Felicidades por tener vulva

0
454

TANIA ITZEL Vargas

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo (AlmomentoMX).- “¡Asesinaron a dos… dos muchachas, balaceadas!”, gritaba el señor de los periódicos en el pasillo de transbordo que lleva de la línea azul a la línea naranja en el metro Tacuba.

-¡Malditos, las atacaron en la calle!

-Lo bueno es que ocurrió en la noche del 7 de marzo y no empezamos el Día de la Mujer con un asesinato- pensé.

Por esta razón y, olvidando los casi 3 mil feminicidios ocurridos en el país de 2006 a 2013 más estos dos que afortunadamente sucedieron anoche, me permito decirle que si usted es una persona con vulva es un placer felicitarla porque eso significa que es mujer y hoy que ya es 8 de marzo de 2017 va a poder disfrutar de ser tratada como ser humano.

Hoy no se le va a manosear cuando entre en el metro; hoy va a poder transitar en la calle sin escuchar el tradicional y muy mexicano: “Mamacita”.

¡Felicidades personas con vulva!, porque hoy van a sentir lo que es caminar con libertad por las calles de esta bonita ciudad sin importar la hora, sin importar la ropa que usted lleve puesta, porque hoy es un día de tregua en el que no solo las féminas podemos descansar de las expectativas que se esperan de nuestro género; sino que también los hombres tendrán un break en esa cansada tarea que cumplen diariamente como bien lo marca su género: demostrando la masculinidad a todos y a todas, todo el día.

Hoy… hacemos pausa.

Festejemos, pues.

Hoy las muchachas vamos a escuchar promesas, porque se nos va a permitir salir a las calles a marchar y a exigir y todos vamos a fingir que escuchamos y que nos indignamos y que hacemos cosas día con día para terminar con las ideas retrógradas del patriarcado.

Hoy algunas vamos a hacer conciencia de que no solo los hombres tienen actitudes machistas sino también nosotras cuando nos descubrimos diciéndole a un amigo o a nuestro hijo que llora como niña o que grita como niña o que corre como niña como si hacer las cosas como las hace una niña fuera algo degradante.

Hoy, el 8 de marzo de 2017, vamos a creer que las brechas salariales entre hombres y mujeres van a acortarse hasta llegar al tan esperado 50/50 que pretende la ONU para el año 2030; al mismo tiempo vamos a recibir flores y chocolates en las calles y en nuestras oficinas a manera de celebración porque nuestra vulva esté sana -porque que pinche molesta es una infección vaginal-.

Igualmente, hoy las mujeres van a recorrer las calles y a parar labores para que los gobiernos las noten, para que los gobiernos las vean. Algunas no irán a trabajar porque consiguieron el permiso de sus jefes que en su juventud fueron estudiantes rojillos; otras, no irán a trabajar pese a que les pueda costar la chamba, y las chicas que asesinaron la noche de anoche no irán a trabajar porque se desangraron en la calle.

Pero nos acordaremos de ellas. Hoy, un 8 de marzo de 2017. Así como recordamos a todas aquellas mujeres que han dado su vida para defender los derechos que nosotras como personas con vulva merecemos, porque también son derechos humanos y aunque algunos no lo entiendan así, las mujeres también son seres humanos.

A todas nuestras hermanas activistas, a todas nuestras hermanas guerrilleras, a las amas de casa, a las estudiantes, a las maestras, a las mujeres trans, a las lesbianas, a las empresarias, a las viajeras, a las amantes, a las soñadoras, a las madres, hermanas, amigas, hijas, compañeras. A todas ustedes personas que disfrutan de ser mujer con o sin vulva y a quienes son capaces de leer a un individuo con o sin vulva como un ser humano, ¡felicidades!

Usted ha entendido todo. Feliz 8 de marzo.

Comentarios

comentarios