Enfermedades cardiovasculares los enemigos silenciosos más agresivos de los mexicanos

0
284

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de octubre (AlmomentoMX).- Senadores de la República y especialistas hicieron un llamado a la Secretaría de Salud para que revise, a fondo, la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, e incluya elementos de prevención secundaria, diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado de pacientes con alto riesgo cardiovascular.

El presidente de la Comisión de Salud, Salvador López Brito, advirtió que las enfermedades cardiovasculares representan uno de los enemigos silenciosos más agresivos, que a nivel mundial son la primera causa de fallecimiento y en México responsables del 54 por ciento de las muertes que se registran cada año.

En la inauguración del Foro “Dislipidemias, enemigos silenciosos del corazón”, el legislador afirmó que padecimientos como la hipertensión arterial, enfermedades coronarias, accidentes cerebrovasculares o arritmias “no respetan edad, género, ni estrato socioeconómico”.

Dijo que a pesar de que la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes sí contempla algunos de los factores que pueden derivar en un alto riesgo cardiovascular, como son las dislipidemias, ésta se enfoca principalmente en la atención de la diabetes.

López Brito adelantó que en la sesión de este martes, se presentaría un punto de acuerdo, dirigido a los titulares de las secretarías de Salud y de Economía, así como las dependencias respectivas de las entidades federativas, a fin de que apoyen las acciones para detectar, prevenir y tratar estos pacientes.

Carlos Castro Sánchez, presidente Ejecutivo de Pacientes de Corazón, destacó que ya existen esfuerzos para visibilizar los diversos factores, como el sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión, que desencadenan las enfermedades cardiovasculares.

Señaló que aún no se han presentado iniciativas que pongan de manifiesto a las dislipidemias: altas concentraciones de grasa en la sangre, principalmente colesterol y triglicéridos, como factores determinantes para sufrir alguna afección o accidente cardiovascular.

El vicepresidente de la Fundación Mexicana del Corazón, Enrique López Mora, subrayó la importancia de “disminuir los costos sociales de la enfermedad”, pues detrás de cada padecimiento catastrófico “están las pérdidas personales, familiares y sociales no solamente en el ámbito sentimental sino en el económico”.

Efraín Arizmendi, director de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, consideró que existen las condiciones para lograr lo que dispone el artículo 4 de la Constitución, “que todos los mexicanos tenemos derecho a la salud”.

En opinión de Juan José Irazábal, presidente del Consejo Directivo de la Federación Mexicana de Diabetes, un país donde el 9.4 por ciento de la población tiene diabetes, “tiene una carga económica que está resultando brutal y que muy pronto se va a volver completamente insostenible”.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios