Fine para los azurros. ¿Quién lo diría?

0
160

Por Pablo Barbachano

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de noviembre (AlmomentoMX).-   El combinado italiano se queda fuera de la copa del mundo después de 60 años. La última vez que vivieron algo así de trágico fue en el mundial de 1958. La paradoja consiste en que ese mundial se jugó en Suecia, cuyo equipo como si fuera un mal fario, eliminó a los italianos hace dos días.

El país de la bota está de luto. Uno de los titulares más controversiales de la prensa italiana es el que exige que saquen a todos. Existe un descontento con el presidente de la federación italiana de futbol, Carlo Taveccio, de quien se pensaba alguien endeble a la hora de llegar a ese puesto. Lo único que logró fue demostrarlo, un personaje que no quedó a la altura de esa selección. Encargándole el puesto de entrenador a Giampiero Ventura, quien dio una actuación deplorable durante las eliminatorias y no pudo remontar un 1-0, ni siquiera que su equipo metiera un gol en 180 minutos.

“Cada vez se me hace más dura y cerrada la competencia. Es triste que Italia, un grande, uno de los históricos, se haya quedado fuera del mundial de Rusia…” fueron las palabras del ídolo argentino, Diego Armando Maradona. Y tiene toda la razón, una nación que ha logrado el campeonato mundial 4 veces; sólo una menos que el máximo ganador, Brasil.

Lo triste: Gianluigi Buffon. Una leyenda de la portería. Un arquero que ha defendido su camiseta, su escudo, su patria, por más de 20 años. Galardonado con un campeonato mundial en 2006. Campeón con la Juventus más de 7 veces. Un jugador que se retira del arco italiano, pero que nunca dejó de demostrar lo importante que para él era cada partido. Se despidió entre lágrimas y es el único que la gente defendió a muerte. Se le extrañara mucho en este mundial.

Lo rescatable: Daniele de Rossi. Un verdadero italiano, un gladiador. Siempre nos ha demostrado su determinación, su garra. En el partido disputado en San Siro, Ventura le dijo que se pusiera a calentar para entrar al campo. Él se enojó y contesto-Necesitamos ganar, no empatar- mientras señalaba a su compañero Insigne. Esto nos demuestra que antes que lo individual el piensa en lo colectivo.

Una pena que Italia se pierda el campeonato más emocionante del futbol. Sin embargo, la belleza de que en el futbol todo puede pasar sigue y seguirá vigente. Ciao.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios

Loading...