Integran “barrera verde” alrededor de Autopista Urbana Poniente

325

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de septiembre (Quadratín México).- El Programa Regional de Reforestación de la Autopista Urbana Poniente, trazado en torno a la obra de infraestructura vial, contempla la creación de una “barrera verde” con árboles de cuatro metros que ayudan a mitigar el ruido, la captación de carbono para reducir daños de gases de efecto invernadero (GEI) y las áreas donde se ubiquen son de esparcimiento y recreación de la población.

Cabe recordar que el diseño del Sistema de AUP está apegado a mantener el legado ambiental de esta zona de la ciudad, para que no sólo la pueda disfrutar la población que en breve experimentará beneficios en su movilidad, sino que lo hagan las próximas generaciones.

La reforestación continúa en los alrededores de la Autopista Urbana Poniente.

Para cumplir con estos objetivos, se impulsan dos viveros en el Área de Valor Ambiental (AVA) “Tarango” y en el Área Natural Protegida (ANP) “La Loma”, que refrendan como una de las principales finalidades el posibilitar el rescate de flora en los sitios de obra.

Ambos fueron construidos y equipados con ecotecnias como un sistema de captación de agua pluvial y de riego por aspersión antes de iniciar con la construcción de la vía.

De acuerdo al inventario y reporte de sobrevivencia en el Vivero “Tarango”, correspondiente a julio de 2012, contó con siete mil 89 individuos de más de 21 especies, de las cuales se registran seis mil 995 casos exitosos, resultando una tasa de sobrevivencia del 98.7 por ciento.

En este sitio también son resguardados árboles y plantas utilizados en la jardinería.

Por otro lado, según el mismo inventario el Vivero “La Loma” sumó 7 mil 539 individuos de más de más de 13 especies, de las cuales han logrado vivir 6 mil 859, con porcentaje de sobrevivencia del 90.9 por ciento.

Los dos pasarán al patrimonio de la Secretaría del Medio Ambiente (SMA) del Distrito Federal al finalizar los trabajos.

Otros objetivos de estos son el resguardo de los materiales vegetales (árboles con DAP -diámetro del árbol a la altura del pecho- menor a 5 centímetros, arbustos, pastos) durante la construcción de la vialidad.

Además de la reintroducción del material vegetal a los sitios conforme se cierran los sitios de obra. En lo que respecta a la Barraca de “Tarango”, la vegetación se emplea en su Programa de Restauración Ecológica.

En las citadas instalaciones se realizan actividades como riego y control de humedad, deshierbe, control de plagas, limpieza de instalaciones, rehabilitación de plantas -trasplante de plantas jóvenes a contenedores de mayor capacidad para promover su desarrollo-.
Estas tareas están a cargo de un biólogo especializado, apoyado por una brigada de trabajadores de soporte, lo cual posibilita que en los viveros creados en torno a la AUP se fomente una cultura de conservación y educación ambiental.
En ambos viveros el cuidado a las plantas y árboles está basado en la hidratación, mantenimiento de poda, fertilización y control de plagas.

Todo ello, es supervisado por brigadas de la Secretaría del Medio Ambiente (SMA), integradas por personal de la Dirección General de Recursos Naturales (CORENA) y la Dirección General de Bosques Urbanos y Educación Ambiental (DGBUEA).

QMex/bo/oab

Comentarios

comentarios