por el presidente, aseguró la senadora independiente Dolores Padierna, quien consideró es la única explicación para que siga en el cargo. “Del socavón del 12 de julio, hay otro auténtico socavón: el financiero, que es de un mil millones de pesos que halló la SFP y es la mitad del costo de toda la obra, sin que ello merezca alguna mención sobre fincamiento de responsabilidades”, destacó y consideró extraño que la SFP no haya determinado ninguna sanción o responsabilidad administrativa a los funcionarios de la SCT que autorizaron, permitieron y avalaron la actuación ilegal de las empresas, el sobreprecio y el incumplimiento de los contratos.

 

¿HABRÁ UN ¡YA BASTA!?

 

El embate de la naturaleza registrado de nueva cuenta en el mes de septiembre, unos días antes de cumplirse un aniversario más del terremoto de 1985, devastador fundamentalmente para la capital del país, nos ha demostrado la incapacidad de las autoridades, misma en nada diferente a la registrada hace 32 años, con igual saqueo, el mismo aprovechamiento para enriquecerse sobre la espalda, los escombros, de quienes menos tienen, recordando son esos los tiempos de mayor lucimiento para autoridades, cuyos reflejos son tan pero tan lentos que solamente se perciben cuando aparecen cámaras y micrófonos y lo hacen con sacudimientos que solamente ellos sintieron, como fue el caso del inquilino de Los Pinos.

 

Se ha visto a un Enrique Peña Nieto presente en Chiapas y Oaxaca, tratando de recuperar una imagen suficientemente deteriorada y producto de cinco años de ausencia de gobierno, de una pésima administración de los recursos económicos, con la demostración de una óptima capacidad para vender patrimonios y multiplicar deudas, pero sin tener en las manos y a la vista una pronta recuperación de la cotidianidad de quienes sufrieron pérdidas. Tampoco se observa exista ni la más mínima intención de señalar a los gobernadores de las entidades siniestradas su responsabilidad de vigilar los envíos hechos tanto por parte de las dependencias centrales como de la acumulada por aportaciones de la sociedad. Menos aún les advierte son sobre quienes se ejercerá una vigilancia real para la asignación y manejo de los recursos. Nada, solo paseos con costo al erario y cuyos montos servirían, de aplicarse correctamente, para aliviar los malos momentos de miles de familias.

 

Han sido muy crueles al advertir se tardan hasta 30 días en poder disponer de los fondos producto de un seguro. Los quisiéramos ver ese mismo tiempo, no más, durmiendo en el suelo, con apenas sí una delgadísima colchoneta, carecer de un baño, de un momento de vida privada, ingiriendo alimentos fríos, alejados totalmente del confort en el que viven, sin bañarse, sin los guardias, escuchando a los niños quejarse, llorar, durante gran parte de las 24 horas de cada jornada. Entonces sabrían los que significan 30 días, ese espacio de tiempo que tan conchudamente dan a conocer como si fuera mínimo. Cada dependencia y su respectivo titular encontraron la forma de otro negocito. El gobierno estatal ni para que evitar decirlo, y el federal inicia su cosecha gastando un dineral en publicidad.

 

Lo ocurrido es otra gran lección para darnos cuenta de hasta dónde puede seguirse soportando la mentira, aceptar la farsa como una forma más de gobierno, inclinar la cabeza o guardar silencio frente a los nombramientos de nuevas instituciones como son la Fiscalía General y la de Anticorrupción, a sabiendas del fracaso en el cual se convertirán al tener en sus inicios a quienes poco les importará permanezcan décadas o siglos presentes, cuando son incapaces de brindar a sus futuras generaciones la herencia de un apellido digno, del formado a través de constantes demostraciones de honestidad, honradez, cumplimiento de las encomiendas públicas.

