FMI mantiene previsión de crecimiento para México

0
200


CIUDAD DE MÉXICO, 18 de abril (AlMomentoMX).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo sin cambios la perspectivas de crecimiento para México, en 1.7 por ciento para 2017 y 2 por ciento para 2018, con respecto a las previsiones de enero.

Christine Lagarde, directora del FMI
Foto: Afp

De acuerdo con el informe Perspectivas de la Economía Mundial, el empañamiento de las perspectivas de inversión y consumo se presenta de cara a condiciones financieras menos favorables y más incertidumbre en torno a las relaciones comerciales con Estados Unidos.

El FMI explicó que estos factores compensan holgadamente el impacto positivo de la mejora de las perspectivas de Estados Unidos y la depreciación de la moneda; sin embargo, las reformas estructurales que se continuarán implementando en el ámbito de la energía, el mercado laboral, la competencia, las telecomunicaciones y el sector financiero estimularán previsiblemente el crecimiento alrededor de medio punto porcentual a mediano plazo.

El gobierno mexicano prevé cifras similares para este año (entre 1.3% y 2.3%) pero superiores para el próximo (entre 2% y 3%).

Para la economía mundial, el FMI considera que está repuntando, pues la inversión, la manufactura y el comercio internacional están experimentando una recuperación cíclica, por lo que se prevé que el crecimiento global aumentará de 3.1 en 2016 a 3.5 por ciento en 2017 y 3.6 en 2018, ligeramente por encima de los pronósticos de octubre de 2016.

Estas previsiones se derivan del robustecimiento de la demanda mundial y las restricciones que se ha acordado aplicar a la oferta de petróleo que han colaborado para que los precios de las materias primas dejen atrás los mínimos registrados a comienzos de 2016; además, se estima que las políticas de estímulo en China y expansión fiscal así como desregulación en Estados Unidos contribuyan al desempeño de la economía mundial.

No obstante, el organismo internacional indicó que los riesgos siguen inclinándose a la baja y continúan problemas estructurales como el débil crecimiento de la productividad y la aguda desigualdad del ingreso, aunado a que las políticas aislacionistas ponen en peligro la integración y el orden económico de cooperación mundial, que han sido de gran beneficio para la economía global, especialmente para los mercados emergentes y en desarrollo.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios