Equinoccio de primavera, un pretexto para “cargarse de energía” y celebrar un banquete gastronómico

0
554
Equinoccio_Cholula-3
BENITO OLIVARES/ESPECIAL/AL MOMENTO
CIUDAD DE MÉXICO, 21 de marzo, (Al Momento Noticias).- La pregunta fue directa: ¿de qué le sirve cargar baterías?, preguntó el reportero a la otoñal mujer, Ramona, que ultimaba los detalles para trasladarse a temprana hora de este viernes a la zona arqueológica de Teotihuacán, Estado de México.
Su vestimenta es totalmente blanca -falda, blusa, tenis, sombrero o gorra-, a parte los lentes obscuros. Un aspecto más, mucha voluntad para cumplir otro año con la naturaleza, con el Astro Rey.
Ella, al igual que ocho amigas, entre comadres, cuñadas y vecinas, aceptó ser cuestionada sobre el particular y definió: “pos yo voy a ir a Teotihuácan para subir a lo alto de la Pirámide del Sol y cargar baterías para tener salud, dinero y bienestar… Lo demás es historia”.
Para subirla, con sus 64 metros de altura y una base de 224 metros, las personas tienen que hacer una larga fila de hasta tres horas, pero “le insisto, vale la pena”.
Es más, indica Raque, como le dicen sus amigas, es un viaje de 50 kilómetros para llegar aquí, saliendo desde la capital del país, pero vale la pena hacerlo, porque, reflexiona, “voy a vivir otro año más una experiencia que siempre la recomendamos, aunque los escépticos digan lo contrario. A nosotras nos vale una pura y dos con sal”.
Ramona, empresaria, confiesa a AL MOMENTO NOTICIAS la aventura que vive cada año cuando llega el equinoccio de primavera, “porque eso me da vida, me siento muy contenta, siento la vibra positiva que recorre, como dicen por ahí, aunque usted no lo crea”.
Hace acto de presencia su inseparable Amparo, quien también es creyente en la energía que recibe en Teotihuacán, considerada una de las zonas arqueológicas favoritas del público por su cercanía con el Distrito Federal.

ENRIQUE ORDOÑEZ/CUARTOSCURO.COM

Describe que desde hace días espera el 21 de marzo y le comenta a su esposo Delfino que le gusta ir a las Pirámides porque se siente bien, aparte de que es muy bonito paseo.
“Imagínese, el ir subiendo escalón por escalón, pisando piedra por piedra, siente que el cuerpo se le enchina, pero con buena voluntad alcanza uno la cima para cargarse de energía, aunque los incrédulos, esos escépticos, digan lo contrario”.
Ramona, de 59 años de edad, aceptó platicar con Al MOMENTO NOTICIAS, previa identificación, “se lo pido por seguridad, ya ve cómo andan las cosas. Bueno, hablo con usted -con este reportero- porque es gente seria, así me lo recomendó mi tío, con quien usted guarda una amistad de 15 años”.
Ella sirvió de contacto con el grupo de amigas que llegaron esta mañana a la zona arqueológica de Teotihuacán, en donde esperan, luego de “cargar las baterías”, darse un festín gastronómico.
No es para menos, añadió Adela, de 54 años de edad, vecina de Ramona, “todas vamos vestidas de blanco, cuando llegamos a la cima de la pirámide, alzamos las manos al astro rey, ahí recibimos la nueva energía.
Es una cosa maravillosa el vivir la experiencia, pero sí le aclaro una cosa, en alguien tenemos que creer y lo que hacemos es buscar la energía positiva”.
Y Victoria, otra cuarentona, comerciante, quien asegura que en este viaje increíble, se gasta sus ahorros, remata con una pregunta: “¿A poco usted no lo haría si tuviera un grupo de amigos que lo inviten año tras año?”.
Ahí, en Teotihuacán, describe Raquel, de 40 años edad, una de las más jóvenes del grupo, percibir el humo del incienso que surca por la calzada de los Muertos es verdaderamente un deleite, observar a cada persona, totalmente relajada, subir peldaño por peldaño de la antiquísima pirámide. La fe que guardamos cada una de nosotras se deja sentir frente a los rayos del sol, es verdaderamente, repito, una experiencia que se guarda los 365 años del año.
“Ahí invocamos al Creador para que nos dé fortaleza, salud y bienestar, lo demás como lo dijo mi comadre, es historia.
Para las amigas Ramona, Victoria, Adela y Raquel, la llegada de la primavera es un evento espiritual, donde el objetivo de cargar energía brinda la oportunidad para agradecer todo lo que tienen.
El contacto, Raquel, deja en claro: “cada quién habla como le va en la feria; a nosotras nos gusta ir a las pirámides. Y un baño de sol ni nos hace más pobres ni molestamos a nadie. Nosotras somos félices y ya. Lo que digan los amargados, ese es su problema, ¿no cree usted?”.
Los estudiosos consideran un mito que las personas “se carguen de energía” este 21 de marzo, pues no existe ninguna evidencia arqueológica, “allá ellos, porque a nosotros nos mueve la fe y como dice la iglesia “la fe mueve montañas, a nosotros ya nos movió y para allá vamos”.
Equinoccio Primavera.También recuerdan que al término de su acalorada visita a Teotihuacán, viene el “desquite gastronómico”, un pozole, el consome de barbacoa, las setas al ajillo, los guisos elaborados con conejo y codorniz, acompañados con nopales o xoconostles, y algunas otras especialidades más extravagantes, como “los exquisitos tacos de escamoles -caviar mexicano- que son larvas de hormiga, fritas en mantequilla y epazote, con huevo; además de los mixiotes, la barbacoa, las salsas de molcajete, las tortas, tacos, gorditas o hasta unos ricos frijolitos de la olla”.
El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) espera una afluencia de más de 70 mil personas en las pirámides del Sol y la Luna en San Juan Teotihuacán, con motivo del Equinoccio de Primavera.
Las autoridades indicaron que se controlará el número de personas que podrán subir a la cúspide de la Pirámide del Sol, por lo que se invita a los asistentes a no permanecer más de cinco minutos, ya que su capacidad de carga según los especialistas, es de apenas 300 personas por hora.
Aparte de ello, las tres instancias de gobierno, federal, estatal y municipal, establecieron un operativo de seguridad y vialidad para garantizar la integridad de los miles de creyentes que asistirán desde hoy hasta el domingo, aunque este viernes es el bueno.
Cabe recordar que Teotihuacán fue alguna vez la ciudad más grande de la América precolombina, un lugar cosmopolita con edificios monumentales únicos y una de las potencias culturales y económicas de la época.
Hoy, el grupo de amigas cumple el esperado anhelo de 365 días, tuvieron paciencia, intercambiaron opiniones, hablaron con sus respectivas parejas, iniciaron a temprana hora su viaje. El motivo, cargar energía y lo demás es historia.
AMN.MX/bo/jmg

Comentarios

comentarios

Loading...