Homenaje en memoria a Carlos Monsiváis y Jorge Ibargüengoitia

204

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo (AlMomentoMX).- Carlos Monsiváis y Jorge Ibargüengoitia han sido dos escritores mexicanos que Juan Villoro reconoce como personas de valor y humor que llenan de valores sus obras literarias.

Durante la conferencia magistral La intervención de la risa, en la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Juan Villoro, rindió homenaje en memoria a dos escritores mexicanos que este año cumplirían 80 y 90 años, respectivamente.

El autor de El testigo refirió que “estamos ante dos usos distintos y provechosos de la risa para establecer una autoridad crítica (Monsiváis) y para desmontar (Ibargüengoitia) todo tipo de autoridad: de los próceres, los monumentos, la historia oficial, la propia literatura y, sobre todo, desde el punto de vista del narrador, comentó.

Al analizar la obra de Monsiváis, Villoro recordó que en 1958, en el prólogo de Antología de la poesía mexicana del siglo XX, el joven erudito lanzó un desafío al señalar que el sentido del humor era el gran déficit y rezago de la literatura mexicana, es decir, una asignatura pendiente.

Monsiváis reconocía pinceladas de humor e ironía en Salvador Novo, Carlos Pellicer, Efraín Huerta y Juan José Arreola, entre otros poetas y narradores mexicanos, aunque en general en un tono de zozobra, quebranto y desgarro, no inusual dada la historia del país.

Para Ibargüengoitia, la historia de México “es un disparate colosal”, tal como se plantea la Revolución Mexicana en su novela Los relámpagos de agosto.

El estilo literario de Ibargüengoitia es inconfundible, pero al mismo tiempo complicado; él fue una persona con una mirada muy objetiva y práctica de la realidad y parte de sus efectos cómicos provienen de plantear con enorme sensatez lo que está equivocado, por su condición de analista del microcosmos de la realidad nacional.

Comentarios

comentarios