DIARIO EJECUTIVO: Hace 40 años: el parto de UnoMásUno

0
714

Roberto Fuentes Vivar

    La noche en que uno más uno fuimos todos

    Cenegas, Industria, alcaldes, méritos, premios

Este martes 14 de noviembre se cumplen 40 años del nacimiento del diario UnoMásUno.

40 años de esa noche en cual nació un medio que revolucionó el periodismo en México. Una noche larga, como de parto, de cigarrillos y alcohol esperanzados.

40 años de una noche en que uno más uno fuimos todos, al unir las palabras y juntarnos en un solo nombre: UnoMásUno. Un grupo que nos fuimos formando primero en Prado Norte, desde julio de 1977, hasta esa noche en que la tinta de fundió de inmortalidad.

40 años de que un centenar de periodistas festejábamos el número uno del Uno, tomando un ron (la mayoría éramos roneros y frecuentábamos el África con nuestro jefe Marco Aurelio Carballo, aunque no faltaban los bebedores de brandy –tan en boga en esa época- o del whiskey que siempre estuvo presente) y acumulábamos esperanzas, como si fueran sueños.

40 años de que días antes, desde la redacción de Miguel Ángel 94, allá en Mixcoac, habíamos hecho dos números doble 00 y, si no me equivoco, 12 números 0. En uno de esos dobles ceros aparece una nota mía como principal, pero sin firma.

40 años de que esa noche Manuel Becerra Acosta bebía la tinta de los ejemplares como si fueran hálito de triunfo.

40 años de que una planta de 47 reporteros (no incluyo a otros periodistas mesa o de internacionales) hicimos historia -nos nombro en el orden en que aparecemos en los anexos del libro  “UnomásUno: victorias perdidas del periodismo mexicano (1977-1089)” de Genoveva Flores-:  Fernando Ramírez de Aguilar, Jorge Reyes Estrada, Víctor Manuel Juárez, Luis Gutiérrez, Jeanette Becerra Acosta, Amalia Farías, Mario Alberto Reyes, Fernando Belmont, Miguel López Saucedo, Rafael Cardona, Raymundo Riva Palacio (corresponsal en Washington), Antonio Andrade, Aarón Nakayama, Fernando Meraz, Pedro Cervantes, Roberto Fuentes Vivar, Andrés de Luna, Enrique Loubet Jr., David Siller, Abelardo Martín, Guillermo García, Luis Arenas, Jaime Avilés, Santiago González Nattall, Fernando de Ita, Susana Covarrubias, David Martín del Campo, Antonio Marimón, Luis Alberto Rodríguez, Carmen Lira, Agustín Gutiérrez C., Alejandra Ortiz, Germán Ramos Navas, Horacio Carril       , José Ureña (corresponsal en Jalisco), Roberto Vallarino, Kateri Aragón, Juliana López, Miguel Ángel Velázquez, José Manuel Frotuni, Elena Urrutia, Arturo Lomeli, Luis R. Botello, Guadalupe Irizar, Verónica Díaz (corresponsal en Acapulco), Julia Maciel y Rodolfo Roja-Zea.

40 años de que además de estos reporteros, muchos otros periodistas ya eran de esa familia periodística, pero se incorporaron más tarde a la nómina o al trabajo diario como René Arteaga, Memo Mora, Chalo Álvarez del Villar, Javier Molina, Alberto Aguilar, Jorge Hernández Campos, Hugo Cheix, Roberto Bolaños, Paty Zama, Mario García Sordo. Víctor Avilés, Ramón Márquez, Ramón Colombo, Carlitos Duayhe, Armando Satow, mi amigo Fernando Macías, Gregorio Rosas Herrera, Patricia Cardona. Ricardo del Muro, Blanche Petrich, Angélica Quesada, Carlos Ferreyra, Iván Restrepo, entre otros.

40 años de que la UNAM apoyó financieramente, por instrucciones del rector Guillermo Soberón, el nacimiento de un diario que cambió la forma de hacer periodismo en México.

40 años de que comenzaba a vislumbrarse el verdadero nuevo periodismo en nuestro país, en el cual se intentó conjuntar la literatura con el diarismo, con el quehacer de una noche de guardia o de una nota exclusiva.