 

Ante este tipo de panorama se hace inútil emplear tinta y papel en hablar de los mentados informes, de los presentados durante esta semana, por ejemplo, en Quintana Roo. No es ninguna gracia ni un tema para elevar a categoría de valentía o buen gobierno que quien está al frente de la entidad escuche los planteamientos de los partidos opositores. Es simplemente cumplir con un protocolo en donde, al término, plausible sería recordar que se ejerce un mandato fuera de la militancia partidista porque, al ser elegido por el pueblo, se debe a todos y todos son todos, los que mostraron su simpatía cruzando a favor la boleta y quienes no. Amarillos, azules, tricolores, verdes, naranjas, cafés y hasta quienes no encuentran en estas organizaciones un punto para elegir a sus autoridades. Recordar esto a quienes acuden a estos actos no estaría nada mal y llevarlo a cabo mucho menos, aunque tampoco habría nada que reconocer, es simplemente una acción dotada de cordura y congruencia.

 

Si es ese el comportamiento del de más arriba, el de los alcaldes debería ser igual. Lejos de pretender siquiera quedar bien con quienes pagan su sueldo, el de las sirvientas, choferes, mantienen esposas y maridos, pagan las colegiaturas, los viajes, las compras, etcétera, hacen todo lo posible por encontrar palabras cada vez más lisonjeras para calificar al ser supremo, al señor gobernador. Así lo han hecho los verdes, el de Benito Juárez, Remberto Estrada, y la de Puerto Morelos, Laura Fernández. Pero también los otros llevan el mismo camino. No es el momento de decirle a ese ser superior comparten la responsabilidad de cumplirle a la sociedad y, por lo tanto, cada uno tiene aportaciones pendientes. Nada, nada. Sólo aplausos, saludos y besitos a los invitados especiales y murallas a los ciudadanos.

 

Como referencia se cita una de las promesas de campaña de Carlos Manuel Joaquín González: en tres años queda liquidada la gran deuda de Quintana Roo, la contraída por Roberto Borge. Otra: no habrá más deuda ni reestructuración, sino orden y buena administración. Ni se repitió estando en el gobierno la idea de pagar la deuda y si hubo reestructuración, creció y se amplió el plazo a un término al cual no llegaremos muchos a verla liquidada. A partir de ahí se gestaron las mentiras, las del nombramiento de un nuevo Auditor cuando éste ha recaído en un viejo empleado de esa área cuyos antecedentes destacables giran en la protección a su empleo antes que el cumplimiento profesional de su tarea. O la no vista transparencia de licitaciones como la muy cacareada de los uniformes escolares y ni que decir de la dedicada a los medios de comunicación. Se sabe cuanto pagan pero no el por qué al no existir ningún reporte de su circulación real, de las audiencias radiofónicas y televisivas, base para el cálculo de tarifas y adquisiciones.

 

Por las mismas andan los presidentes municipales y sus ansias de reelegirse o resultar favorecidos con nuevas candidaturas para escaños federales. Ya veremos si existe o no el hartazgo ciudadano y si las experiencias han arrojado lecciones a seguir. De otra manera que nadie se queje de un gobierno que, entonces sí, innegablemente, nos merecemos.

 

DE LOS PASILLOS

 

Un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa se apoderó de una pipa con gasolina y varios camiones repartidores. Un total de diez estudiantes fueron arrestados, mientras sus compañeros retuvieron a agentes municipales de Tixtla, para presionar al gobierno de Héctor Astudillo a fin de liberarlos. Las acciones de protesta de los normalistas forman parte de la jornada de lucha para exigir al gobierno de Enrique Peña Nieto la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala…

 

Luego de que un juez concediera una orden de aprehensión en contra del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) pedirá a la PGR su captura y extradición, confirmó Santiago Nieto, titular de esa dependencia. Duarte y cuatro funcionarios de su administración son acusados de transferir 80 millones de pesos del gobierno estatal a las arcas del PRI en Chihuahua. Además de delitos electorales, el ex mandatario tiene 10 órdenes de aprehensión por peculado y desvíos de más de mil millones de pesos, señaló el gobernador Javier Corral.

 

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com ;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de

Youtube.com/liliaarellano

 

Comentarios

comentarios