El Santo se enfrenta a las momias de Guanajuato en el CCE

4613

17 nov cceCIUDAD DE MÉXICO, 6 noviembre (Al Momento Noticias).- Las notas del surf te adentran, al famoso museo donde están las momias de Guanajuato y se encuentra Batán, el fantasma de un luchador del pasado que fuera vencido por un ancestro del Santo. Un siglo después llega el momento de vengarse, a través de estas momias que cobran vida y siembran el terror en la ciudad.

Santo vs. Las Momias de Guanajuato, es una de las películas más famosas de la larga lista de filmes de luchadores contra entes del más allá, para 1972 cuando esta película se grabó, ya diversos monstruos habían hecho fila para codearse contra las estrellas del pancracio, ya fuera Santo, Blue Demon, Mil Mascaras, el Cavernario Galindo, el Lobo Negro etc, así que no se podía dejar atrás un tipo de monstruo no solo típicamente mexicano sino que además tiene su propio museo, las momias de Guanajuato.

El gran atractivo de esta película no era solo las momias de inmenso tamaño (véase la momia estrella) sino el logro de juntar a los que son probablemente los tres luchadores mexicanos más famosos a nivel internacional, Blue Demon, Mil Mascaras y Santo a quien nos quedamos esperando toda la película mientras el Demonio Azul y Mascaras pelean con momias por todo Guanajuato, desde la calle hasta su mismo cuarto de hotel y es que las momias resultaron ser momios con muy buen gusto que persiguen sin cesar a Elsa Cárdenas arruinándoles toda oportunidad a los enmascarados de hacer sus propios avances con Elsita ¿Habrán sido las momias contratadas por Elvis Presley?

Al final resulta que un antepasado de Santo ya había peleado contra estas momias en la época de la Santa Inquisición, así que el Santo que todos conocemos llega a media película en su convertible con unas pistolitas de feria y en dos segundos, adiós momias. Esto es un poco anticlimático pero a final de cuentas Santo contra las momias vale la pena porque no hay nada más divertido que ver a hombres semidenudos caer en plancha sobre momias colosales.

En el famoso museo donde están las momias de Guanajuato, se encuentra Satán, el fantasma de un luchador del pasado que fuera vencido por un ancestro del Santo. Un siglo después llega el momento de vengarse, a través de estas momias que cobran vida y siembran el terror en la ciudad.

Esta es quizás la película de El Santo más famosa de todas pero que a la vez, no tiene tanto protagónico como en su época en blanco y negro; esto es porque comparte los titulares con Blue Demon y Mil Máscaras. Esta película nos sirve también para notar que las películas de luchadores comenzaban a cansar a los espectadores (por eso el uso de 3 leyendas de la lucha para atraer gente a los cines de aquel entonces) por sus temas repetitivos y finales predecibles (El Santo siempre gana, obvio). La contribución que hace al mundo de los zombies es el mostrarnos a unas “momias” (que de momificado sólo tienen el rostro, porque todo lo demás están ¡sin ninguna arruga y bien sanotas!) que son revividas con la ayuda de un científico loco (cual debe ser) y obviamente tienen la intención de destruir y vengarse de nuestros protagonistas porque siglos atrás un antepasado del Santo derrotó a Satán (en una era en que la lucha libre no existía como tal, ellos ya eran enemigos a muerte, ¿cómo la ven desde ahí?). Lo bueno de la película son los escenarios naturales de Guanajuato que ya los habíamos visto en otras peliculas, pero aquí de igual forma lucen entre tanta serie B y escenas ultra kitsch dignas de cualquier película del Santo (con compinches incluidos). Todo lo demás (actuaciones, historia, edición, etc.) es de cualquier película del Santo así que no nos asustemos, conservemos la calma y riamos con esta joya de la cinematografía de lucha libre nacional.

El filme “El Santo contra las momias de Guanajuato” lo podrás disfrutar, en el Centro Cultural España, musicalizado en vivo por la banda de surf  El Santo el 17 de noviembre a las 13 horas.

El CCE se ubica en República de Guatemala 18, col Centro. La entrada es libre.

AMN.MX/anp/fm

Comentarios

comentarios