40 años de una noche en que todos fuimos UnoMásUno y UnoMásUno fuimos todos. De una madrugada fría en la que Fernando Meraz salía de su alejado rincón junto a las ventanas de Miguel Ángel 94, en la que el gordoche Ramírez de Aguilar hacía bromas y lanzaba su bonhomía a todos los que éramos sus hermanos en ese entonces (además de sus verdaderos hermanos Emilio y Alma Rosa, quienes también estaban en la fiesta), en la que Marco Aurelio Carballo se relajaba unos minutos antes de retomar ideas para sus órdenes de información del día siguiente, en la que Abelardo Martín repartía nervios, en la que Reyes Estrada mostraba un relajamiento acorde con su personalidad, en la que Toño Andrade bromeaba con no poder pronunciar la eñe, en la que Luis Gutiérrez –guitarra en ristre- cantaba algún bolero (ahí estoy con él en una foto, que no tengo, pero la llegue a ver en nosedonde, cantando ese día), en la que Katery Aragón repartía sonrisas y los reporteros le mirábamos los ojos y algo más, en la que Cornejo se burlaba de su ronquera con su famoso “no me grites”, mientras que Charly Narváez me decía ¡salud hermanito!, en la que Amalia Frías hacía gala de su hiperactividad (meses antes ella y yo habíamos roto el silencio del expresidente Días Ordaz), en la que David Martín del Campo tenía aún rojas sus carreteras, en la que Carmen Lira hablaba por teléfono porque había una huelga que estaba a punto de estallar, en la que López Saucedo quizá rezaba, en la que Nakayama externaba su sempiterno mal humor y descontento, en la que Luis Botello se ponía los lentes para mirar de cerca las cuartillas, en la que Rafael Cardona ensayaba las palabras para volver exquisita la ironía,  en la que el Patán Velázquez vociferaba como si fuera de día, en la que Víctor Manuel Juárez ya no llenaba su cabeza con futbol americano sino con periodismo, en la que Jaime Avilés pensaba dos veces una palabra antes de pronunciarla en voz alta, en la que Rodolfo Rojas Zea mostraba su caballerosidad por todos los pasillos de la redacción, en la que Ramos Navas, Luis Alberto Rodríguez, Santiago González Natall, Mario Alberto Reyes y yo ya nos sentíamos como en casa -aunque éramos los ajenos de la historia de muchos-, en la que Hugo Leonel del Río adelantaba la encíclica Urbi Et Orbi, en la que el deporte se fundía con la cultura, en la que los huesos eran la estructura ósea que sostenía a la redacción, en la que corresponsales se juntaba con corrección de estilo, en la que la mesa era hermana de la dirección, en la que en el piso de abajo se hacían cuentas, en la que a mis espaldas estaba la oficina de Carlos Payán, en la cual había un diario que no manchaba las manos ni el nombre, pero que soñó con ser el primer periódico nocturno de México y no pudo por intereses ajenos, en la que decir periodismo era sinónimo de nombrar a UnoMásUno.

40 años de que se fundó un diario de referencia obligada, luego de que un año antes habíamos participado, muchos de quienes estuvimos en la fiesta, en la otra fiesta con los hermanos de Proceso.

40 años de que la nota era la nota y no un comercial, ni una propaganda partidista, de que una crónica era disfrute y un reportaje era, entonces sí, el género maestro. Periodismo se escribía con P mayúscula.

40 años de que todos los días leíamos las kilométricas órdenes de trabajo de Marco Aurelio Carballo, de que fotógrafos como Christa, Héctor y María y muchos otros rebozaban clics para ilustrar las primeras planas del día siguiente.

40 años de que se creó un nombre que fue orgullo: UnoMásUno. Un nombre que se fue desdibujando hasta ser hoy una caricatura mal hecha de hace cuatro décadas. Un nombre que fue adquirido como mercancía por un grupo de mercenarios del periodismo mexiquense, los Libien, que llegaron dando órdenes a los directivos (ahí estaba yo ese fatídico 20 de noviembre de 2002) para corromper la palabra periodismo y convertirla en extorsión. Un diario del que quedó un cabezal ametrallado, mientras que desde hace ya tres quinquenios los trabajadores y directivos estamos en una huelga que está a punto de concluir.

40 años de que el periodismo estaba vivo, de que palpitaba un corazón recién nacido, de que las venas de tinta nos corrían por las venas aún jóvenes. Dice el filósofo del metro: en cuatro décadas se murió un nombre propio y se convirtió en mierda.

 

Crónica de un ¿triunfo? anunciado

 

Hace unos días mencionaba en este espacio cómo, por la intervención de funcionarios de segundo nivel, una licitación del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenegas) estaba ya prácticamente decidida a favor de un contendiente, porque presuntamente hubo “mano negra” en el proceso.

Así sucedió y el pasado jueves se dio a conocer al grupo ganador de más de mil 200 millones de pesos correspondiente a la Licitación Pública Internacional Bajo la Cobertura de Tratados de Electrónica No. LA19TON999-E83-2017, referente al Servicio Administrado de Transportes de Datos para las Tecnologías Operacionales (Telco) del Cenegas.

Como lo explicaba (ahora sí que desde endenantes) la licitación estuvo plagada por anomalías y falta de transparencia. Resulta que empresas reconocidas a nivel mundial en este tipo de proyectos se vieron truncadas para participar, debido a que no tuvieron el apoyo por parte del fabricante Nozomi Networks, que en México es representado por la empresa Tacigo S.A. de C.V., de Enrique Fernando Azuara Sánchez.

