Crónicas de desamor, la trilogía de un misterio

0
313
Crónicas del desamor
Crónicas del desamor
Foto: Internet

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de noviembre (AlMomento MX).- Crónicas del desamor  es un preludio que homenajea a las mujeres y a la buena escritura, pues al reunir tres espléndidos relatos que tienen como protagonista a una mujer y que a la vez indaga en el dolor femenino con mano firme, son elementos que anticipan el poder de las letras plasmadas en las historias de Elena Ferrante.

Elena Ferrante es todo un misterio, pues detrás del nombre no se sabe qué hay, nadie puede asegurar que de verdad se trate de una escritora mujer u hombre, o simplemente de un alter ego.

Lo que sí es seguro es que pertenece al club de los escritores invisibles y que en 20 años ha publicado tres textos cortos: El amor molesto (1991); Los días del abandono (2002); y La hija oscura (2006), todos ellos recopilados en Crónicas del desamor.

“El amor molesto”, la primera de las piezas, narra la relación de Delia con su madre, Amelia. “Mi madre se ahogó la noche del 23 de mayo, el día de mi cumpleaños…”, escribe la narradora en la primera página, y de ahí en adelante todo será descubrir quién era realmente Amelia.
La segunda pieza, titulada “Los días del abandono”, cuenta la historia de una joven madre de dos hijos que de repente es abandonada por su hombre y tiene que enfrentarse a un nuevo modo de vivir. Sola en Turín, la mujer cae en una espiral de dolor que la paraliza, y Ferrante consigue que sintamos esa angustia de una manera casi corpórea: sus gestos, sus palabras, toda su piel es la pura expresión de un mal oscuro que va más allá de la traición, como si la tragedia griega se hubiera encarnado en el ánimo de una mujer de hoy.
Cierra la trilogía “La hija oscura”, donde encontramos a Leda, que se cree sola y libre en un pueblecito de playa, hasta que el encuentro con una familia muy peculiar la obligará a revisar las relaciones que ha mantenido con sus hijas y descubrir cuáles son los lazos que las unen.
Una y otra vez, una trama en apariencia banal se convierte en un arma en manos de Ferrante. Su modo de contar hace daño y alivia a la vez; eso quizá sea porque ahí estamos todos, aunque duela reconocerlo.

Crónicas del desamor es también el preludio ideal de la tetralogía. Dos amigas, compuesta por La amiga estupenda, Un mal nombre, Las deudas del cuerpo y La niña perdida, una saga que está triunfando en toda Europa, Estados Unidos y América Latina.

Crónicas del desamor
Crónicas del desamor
Foto: Cortesía

AMN.MX/kica

Comentarios

comentarios

Loading...