Como lo anuncié, mandos medios de Cenegas pusieron en las bases requisitos técnicos que sólo cumplía esta empresa, lo que ha ocasionado el descontento de los otros participantes que seguramente presentarán recursos de inconformidad.

Resulta que sólo uno de los participantes, Apollo Comunications, fue la que cumplió con todos los requisitos. Lo más raro es que se trata de una firma prácticamente desconocida y que sólo opera en algunos sectores no en los relacionados con este proyecto.

Desde luego, la Auditoría Superior de la federación tomará cartas en el asunto, pero lo peor es que la imagen personal de David Madero, ya quedó afectada. Dice el filósofo del metro: sobre advertencia sí hay engaño, sobre todo opacidad.

 

Tianguis

 

La economía mexicana sigue mal y de malas, pues la tasa de crecimiento anual de la producción industrial significó una sorpresa negativa en septiembre para la mayoría de los analistas. En términos mensuales, disminuyó 0.4 por ciento y reflejó el efecto negativo de los desastres naturales que afectaron al país en septiembre, lo cual se evidenció principalmente por la fuerte contracción de la minería, debido a la caída en la producción de petróleo y gas. En tanto, la producción manufacturera se observó una leve contracción de 0.1 por ciento mensual, aunque esto arrojó un decepcionante resultado a tasa anual. Así, la contracción anual de la producción industrial llegó a 1.0 por ciento sobre la misma base ajustada, un resultado por debajo de las estimaciones… La Asociación Nacional de Alcaldes (Anac) consideró que el presupuesto de egresos para 2018 sigue fortaleciendo el centralismo y discriminando a los municipios y al verdadero federalismo. Los recursos para seguridad en municipios no fueron prioritarios y se mantuvieron sin incrementos. Incluso, la Anac señala que no comparte que el presupuesto desaparezca el Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal y explica que sólo cinco por ciento de las ampliaciones presupuestales para cultura llegarán los municipios. La Anac señala que 2018 será “otro año más en el que no se ha podido revertir la pirámide del presupuesto, donde de los montos de “Gasto Programable” asignados al gobierno federal, el 71 por ciento es destinado a la operación de las dependencias de gobierno, y solo el 29 por ciento para “Gasto no Programable” destinado al cumplimiento de obligaciones y apoyos, entre ellas: participaciones y transferencias para municipios”. Señala que los municipios del país entregaron 20 mil 598 solicitudes de proyectos a través de la Comisión de Desarrollo Municipal por un monto de 271 mil 007 millones de pesos, pero no fueron atendidos… La Secretaría de Desarrollo Social a través del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), dio a conocer los ganadores del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria la edición 2017. Los galardonados fueron Promotores de la Montaña de la organización CIPAN, AC, en categoría grupal; Rafael López López, en categoría individual y María De la Luz Ortiz Sebastián, de la categoría juvenil, además de las menciones honoríficas… El INEGI de Julio Santaella será anfitrión, de la novena reunión de la Conferencia Estadística de las Américas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que permitirá a los institutos de la región avanzar en la integración de la información estadística y geoespacial. Encabezados por la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, los especialistas compartirán desde una perspectiva regional, las mejores prácticas internacionales para la mejora de las estadísticas en temas sensibles como el agrícola y rural, además de que darán seguimiento a los Objetivo de Desarrollo Sostenible…  Otro reconocimiento internacional es que, en n el marco del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la delegación de México asumió la presidencia de la Comisión Interamericana de Desarrollo Social (CIDES)… Uno más es que  obras como la Torre Reforma en la ciudad de México, Concretus House en España,   Archeopark Pavlov, en República Checa, Túnel debajo del Río Vistula, en Polonia, o Ciudad de los Archivos, Edificio del Archivo Histórico de Oaxaca, fueron algunas de las construcciones galardonadas en 26 Edición de los Premios Obras de Cemex. El premio contó con 545 obras en su Edición México, y en su capítulo Internacional se registraron 70 proyectos de 17 países… Los empresarios Jaime Valencia y Carlos Cruz, de la Asociación Por el México que Deseamos hicieron un urgente llamado al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, para que acelere la demolición del edificio de Génova 33 el cual resultó severamente dañado con el sismo del 19 de septiembre,  provocando pérdidas económicas al sector superiores a los 52 millones de pesos, cerca de un millar de empleos en riesgo de desaparecer y la posibilidad de que la zona rosa se convierta en un “Pueblo Fantasma”… La Comisión Ejecutiva de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, Movimiento Nacional (CNPA), hizo un llamado al Gobierno Mexicano para atender las recomendaciones de la relatora de la ONU, Victoria Tauli-Corpuz en materia de derechos humanos y rechazó el paquete económico que el Gobierno Federal ejecutará para 2018 ya que se otorga un mayor presupuesto a instituciones “fraudulentas” como el Instituto Nacional Electoral (INE).

filosofodelmetro@yahoo.com.mx

Comentarios

comentarios